Valverde Volta Comunitat Valenciana
Valverde, setenciando la Volta en la subida de Cocentaina. Foto EFE.

Valverde se siente “igual o mejor que el año pasado”

El ciclista español Alejandro Valverde no solo acaba de ganar su tercera Volta a la Comunitat Valenciana imponiéndose en dos de sus etapas, sino que el mismo ya reconoce que ha vuelto “igual o incluso mejor que el año pasado”.

“Es increíble. No sé si he vuelto igual o incluso mejor y eso que el inicio del año pasado fue el mejor de mi carrera. Este año va todo muy bien, me estoy encontrando fenomenal y está respondiendo todo a la perfección“, ha reconocido el murciano, feliz con su victoria en las carreteras valencianas.

Victoria en su segunda carrera

Y es que, tras la lesión que se produjo en la pasada edición del Tour de Francia, nadie sabía a ciencia cierta cómo sería su regreso a la competición. Y la realidad ha sido que ha vuelto como siempre, ganando. En su segunda carrera, tras la Challenge de Mallorca el ciclista ya ha pisado lo más alto del podio.

No se si me han puesto un par de caballos más con los tornillos”, bromeó tras su victoria en la etapa reina de la carrera, en la que sentenció la general.

Pese a que ya hace catorce años de su primer triunfo en la Volta, Valverde ha confirmado que volver a ganar la carrera le ha hecho “especial ilusión. Aunque lógicamente es distinto a 2004. Sigo teniendo las mismas ganas, pero entonces quería hacerme un nombre en el ciclismo”.

El año del Mundial

El corredor de Movistar, que este año ya ha confirmado que uno de sus grandes objetivos será el Mundial de Innsbruck, ha querido también dar las gracias al equipo y a todo el mundo que ha estado pendiente suyo en los siete meses de recuperación.

Así pues, Valverde no solo ha vuelto, sino que lo ha hecho como se fue, ganando y haciendo disfrutar a todos los aficionados al ciclismo.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

Froome Contador

El dopaje empaña a Froome y Contador se despide

El británico Chris Froome, después de iluminar su palmarés con el cuarto Tour y la primera Vuelta, se oscureció por el positivo por salbutamol en la ronda española, cerrando así el año entre serias dudas ante una posible sanción.