Ruth Beitia Adel Mechaal
Ruth Beitia, feliz por estar en una nueva final. Foto EFE.

Beitia y Mechaal cumplen dando un paso al frente por el equipo español

Israel Molina

Ruth Beitia en salto de altura y Adel Mechaal en los 1.500 metros fueron las dos grandes alegrías del equipo español en la jornada de este jueves en los Mundiales de Atletismo de Londres. Ambos avanzaron de ronda, la cántabra a la final y el catalán a las semifinales.

Y hay que felicitarse por su actuación, puesto que el resto de representantes españoles cayeron eliminados en sus respectivas pruebas. No fue una jornada fácil como no está siéndolo todo el campeonato. Sin embargo, Beitia y Mechaal cumplieron con lo que se esperaba de ellos, como no podía ser de otra forma.

Beitia, seguro de vida

La campeona olímpica hizo contener el aliento a toda España. Ha llegado entre algodones, con dudas y con miedos, “a ciegas” como ella misma explicaba en la previa. Sin embargo, siempre garantiza algo, experiencia, confianza y competitividad. De todo ello tiró cuando lo necesitó, es decir, cuando tenía que afrontar su tercer intento sobre 1.92 con dos nulos a las espaldas. Por supuesto, lo logró y certificó su trigésima final en treinta cinco diferentes campeonatos. Ahí es nada.

Mechaal ejerció de líder del 1.500 clasificándose y reservando para las semifinales

Adel Mechaal ya está en semifinales. Foto EFE.

También se vio bien a Adel Mechaal, que corrió dando sensación de solidez y sabedor de la dureza de la prueba. Se mantuvo agazapado en el interior del grupo, dejando el trabajo sucio para el resto, que aceleraban la serie para intentar pasar por tiempos. Mechaal cambió a falta de 500 metros, alcanzó los puestos de cabeza y ya no se movió de ahí. Empezó a hacer cuentas a falta de 200 y no vio necesidad de correr más. Lo hizo sencillo. Y más sabiendo que este viernes deberá afrontar unas muy exigentes semifinales.

No corrieron la misma fortuna los otros dos españoles que compitieron en los 1.500 metros. Fuera de forma se vio a David Bustos, finalista hace un año en Río. Siempre atrás en una carrera lenta -como le gustan- para terminar sin cambio al final. Fue repescado a última hora y se vio que 2017 no le ha querido sonreír. Algo mejor estuvo el joven Marc Alcalá, que trató de acelerar la serie en cabeza y esperó tener fuerzas para un cambio final que nunca llegó.

Ana Lozano y Esther Guerrero

Ni Ana Lozano ni Esther Guerrero tuvieron la suerte que, probablemente, merecieron. Ambas estuvieron donde tenían que estar pero el resto de rivales fueron mejores. Lozano, campeona en la Copa de Europa de Lille, mejoró su marca persona, algo que no fue suficiente ante un 5.000 plagado de africanas de enorme nivel. Resistió su empuje pero en el último 600 se quedó y no fue capaz de meterse por tiempos, aunque peleó hasta el final.

Guerrero, por su parte, ofreció su mejor versión en la segunda serie de los 800 metros. Sabedora de la dificultad que tenía pasar por puestos, intentó acelerar la carrera situándose en cabeza. Lo hizo pero eso la dejó sin cambio al final. Para colmo de males la carrera no fue lo suficientemente rápida y no pudo pasar por tiempos. A pesar de ello, se marcha de Londres orgullosa.

Torrijos no tuvo un buen día y saltó menos que en la calificación

El otro representante español de la jornada fue Pablo Torrijos en triple salto. El castellonense, que ofreció una gran versión en la calificación volando hasta los 16.80 metros, no encontró el camino en la final. Acabó a veinte centímetros de su marca de hace dos días en una prueba que volvió a ganar el estadounidense Christian Taylor. Así, Torrijos no pudo certificar la tercera plaza de finalista para una delegación española que no termina de arrancar en este Campeonato.

Por lo que respecta al resto de pruebas destacó la habitual sorpresa diaria, hecha esta vez por el turco Guliyev en los 200 metros. Mientras Makwala y Van Niekerk acaparaban los flashes y las miradas, el otomano aprovechó para ganar y hacer saltar la banca.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

beitia enigma londres 2017

El enigma Beitia

Que Ruth Beitia es una de las bazas españolas para conseguir una medalla en los Mundiales de Londres 2017 es un hecho. Al igual que su estado de forma es un enigma.