Txikon Everest sin oxígeno
Alex Txikon y el Everest, un matrimonio condenado a entenderse. Foto Alex Txikon.

Alex Txikon ya está en el Everest; instala el campo base más alto

El alpinista vizcaíno Alex Txikon ya se encuentra en el campo base del Everest, que este año montará más arriba que en la expedición del año pasado, con el objetivo de ahorrar trabajo pese a la mayor altitud.

De hecho, en 2017 lo hizo a 5.250 metros y aunque todavía no saben la altura exacta de esta edición, sí aseguran colocarlo más arriba, más cerca de la famosa cascada de hielo de Khumbu. Se trata de un sitio más alto pero también más soleado y confían en tener todo montado entre este miércoles y este jueves.

Reto impresionante

El reto de Txikon es impresionante. Si ascender el Everest en verano ya es complicadísimo, hacerlo en invierno es ir un paso más allá. Pero es que no contento con eso, el montañero tratará de coronar sus impresionantes 8.848 metros sin ayuda de oxígeno artificial, un desafío que no pudo completar hace un año.

Hasta el momento la expedición ha gozado de una climatología benigna, con la mayoría de días soleados. Esto les ha permitido disfrutar de todo el recorrido, pero ahora es cuando llega lo complicado, la parte dura y exigente.

En el intento fallido del año pasado le jugaron una mala pasada el equipaje y las temperaturas extremas, algo que espera no le vuelva a suceder en esta segunda tentativa. Él mismo ha explicado que cree que merece una “segunda oportunidad” y ha reconocido haber aprendido de los errores pasados y estar con muchas ganas, ilusión y, sobre todo, con un gran respeto hacia la montaña y la naturaleza.

Lo que está claro es que Txikon sabe perfectamente lo que se va a encontrar en la emblemática cordillera del Himalaya y ante el techo del mundo. De hecho, es como su segunda casa ya que siempre ha estado muy ligado a estas esplendorosas montañas.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

Txikon Everest

Txikon desiste de ascender al Everest

Alex Txikon, que pretendía conquistar la cima del Everest en invierno y sin oxígeno artificial, ha descendido al campo base y ha dado por finalizada la expedición, renunciando a la cumbre.