Isidre Esteve Dakar cojín inteligente
Lo que más le enorgullece a Esteve es que el cojín se va a comercializar próximamente para ser útil a otras personas. Foto Repsol Team

Isidre Esteve, orgulloso de poder ayudar con su cojín inteligente

El piloto catalán Isidre Esteve (Repsol), que terminó vigésimo primero el Dakar 2018, el segundo español tras Carlos Sainz en coches, con su vehículo adaptado, se muestra orgulloso de que el cojín inteligente que ha utilizado esté disponible próximamente para a otras personas que van en silla de ruedas.

“Casi todos los que tenemos problemas de movilidad y vamos en silla de ruedas llevamos un cojín de aire estático entre nuestro cuerpo y la silla. Nosotros desarrollamos un cojín que va más allá porque pasamos a uno de aire dinámico“, revela el piloto ilerdense en una entrevista en la sede de EFE.

Esteve añade: “Nos pusimos a trabajar con medicina especializada y del deporte, con el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat y el Hospital Universitario Valle de Hebrón, y diferentes empresas del motor la química y la maquinaria industrial”.

El desarrollo de este cojín le permitió volver al Dakar porque fue en 2009 sin él y le provocó dos úlceras por presión que hicieron que estuviese un año y medio en cama. A raíz de esta experiencia Josep María Lloreda, presidente de KH7, le propuso volver al Dakar y se pusieron a trabajar en el cojín inteligente.

Gran innovación tecnológica

Según explica el piloto de 45 años, el cojín está dividido en ocho zonas, de más conflictivas a menos, dotadas de sensores de presión y microválvulas. y está fabricado con látex médico y velcro.

Isidre Esteve se interesa por la información de practicodeporte.com. Foto EFE

“Nosotros establecemos en cada zona una presión mínima y otra máxima y cuando el cojín funciona y estás corriendo la etapa está en continuo movimiento. Como tiene sensores de presión el cojín nunca tiene más presión de la establecida a pesar de que variemos de altura, se va adaptando. El cojín lo que hace es acelerar la irrigación sanguínea de todo el tejido que está presionado y esto te permite estar más horas sentado previniendo la aparición de la úlcera por presión”, revela Esteve.

Lo que más le enorgullece al piloto de Oliana es que el cojín llegue al mercado. “Vamos a hacer una presentación en abril con tres modelos diferentes para poder cubrir diferentes necesidades y llegar a un público distinto. El cojín se llamará Nublo, lo va a comercializar una empresa de Gerona que se llama OKM y lo hará a nivel mundial”.

Inseparable con Txema Villalobos

“Para nosotros es un proyecto que tiene todo el recorrido ya que está probado en la carrera más dura del mundo y que ahora ayude al nivel de vida de la sociedad es lo importante”, señala Esteve que ha competido acompañado de su copiloto Txema Villalobos, “somos como una familia”, detaca

En 2017 ya compitió en el Dakar con este cojín inteligente y este año inician un ensayo clínico con el Hospital Universitario Valle de Hebrón con 40 usuarios y distintos problemas para que llegue con las mayores garantías al mercado.

“Estamos muy contentos con esto. Además este proyecto se ha financiado mediante donaciones de empresas y particulares y con aportaciones del patronato de la Fundación Isidre Esteve, por lo que no hemos necesitado de la financiación de un tercero que encarecería el precio de salida al mercado ya que en este caso estaríamos obligados a retornar ese crédito”.

Muy satisfecho del puesto 21

En cuanto a la competición, Esteve está muy satisfecho de haber terminado en el puesto 21. “Ha sido un Dakar muy complicado en Perú y en Bolivia y Argentina ha sido duro también porque ha habido muchas horas de carrera. Además, en Bolivia se complicó porque en algún río había más agua de la que esperábamos”.

Esteve puede calibrar con un ordenador las prestaciones del cojín. Foto Repsol.

El piloto del Repsol Rally Team reconoce que lo que más le ha costado son las dunas de Perú. “Eran muy exigentes e incluso creíamos que no lo podíamos hacer pero encontramos una buena puesta a punto del coche, sobre todo con la presión de los neumáticos. La experiencia y no tener miedo también nos ayudó”.

El coche adaptado que conduce ha sido construido con el reglamento del Dakar. “A nivel mecánico no hay ninguna diferencia la única que es notable es que yo llevo los mandos en el volante, llevo tres aros para incorporar el freno mecánico y el acelerador electrónico. Además en el cambio secuencial llevo un gatillo como si fuera el embrague de una moto que lo utilizo para poder arrancar”.

Pensando en 2019

Esteve es optimista para el futuro.  “Si todo funciona como está planificado estaremos en el Dakar 2019 y haremos un preDakar para llegar en las mejores condiciones posibles. Tenemos un coche y un equipo con muchísimo potencial, por lo tanto vamos a mejorarlo.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

Isidre Esteve Dakar 2018

Isidre Esteve empieza el Dakar 2018 con "buenas sensaciones"

El piloto español Isidre Esteve, que padece una paraplejia por un accidente de moto ocurrido hace casi once años, ha empezado con "buenas sensaciones" el Dakar 2018 en su intento de terminar entre los 20 mejores, aunque en la primera etapa sufrió varios contratiempos.