La española Laia Sanz durante una visita a Efe

Laia Sanz, contra la “mala imagen de los motoristas” en materia ambiental

“Hay gente que tiene una mala imagen de los motoristas” pero en general “somos personas que queremos mucho la naturaleza y a mí, particularmente, me gustan mucho los animales e intento respetar donde vivo y donde viajo”, ha asegurado a Efeverde la piloto de trial, enduro y rally española Laia Sanz.

La hexacampeona del Rally Dakar en la categoría femenina de motos es, junto con el también piloto español Marc Márquez, parte del grupo de embajadores ambientales de la Federación Internacional de Motociclismo (FIM), que busca incentivar el respeto al medioambiente en los encuentros deportivos, además de limpiar la percepción de que los deportes de motor dañan gratuitamente a la naturaleza.

“Hace ya años que la FIM seleccionó a varios pilotos representativos de cada especialidad y nos propuso para esta labor“, ha señalado la deportista que en cada prueba trabaja “siempre en el reciclaje, con la gente que va a los circuitos y con nuestros seguidores en las redes sociales“.laia-sanz

En su caso, más de 311.000 personas siguen su perfil oficial en Facebook, donde hay además varias páginas de fans, mientras que en Twitter supera los 93.000.

Sanz ha asegurado que existe “una imagen de nuestra profesión que no es cierta, la de que ensuciamos por sistema“, pero “yo he visto en la montaña cómo la gente tiraba botellas o papeles y luego culpaba a los motoristas de hacer daño a la naturaleza“, cuando “en mi caso, soy yo quien recojo basura y luego la tiro en casa“.

Ganadora de trece mundiales y diez europeos de trial, cuatro mundiales de enduro y seis veces vencedora del Trial de las Naciones, afirma ser una verdadera “amante de la naturaleza“, donde además de disfrutar de las motos, también practica habitualmente la escalada, el senderismo y la bicicleta, monta a caballo e incluso hace submarinismo.

“Mi vida sucede en gran medida al aire libre, me siento muy afortunada de que mi trabajo no sea estar en un despacho“, ha insistido porque, si tuviera que trabajar sentada en una oficina, probablemente “me moriría, estoy acostumbrada desde pequeña a vivir en la naturaleza“.

Por ello apoya la promociólaia-sanz1n y protección de los espacios verdes y los parques naturales como sucede con la Red Natura 2000, el conjunto de áreas protegidas de conservación de la biodiversidad en la UE y la más grande de este tipo en el mundo, que implica una labor “muy importante para la naturaleza y para todos nosotros“.

El uso del agua es una de sus principales preocupaciones, adquirida “gracias a la educación que he recibido en casa“, y por ello recomienda adquirir “pequeños hábitos que, aunque no lo parezca, tienen un efecto como por ejemplo cerrar el grifo cuando te lavas los dientes, en lugar de hacer como algunos que lo dejan abierto a tope“.

Otra de sus causas medioambientales pasa por evitar el desperdicio de alimentos, algo que se ha convertido casi en una “manía” y que incluye “hacer la compra bien, para que no me queden cosas caducadas en la nevera…, algo difícil, viajando tanto“.

Además, Sanz es una apasionada de los animales y promueve su adopción; de hecho, ella tiene tres mascotas, “las tres son recogidas, se encontraban en situación de abandono“.
Iniciativas FIM

Entre las iniciativas del FIM para la protección medioambiental figura el “Kiss Motorland“, que procura alimentar la conciencia ecológica entre los aficionados que asisten a las pruebas con una mochila, un folleto explicativo y tres bolsas de basura para cada desecho: orgánico, papel y plástico.

Para 2016 “de momento no ha sido convocada ninguna actividad concreta pero de seguro que se organizará algo“, ha asegurado Sanz que, de todas formas, continuará con su trabajo de “explicar y transmitir cosas que pueden ayudar al medioambiente“.
practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

márquez pedrosa bou acoso escolar

Márquez, Pedrosa y Bou regresan al colegio contra el acoso escolar

Los pilotos de Repsol Marc Márquez, Dani Pedrosa, Toni Bou y Takahisa Fujinami regresaron a las aulas, esta vez a las del colegio Salesianos Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza para concienciar a los jóvenes sobre la importancia de luchar contra el acoso.