resumen tenis español 2017
Nadal y Muguruza, protagonistas de una de las fotos históricas del deporte español. Foto Archivo EFE.

Nadal y Muguruza, protagonistas de un 2017 tenístico estelar

Israel Molina

Con la anecdótica derrota de Pablo Carreño ante Grigor Dimitrov en las ATP Finals, los tenistas españoles han cerrado, de forma oficial, la temporada 2017, un año inolvidable marcado por la excelencia que han mostrado los dos principales representantes, Rafa Nadal y Garbiñe Muguruza.

De hecho, su inagotable talento y su cuenta de resultados han olvidado otras muchas proezas del tenis patrio. Lo de Nadal ni sorprende ni deja de ser asombroso. Enterrado por unos y retirado por otros, la vuelta a la élite de un deportista como el balear solamente era cuestión de tiempo. Todo lo demás lo pone él. Y todo eso se fundamenta en un pilar fundamental, el trabajo.

16 Grands Slams de Nadal

Toni Nadal, tío y entrenador histórico del tenista, le entregó este año el trofeo de su décimo Roland Garros. Foto Archivo EFE.

De su raqueta han llegado los mejores resultados del tenis español. Como si tal cosa, ha ganado dos Grand Slams -el quince y el dieciséis en su cuenta personal- que han sido Roland Garros -el décimo- y el Abierto de Estados Unidos -el tercero-. Solamente tiene a Roger Federer por delante y ha dejado atrás a leyendas como Pete Sampras, Bjorn Borg o el propio Novak Djokovic, semi desaparecido en este 2017.

“Con lo que he ganado este año, sería muy arrogante decir que no ha sido una buena temporada”, manifestaba el doble campeón olímpico a su vuelta a Mallorca. Y es que si impresionantes son sus números dentro de la pista, qué podemos decir de sus valores fuera de ella, todo un ejemplo para niños y jóvenes y todo un orgullo para el deporte español.

Nadal ha ganado seis torneos en 2017, entre ellos, dos Grand Slams

Pero volvamos a sus números. Además de los dos ‘Grandes’, Nadal ha estado en la segunda semana de los otros dos -finalista en Australia ante Federer y se quedó en los octavos del complicado Wimbledon-, ha ganado dos Masters 1000 –Madrid y Montecarlo– y también se ha impuesto en otros dos de categoría 500 –Barcelona y Pekín-.

Triunfos a los que puso la guinda colaborando con el equipo europeo que se llevó la primera edición de la Laver Cup y con el número uno del mundo. Todo esto para terminar con un balance surrealista de 67-10, recordando los números de aquel niño que sacudió los cimientos de este deporte por allá por el 2005, hace más de una década.

Muguruza ya es leyenda

Y hablando de números uno, hay que detenerse en la figura de Garbiñe Mugurza. La española ha completado en 2017 su mejor temporada, ganando en Londres su segundo Grand Slam -Wimbledon-, llegando a su anhelado número uno del mundo y llevándose para casa también el Premier Mandatory de Cincinnati, en cuya final arrasó a la rumana Simona Halep, quien a la postre, ha terminado el año como primera raqueta mundial.

Muguruza, reina en Londres. Foto Archivo EFE.

De hecho, el tenis español ha vivido en 2017 un momento histórico y que ya forma parte de la memoria de todos. Y es que nunca se había dado que el tenis español liderara la ATP y la WTA, un récord que Nadal y Muguruza han ventilado, regalando una foto para el recuerdo de todos. Una de esas cosas que los que lo hemos vivido contaremos a hijos y nietos.

Pablo Carreño ha pisado en 2017 sus primeras semifinales de Grand Slam

¿Y más allá de ellos? Pues muchas cosas, la mayoría buenas. La principal protagonizada por el gijonés Pablo Carreño. Aunque ha pasado casi desapercibido por la alargada sombra del pupilo de Carlos Moyá, el asturiano ha explorado tres nuevos escenarios; las semifinales del US Open -cayó ante Kevin Anderson-, el Top Diez mundial y las ATP Finals, torneo en el que entró como reserva tras la retirada de su compañero y amigo Rafa Nadal.

Del tenis masculino hay que destacar las figuras de Roberto Bautista, que ha vuelto a coquetear con los mejores del mundo durante una buena parte de la temporada, David Ferrer, pese a sus idas y venidas, fue capaz de recordar algunos meses al jugador que siempre ha sido e incluso Fernando Verdasco o Feliciano López, veteranos de mil batallas, han tenido momentos puntuales de brillo.

Brotes verdes

Y no solo eso, sino que los jóvenes que vienen por detrás se van consolidando, van creciendo al ritmo que toca. Es el caso de Alejandro Davidovich, campeón del júnior de Wimbledon y Nicola Kuhn, finalista júnior de Roland Garros. Dos tenistas que, visto lo visto esta temporada, están capacitados para dar un nuevo salto en 2018.

En el tenis femenino, al margen de Muguruza, no ha sido una temporada sencilla para Carla Suárez. Aquejada de lesiones y problemas varios desde el inicio, la canaria no ha logrado sacar su mejor tenis, algo que seguro logrará en 2018, con una pretemporada normal y con los problemas olvidados ya en el baúl de los recuerdos. Las que sí han crecido y mejorado mucho son las que vienen por detrás, especialmente Lara Arruabarrena y Sara Sorribes.

Así pues, toca cerrar la página de 2017, toca descansar y recuperarse de un año intenso, satisfactorio casi siempre y mágico en los momentos puntuales. Y pensar ya en el año 2018, que será igual de apasionante que el que termina. Y del que toca desear que sea, por lo menos, igual de bueno que este que termina.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

nadal mejor tenista 2017

Rafa Nadal ya es el mejor tenista del mundo de 2017

Rafael Nadal se asegurado este miércoles acabar 2017 como el mejor tenista de 2017, una gesta que repite por cuarta vez.