Bicicleta eléctrica
El profesor Holger Hermanns, director del proyecto. Foto: Saarland University press office

La futura bicicleta eléctrica: sin pedales y con ordenador

Ricardo Segura

Técnicos alemanes ensayan las tecnologías de las futuras bicicletas eléctricas controladas por ordenador en un prototipo de madera, sin pedales y basado en su precursora de hace 200 años.

El proyecto POWVER utiliza este prototipo de madera para probar las tecnologías controladas informáticamente que podrán combinar componentes de distintos fabricantes.

A veces, el porvenir se inspira en el ayer. Es el caso de una tecnología para bicicletas eléctricas que desarrolla la universidad alemana del Sarre, US, utilizando para experimentarla un vehículo denominado ‘draisiana’, propulsado por la fuerza muscular humana.

Los niños pequeños todavía utilizan algunas variantes de aquel velocípedo precursor de la actual bicicleta, también llamado ‘Laufmaschine’ (máquina de correr), “dandy horse” o bicicleta de equilibrio, que Karl von Drais desarrolló como alternativa a los desplazamientos a caballo que se tornaban demasiado caros y que este inventor alemán probó en una ruta larga en 1817.

Prototipo de madera

Doscientos años después, un equipo de investigadores en computación de la US ha fabricado en honor de von Drais un prototipo inspirado en la ‘draisiana’ y hecho de madera, al igual que el vehículo del inventor alemán, aunque equipado con motor eléctrico, batería, sensores y miniordenador.

Este sistema garantizará que el motor no supere los 25 kilómetros por hora (máximo permitido para las bicicletas eléctricas) y que su batería nunca se recaliente y pueda recargarse con igual rapidez con cualquier cargador, según los investigadores.

Sin pedales

“La ausencia de pedales en el prototipo de madera hace más difícil detectar y medir los movimientos del conductor mediante sensores”, explica a Efe Reportajes, el estudiante de doctorado Gereon Fox, uno de los investigadores de este proyecto, a cargo del control del motor.

Foto: Oliver Dietze

Pero al mismo tiempo, “la falta de pedales proporciona unas condiciones más interesantes de experimentación que ayudan a hacer más visible la robustez de la tecnología que estamos desarrollando, destinada a verificar que todos los componentes de una bicicleta eléctrica trabajen juntos correctamente”, añade Fox.

Por otra parte “la madera es más fácil de procesar que el metal, lo cual nos ayudó en la primera fase de construcción, y ofrece nuevas oportunidades para un diseño atractivo”, asegura a Efe este especialista en sistemas y software.

El marco o cuadro de esta bici experimental, excepto sus tornillos y los cojinetes y neumáticos de las ruedas, está fabricado con okoumé, una madera africana, de tono rosa salmón, con nervios finos que facilitan el darle forma, y que parece tener una excelente resistencia a la intemperie, según la US.

El asiento y el manillar están cubiertos con cuero, y algunas piezas pequeñas, como los soportes de los sensores de velocidad y aceleración, han sido impresas en 3D en otros materiales, de acuerdo a esta misma fuente.

Propulsión mixta

La antigua ‘draisiana’ no tenía pedales, por lo que el conductor la impulsaba con sus pies y, del mismo modo, el motor de la ‘bici’ eléctrica o e-bici de madera denominada “Draisine 200.0”, arranca cuando el conductor la impulsa hacia adelante empujando con sus pies sobre el suelo y, ya en marcha, le proporciona energía adicional al vehículo durante todo el recorrido, según se observa en un vídeo que se incluye al final del texto.

Los padres de la criatura en madera son Holger Hermanns, profesor de ciencias computacionales del Sarre y especializado en el desarrollo de un software, junto con el ingeniero belga Dries Callebaut y esta experiencia está enmarcada en el proyecto POWVER .

La bicicleta no experimenta vibraciones intensas y está equipada con su pedal de freno en la rueda delantera y el motor eléctrico que va instalado en la rueda trasera.

El motor de 200 vatios (W) recibe su electricidad de una batería de 750 gramos y está conectado mediante un cable conectado a un miniordenador alojado en el cuadro del asiento de la e-bici, que controla el motor con la asistencia de un sensor de velocidad.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

Fiesta Bici Movistar

Más de 70.000 personas disfrutan de la Fiesta de la Bici Movistar

Más de 70.000 personas han podido disfrutar este domingo de una jornada deportiva acompañados de sus bicicletas para celebrar la 39 edición de la Fiesta de la Bici Movistar.