Astrid Fina Vic González
Víctor González ha cumplido en PyeongChang su sueño de participar en unos Juegos Paralímpicos. Fotos: Maikel Helsing/CPE/EFE

Astrid Fina y Vic González concluyen los Juegos lejos de las medallas

David Ramiro. PyeongChang

La rider barcelonesa Astrid Fina terminó su participación en los Juegos Paralímpicos de PyeongChang con un sexto puesto en el eslalon de snowboard que le otorga un diploma, mientras que el asturiano Víctor González acabó duodécimo lejos de las medallas.

Astrid Fina, flamante medallista de bronce en snowboard cross, estuvo alejada del podio en las tres bajadas que completó y finalizó sexta con un mejor tiempo de 1:07.11, a 10.17 de la vencedora, que fue la holandesa Bibian Mentel-Spee con un registro de 56.94. La plata fue para la estadounidense Brittani Coury y el bronce para la holandesa Lisa Bunschoten.

“Me ha costado adaptarme a la pista. En la tercera manga me he encontrado más segura, pero eso tenía que haber ocurrido en la primera. He aprendido y tengo que trabajar psicológicamente porque el circuito me daba un poco de miedo al principio, ya que estaba helado. Me falta ese punto de locura y trabajaré para tenerlo”, dijo Astrid.

Astrid Fina terminó sexta.

Los próximos Juegos de invierno, en Pekín 2022, son uno de los futuros objetivos de Astrid, que cree que aún tiene margen de mejora.

Me ha enganchado este deporte. Estoy contenta y todavía no sé hasta donde puedo llegar porque estoy mejorando. A ver cuál es mi límite. Tengo pensado estar un ciclo más y luego veremos lo que pasa”, confesó.

Víctor González

El asturiano, de 47 años y con una invasión medular del treinta por ciento, realizó tres bajadas en su prueba. La mejor fue la primera, en la que hizo un tiempo de 1:21.59, que le situó en la duodécima plaza de la clasificación.

El cansancio que acumula debido a la lesión medular que sufre le impidió a Víctor rendir a su máximo nivel y estar cerca de las medallas que se llevaron los estadounidenses Noah Elliott y Mike Schultz, oro y plata, respectivamente, y el croata Bruno Bosnjak, bronce.

“La derrota tiene una nobleza que no tiene la victoria y en eso trabajaremos ahora. Haremos reuniones, veremos cuáles han sido los fallos, los interpretaremos y para el Mundial de 2019 que no existan”, confesó el rider asturiano, que aún así hace un balance positivo de estos Juegos.

El deportista asturiano, siempre optimista en sus declaraciones, no quiso desvelar cuál será su futuro deportivo a largo plazo, aunque de momento seguirá compitiendo.

“Esto sigue. Quiero despedirme de mi carrera deportiva con un mejor sabor de boca. Llegar a unos Juegos ha sido difícil, pero cuando miro hacía atrás y miro las competiciones, los viajes, los buenos resultados que he tenido que tener para estar aquí, me doy cuenta que ya es un triunfo muy grande“, señaló.

Pekín 2022, muy lejos

Los Juegos Paralímpicos de Pekín 2022 quedan muy lejanos y hablar de otro ciclo de cuatro años es muy apresurado para Víctor.

“No lo sé. Depende de cómo esté el equipo, si me necesitan o si hay gente nueva. Hay que saber finalizar bien las cosas y dejar paso a otra gente, porque si no abrir camino no tiene sentido. A veces me dicen que soy el primer asturiano que va a unos Juegos. A mi eso no me dice nada ni me motiva. Lo que me motivaría sería ser el primero y que vayan otros para poder decir que abrí camino a otra persona”, apuntó.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

eslalon snowboard esquí paralímpicos PyeongChang

El eslalon de snowboard y esquí alpino pondrá fin a los Juegos Paralímpicos

Los deportistas españoles volverán a competir este viernes y sábado, después del día de descanso del que han disfrutado este jueves, en eslalon de snowboard y en eslalon, en lo que serán las últimas pruebas de los Juegos Paralímpicos de PyeongChang.