atletismo espanol mechaal
Adel Mechaal se lamenta tras entrar cuarto en meta. Foto EFE

El atletismo español, Mechaal y mucho más

El Mundial de atletismo de Londres 2016 concluyó sin medallas para la representación española, con un gran cuarto puesto de Adel Mechaal y con la idea de haber dado un paso adelante, de ver que hay atletas competitivos, que deberán confirmar sus prestaciones en el próximo Europeo 2018.

España terminó fuera del medallero por primera vez, y en la clasificación por puntos, con un cuarto, un quinto, dos séptimos y un octavo (cinco finalistas en total), en el puesto 30.

En la última jornada había varias opciones de medalla, empezando por la Marcha, en especial, los chicos de los 20 km. Se estuvo cerca, Álvaro Martín luchó por ella hasta el final. En meta acabó octavo, seguido de otros dos españoles Alberto Amezcua, noveno, y Miguel Ángel López, décimo.

También las mujeres de 20 km, una nueva generación de la esta especialidad en categoría femenina, estuvieron entre las mejores. Laura García-Caro fue novena, a las puertas de la plaza de finalista, y María Pérez, décima.

Opción Mechaal

Pero, donde más opciones había para España era en una prueba mítica en este país, los 1.500 metros. Ahí estaba un Adel Mechaal que se decidió este año por el medio fondo, aconsejado por su nuevo entrenador, el mago Antonio Serrano.

En una gran carrera el atleta español acarició la medalla de bronce, pero lo importante es que demostró que es un atleta de talla mundial, ya sea en esta distancia, en 5.000 o en 10.000 metros.

Desde Daegu 2011, cuando Manuel Olmedo terminó cuarto, ningún otro español se había clasificado para la final de 1.500. Hoy Mechaal también acabó cuarto.

Gran relevo

El 4×400 metros fue la otra gran alegría de la última jornada. Los Husillos, Búa, Echeverry y García acabaron en una quinta posición de mucho mérito, con récord nacional y con la demostración que si se está en una final de un relevo es porque algo está mejorando en el atletismo español.

Junto a los ya mencionados Mechaal, Martín y el 4×400, entre los ocho primeros acabó Ana Peleteiro, séptima en triple. A sus 21 años, la gallega ha vuelto esta temporada a sus mejores registros.

Ruth Beitia recibió el premio Fair Play de la IAAF de manos de Sebastian Coe

El vallista Orlando Ortega, otra de las opciones a medalla, llegó mermado a la capital británica y, aunque clasificó para la final, solo pudo ser séptimo. Por su parte, Ruth Beitia no pudo alcanzar plaza de finalista, los problemas físicos arrastrados durante toda la temporada, han impedido que fuera competitiva.

A pesar de todo, España se llevó un premio el que le otorgó la IAAF a Ruth Beitia, el trofeo International Fair Play, que la cántabra recogió de manos del presidente, Sebastian Coe, por las muestras de consuelo que dedicó a la italiana Alessia Trost cuando ésta lloraba su eliminación en la calificación de altura. Y es que a Ruth nada se le puede reprochar.

Mejor no decir nombres, pero si que hay ilusiones y ganas porque el atletismo español tiene futuro. Hay nuevos aires y seguro que eso impulsara a que España tenga presencia y éxitos en las próximas grandes citas atléticas.

atletismo espanol mechaal
Los integrantes del relevo 4×400 tras acabar quintos. Foto EFE

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

Raul Chapado Mundial Londres

Raúl Chapado augura un Mundial complicado para los españoles

Raúl Chapado, presidente de la Real Federación Española de Atletismos (RFEA), ha reconocido que espera un Mundial "complicado" para España debido a la irregularidad mostrada por los "tres grandes", que son Ruth Beitia, Orlando Ortega y Miguel Ángel López.