Nadal Carla Suárez Abierto Australia
Rafa Nadal y Carla Suárez, únicos supervivientes españoles en el Abierto de Australia.

Rafa Nadal y Carla Suárez esquivan trampas y ya son cuartofinalistas

Tanto Rafa Nadal como Carla Suárez, dos estandartes del tenis español, llegaron al Abierto de Australia entre algodones, con dudas y la incertidumbre del qué pasará. Una semana después, ambos sacan el puño y la sonrisa después de haber certificado su clasificación entre los ocho mejores.

Y lo han logrado después de superar dos campos de minas llamados Diego Schwartzmann y Anne Kontaveit respectivamente. En una jornada en la que cayó Pablo Carreño a manos del croata Marin Cilic, Nadal y Suárez pusieron el brillo a un tenis español que puede seguir presumiendo de mantenerse en la élite en cada torneo.

Inagotable Nadal

El número uno del mundo se vio obligado a dar lo mejor de sí mismo ante el aguerrido Schwartzmann, quien ofreció un recital de golpes de fondo de pista ante una gran versión del manacorí. ‘El peque’ -conocido así por su estatura- fue capaz de igualar el partido a través de los intercambios, algo de lo que pocos pueden presumir ante Nadal. Él lo hizo durante buena parte del choque, aunque tuvo que terminar doblando la rodilla en el cuarto parcial (6-3, 6-7, 6-3 y 6-3).

Ha sido la primera vez en el torneo que Nadal ha perdido un set. Y lo ha hecho única y exclusivamente por el buen hacer de su rival, excelso especialmente en ese segundo parcial, durísimo y resuelto en un intenso tie break por el argentino. Con el partido igualado a un set, Nadal fue capaz de ofrecer su mejor tenis, de encarrilar pronto el tercer set y no dejar que la confianza de Schwartzmann fuera creciendo.

Al final, brazos en alto, el campeón de 16 ‘grandes’ celebraba su regreso a otros cuartos de final de un Abierto de Australia en el que busca su segundo título. De ganarlo, Nadal habría ganado dos veces cada uno de los ‘major’ del tenis.

Frenética Carla Suárez

Por lo que respecta a Carla Suárez, su partido pareció un guion dirigido por el mismo Alfred Hitchcock. Nada ni nadie hacían prever el final que tuvo después de los primeros 40 minutos, cuando la estonia gobernaba en el marcador, en las sensaciones y sobre la pista (6-4, 4-1). Sin embargo, la Carla Suárez de 2018 no da su brazo a torcer, todo lo contrario. Dio un paso adelante y giró el encuentro.

Kontaveit es una de esas jugadoras que ofrece poco ritmo, que juega a pocos golpes, y eso es algo que no favorece el tenis de la canaria. Con esto en la cabeza, cuando se vio con el partido prácticamente perdido, la española empezó a tirar más fuerte, a dar más altura a la bola, algo que descolocó a su rival, que cambió los ganadores por los errores no forzados.

La estonia, cabeza de serie número 32, perdió dos oportunidades de 5-3 en el segundo y cuando Suárez ya le respiraba en el cogote el miedo hizo el resto en ese segundo parcial. Llegaron las dudas y con ellas, las dobles faltas. A eso se unió la mejor versión de Carla, que empezó a dominar el encuentro gracias a su gran derecha. 

Un final de película

Cuando el partido daba la impresión que estaba donde la pequeña española quería, esta no fue capaz de rematarlo de inicio. Tuvo opciones de romper en los primeros servicios de Kontaveit en el tercero. Pero se evaporaron. Y el momento de la verdad llegó conforme se acercaba el final del set. La estonia rompía a Suárez con 4-4 y sacaba para ganar el encuentro. Y ahí, en la hora de la verdad, en el todo o nada, sobre la pista se alargó la sombra de Carla, desatada hasta el final. Se recompuso, igualó el set primero y después lo acabó cerrando por 8-6.

Tanto Rafa Nadal como Carla Suárez ya están en cuartos, entre los ocho mejores. El balear se enfrentará a Marin Cilic, verdugo de Pablo Carreño en un gran partido, mientras que la canaria lo hará ante la segunda del mundo, la danesa Caroline Wozniacki.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

españoles sobreviven Abierto Australia

Nadal, Carreño y Carla Suárez, primeros españoles en octavos de Australia

Rafa Nadal, Pablo Carreño y Carla Suárez completaron un gran pleno para el tenis español en la quinta jornada del Abierto de Australia y los tres sellaron su billete para los octavos de final del torneo.