Practico Deporte
Beatriz García Nueva Zelanda
La prueba es de 250 km y con 8.800 metros de desnivel positivo en seis etapas. Foto: Thiago Diz

Beatriz García cumple con éxito su reto extremo por Nueva Zelanda

David Ramiro

La barcelonesa Beatriz García Berché, primera mujer española que finalizó los 4Deserts quedando en segunda posición en la prueba de la Antártida, ha concluido con éxito un nuevo reto, una carrera de 250 kilómetros por la isla de Sud en Nueva Zelanda. 

Ésta era la undécima carrera por etapas de Bea García alrededor del mundo y se celebraba en Nueva Zelanda, un lugar que estaba en la lista de sus “lugares soñados” por visitar.

“Ya supe que iría a esta carrera en noviembre de 2017, cuando en la cena de entrega de premios de la carrera de Patagonia anunciaron que Nueva Zelanda, en marzo de 2019, sería el próximo destino de Racing The Planet, la quinta prueba de los 4deserts que cada año se celebra en un lugar del mundo de esos idílicos”, comenta a PractidoDeporte.

Salieron 170 corredores de 34 nacionalidades de los cuáles consiguieron llegar a meta 106. Hubo un alto número de abandonos, sobre todo entre la primera y la segunda etapa, pero se fueron “añadiendo víctimas” conforme avanzaba la semana, hasta el punto que la organización decidió recortar nueve kilómetros de la tercera etapa para dar “un poco de descanso” a los corredores.

También dio la opción a corredores descalificados por llegar tarde a un control, o abandonar por alguna razón, a poder continuar la prueba aunque al final de la semana aparecerían fuera de la clasificación.

Beatriz García
Beatriz no puede olvidar su diabetes, que le obliga a llevar una mochila mucho más pesada que el resto de corredores al incluir más comida y medicamentos. Foto: Thiago Diz

Un desnivel positivo elevado, un terreno nada fácil, y un clima de mucho calor los primeros días y de lluvia, viento y frío continuado durante la etapa larga, fueron los principales motivos de los abandonos en una prueba que partía con las características habituales de esta organización con base en Hong Kong. En total, 250 kilómetros en seis etapas y siete días en régimen de autosuficiencia.

Territorio natural

Según Beatriz, “la belleza de este territorio para muchos inexplorado no lo puso nada fácil para conseguir cruzar la línea de llegada, con una última etapa de 15 kilómetros con desnivel positivo y muy técnica que tampoco dio tregua a los corredores”.

El francés Christophe Santini y la canadiense afincanda en Reino Unido Celine Pichette fueron los ganadores de la prueba.

Beatriz asombró a todos, “como siempre”, por el peso de su mochila. Salió el primer día con una mochila de 16,5 kilos cuando la media es de diez u once, a lo sumo doce. “La diferencia en el peso está en la comida que tengo que llevar de más para una buena gestión de la diabetes, medicamentos y otro material necesario”.

A pesar del sufrimiento de los primeros días por el peso de la mochila y la imposibilidad de luchar por estar delante, Beatriz se muestra “muy feliz de haber acabado cuando el índice de abandonos ha sido de casi el cuarenta por ciento, finalizando en la posición 61 de la clasificación general con 106 finishers y en la decimocuarta de las veintiocho mujeres finalistas.

“Estoy feliz también por acabar muscularmente sin ninguna molestia ni lesión pudiendo volver a practicar cualquier deporte de los que me gustan al día siguiente de acabar la carrera. Además, mis pies están sin ninguna herida, un punto débil de las personas con diabetes”, dijo Beatriz.

Convivencia internacional

Para Beatriz este tipo de prueba incluyen “días muy intensos. Estás centrado completamente en lo que pasa allí y eso lo hace todavía más especial. Y el hecho de convivir con gente de 34 nacionalidades y diferentes culturas hace que la aventura sea todavía más increíble. Además hay corredores que ya hemos coincidido en otras carreras por el mundo y es muy agradecido”.

Durante siete días se sobrevive con lo que se lleva en la mochila y con un grupo de personas con las que compartes la aventura, tanto los buenos como los malos momentos.

“Son días donde valoras las cosas importantes de la vida que el día a día en la vida que cada uno llevamos nos lleva a olvidarnos”, confiesa.
Para Beatriz el primer sueño deportivo del año se ha “cumplido” y ahora espera que no sea el último.

En los dos próximos meses participará en pruebas de larga distancia en España, compaginándolas siempre con otras actividades en la montaña. “Aunque parezca increíble, correr es lo que menos me gusta”, concluye.

Los 4Deserts la consolidaron como la atleta que es hoy, participando en competiciones consideradas entre las diez más extremas del mundo y asumiendo este reto mayúsculo por Atacama en Chile, Gobi en China, Sáhara y Antártida.

Tiene también en su palmarés la ascensión de montañas como Mont Blanc (4.810 m.), Monte Rosa (4.634 m.), Elbrus (5.642 m.) o Aconcagua (6.962 m.).

practicodeporte@efe.com

Te puede interesar

Beatriz García Patagonia

La atleta Beatriz García, frente a 250 kilómetros en la Patagonia

La barcelonesa Beatriz García pone rumbo hacia la Patagonia argentina este miércoles con la idea de completar durante siete días una prueba de 250 kilómetros y 4.500 metros de desnivel.