dakar 2018 nani roma
Nani Roma durante la tercera etapa del Dakar 2018, antes del accidente que le obligó a abandonar. Foto EFE

El Dakar 2018 acabó para Nani Roma, pero sin ningún hueso roto

El piloto catalán Nani Roma acabó su participación en el rally Dakar 2018, tras el accidente sufrido en la tercera etapa, aunque su estado de salud es bueno y no tiene ningún hueso roto.

Roma fue trasladado en helicóptero hasta un hospital de Perú, tras acabar el tramo cronometrado en el que se accidentó a 500 metros de la llegada. Al piloto de Mini se le están practicando diferentes pruebas, a la espera de que los médicos decidan si tiene que permanecer en el centro médico o puede ser dado de alta.

Y es que aunque no tiene ningún hueso roto, si tiene un fuerte dolor muscular en la espalda, especialmente en la zona de los hombros, indicaron fuentes de su equipo.

A 500 m. del final

dakar 2018 nani roma
Nani Roma en una camilla tras el accidente sufrido en la tercera etapa del rally Dakar 2018. Foto Dakar 2018

El accidente se produjo a quinientos metros de concluir un tramo cronometrado de 296 kilómetros en la tercera etapa del Dakar, entre Pisco y San Juan de Marcona. El vehículo atravesó una zanja, al parecer, que no estaba señalizada en el libro de ruta, cuando circulaba a gran velocidad por la pendiente de una duna. El Mini dio varias vuelta de campana. A pesar de la dureza del accidente, Roma se recompuso y concluyó el tramo.

Fue entonces cuando los médicos decidieron su traslado a un centro médico, por lo que no pudo completar los 208 kilómetros de tramo de enlace que le quedaban hasta el campamento ubicado en San Juan de Marcona.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

Laia Sanz ktm Dakar

Laia Sanz se recupera; Cristina Gutiérrez y Rosa Romero llegan a duras penas

La motociclista española Laia Sanz (KTM) reveló que su motivación por hacer un buen Dakar está intacta tras recuperar en la tercera etapa el tiempo que había perdido en el día anterior, mientras que las otras dos españolas en competición, Cristina Gutiérrez y Rosa Romero, llegaron a duras penas.