bolo palma
Miguel Ángel Alfaro y Chema Gonzalez Gómez (d), en una bolera de Santander

El bolo palma comienza la colonización de los dispositivos móviles

Dos jóvenes cántabros han puesto en marcha una aplicación para dispositivos móviles para dar a conocer, promocionar y reivindicar el tradicional juego del bolo palma, deporte de gran arraigo y tradición en Cantabria, pero al que apenas se conoce fuera de la comunidad autónoma.

Si difícil es encontrar un solo pueblo de Cantabria en el que no haya una bolera, también lo es que una aplicación para teléfonos móviles y tabletas dedicada exclusivamente al bolo palma se haga un sitio entre la amplia oferta de juegos de bowling (bolo americano) que ofrecen las nuevas tecnologías, pero es que la intención de los desarrolladores del juego no es competir sino que el bolo cántabro tenga “su propio sitio”.

“Nuestro juego es único, no hay otro con el que compararlo”, aseguran

“Nuestro juego es único, no hay otro con el que compararlo”, explican a EFE los desarrolladores de la app “Bolo Palma“, Miguel Ángel Alfaro (ingeniero informático) y Chema González (diseño gráfico), quienes aspiran a que esta aplicación les sirva de trampolín para formar su propia empresa de diseño de juegos “principalmente educativos”, primero haciéndose “fuertes” en Cantabria, antes de dar el salto hacia metas más ambiciosas.

Ya más de 7.000 usuarios

La aplicación, disponible para dispositivos Android e iOS, en algo más de un mes en funcionamiento, cuenta ya con más de 7.000 usuarios, cifras que Miguel Ángel y Chema consideran que “están muy bien” y que esperan que sigan aumentando porque “el boca a boca” y las valoraciones de los jugadores “animan a descargar el juego”.

bolo palma
Miguel Ángel Alfaro y Chema Gonzalez Gómez (d), en una bolera de Santander

Tras una primera actualización de la aplicación, ésta ofrece a los usuarios la posibilidad de jugar con una de las ocho peñas (equipos) de la División de Honor de la Liga de Bolo Palma y de elegir entre cuatro boleras con diferentes condiciones de luz y climatología.

El modelado de las animaciones está hecho en 3D y se puede optar por jugar con uno o cuatro tiradores, o frente a la máquina que, según Chema González, “juega bastante bien y te gana”. Una partida puede durar entre 10 y 15 minutos, dependiendo de la destreza del usuario.

Antes de lanzarse al desarrollo de otro juego, bajo su marca “Pindio Games“, Miguel Ángel y Chema quieren “dar una vuelta” a la aplicación del bolo palma para “redondear un poco el juego” e incorporar algunas de las sugerencias que les trasladan los usuarios que “demuestran que están interesados“.

Centran su punto de mira en las empresas que ya patrocinan a los equipos de bolos, a las que ofrecen situar su publicidad en las vallas que rodean las boleras

Además de no descartar ampliar en un futuro la oferta para que se pueda jugar on line y en videoconsolas y ordenadores, pretenden aprovechar la “segunda vuelta” del juego para conseguir “algo de financiación” con la que “recuperar” las “muchas horas” que durante más de un año han empleado en el desarrollo de la aplicación, en el tiempo libre que les dejaba sus respectivos trabajos.

Para ello, centran su punto de mira en las empresas que ya patrocinan a los equipos de bolos, a las que ofrecen situar su publicidad en las vallas que rodean las boleras, al igual que hacen en la “vida real”.

Inversión publicitaria

“Esta costando bastante”, reconocen lamentando que las empresas estén siendo “reticentes” para invertir en publicidad para móviles y tabletas, algo que esperan que cambie cuando les trasladen el éxito que está cosechando la aplicación, principalmente personas de 20 a 35 años que son los que “más enganchados y más interactúan” con sus dispositivos.

Por el momento, la iniciativa ha contado con el apoyo de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte y de la Federación Cántabra de Bolos; y sus artífices esperan que la aplicación pueda llegar a las escuelas de bolos y también a los centros educativos.

Las posturas de los jugadores y el rozamiento de la bola con el suelo, lo más difícil del juego

Y es que, según destacan, mostrar la aplicación a los niños, además de fomentar el interés por este deporte vernáculo de Cantabria, puede generar la inquietud de conocer cómo se desarrolla un juego virtual.

En el caso de la aplicación “bolo palma“, las posturas de los jugadores y las animaciones han supuesto las mayores dificultades del diseño gráfico, mientras que para el ingeniero informático lo más arduo fue plasmar el rozamiento de la bola con el suelo, la colisión de los bolos, la gravedad, los efectos y “jugar con todos esos factores”.

Pero, ambos están satisfechos porque “se refleja bien lo que es el juego de los bolos, los lanzamientos y los birles“.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

Sportcam

Sportacam, una red social de comentarios deportivos en vídeo

La red social Sportacam, creada por los nórdicos Tomi Kaukinen y Aleksi Laakkonen, propone un sistema de comentarios deportivos en vídeo.