Bolt Phelps olímpico
Phelps y Bolt, protagonistas en Río.

Bolt y Phelps reinan en el firmamento olímpico

Los Juegos de Río llegaron a su fin entre carnaval, samba, baile, y mucha luz, la que trajeron consigo las estrellas que de nuevo resplandecieron en una cita olímpica, unas que emergieron en la cita brasileña, y otras ya consolidadas que alcanzaron el nivel de mito.

Las tres medallas de oro ganadas por Usain Bolt, las tres que vino a buscar, le confirieron por tercera vez consecutiva la condición de rey de los Juegos, su terreno predilecto para las grandes gestas.

Usain besa la pista tras otro triunfo.
Usain besa la pista tras otro triunfo.

El velocista jamaicano repitió en Río los oros que ya había ganado en Pekín y Londres en los 100, 200 y 4×100 metros y sembró personalidad, potencia y velocidad sobre la pista azul del estadio carioca.

Su hazaña magnífica y su carisma le destacan como único, el mejor entre otros mejores de la talla de Michael Phelps, Simone Biles, Kevin Durant, Andy Murray, Elaine Thompson, Neymar o Rafa Nadal.

Bolt fue gigante en Río, donde con su hazaña y su carisma demostró ser el mejor entre los mejores

Phelps ratificó en su despedida de los Juegos su condición de dominador indiscutible de la natación mundial, tras colgarse seis medallas, cinco de ellas de oro.

El botín permitió al estadounidense agigantar todavía más su leyenda, al elevar a un total de veintiocho metales, 23 oros, 3 platas y 2 bronces, su medallero particular. Es el deportista más laureado de la historia olímpica.

Su compatriota Katie Ledecky se coronó, tras una intensa pugna con la húngara Katinka Hosszu, como la estrella femenina de la piscina tras colgarse cuatro oros, dos de ellos con nuevo récord del Mundo incluido, y una plata.

Para la afición brasileña no hay Bolt ni Phelps ni Ledecky que valgan. El héroe de los Juegos se llama Neymar y le dio a Brasil su primer título olímpico en fútbol, el único que le faltaba. Y en una final ante Alemania, equipo innombrable tras el 1-7 de las semifinales del Mundial 2014.

Simone Biles, la gran estrella de la gimnasia en Río.
Simone Biles, la gran estrella de la gimnasia en Río.

El jugador azulgrana, maltratado por la hinchada cuando el equipo estuvo al borde de la eliminación en la primera fase, terminó el torneo con cuatro goles y marcó en la final el primero de Brasil y el último de la tanda de penaltis.

La jamaicana Elaine Thompson recogió el testigo de su compatriota Shelly-Ann Fraser-Pryce como doble campeona olímpica del sprint. En el hectómetro fue la defensora del título la que dominó las tres cuartas partes de la carrera, pero terminó cediendo. En los 200, Thompson se impuso por una décima sobre la campeona del mundo, la holandesa Dafne Schippers.

Estados Unidos fue el rey en baloncesto, pero España sumó dos medallas históricas por primera vez en una misma disciplina

Simone Biles, tres veces campeona mundial de gimnasia, comprobó que los Juegos son otra cosa. Sus cinco medallas, cuatro de oro, la transformaron en estrella universal y la obligaron a someterse a inevitables comparaciones con Nadia Comaneci.

España celebra el bronce ante Australia.
España celebra el bronce ante Australia.

De las seis pruebas en las que compitió, solo no ganó oro en asimétricas, el único aparato que no domina, y en barra, donde un resbalón la bajó al tercer puesto.

El otro gran triunfador en la gimnasia fue el japonés Kohei Uchimura, que revalidó el oro individual de Londres 2012 y añadió, por fin, el oro olímpico por equipos.

Las selecciones estadounidenses de baloncesto masculino y femenino pasaron el rodillo tal y como se esperaba. Los hombres volvieron a triunfar liderados esta vez por Kevin Durant, Kyrie Irving y un Carmelo Antonhy que deja Río como el jugador de baloncesto más laureado en unos Juegos Olímpicos: cuatro medallas y tres oros.

Pau Gasol, el Facu Campazzo, Bojan Bogdanovic, Mantas Kalnetis, Patty Mills y Miroslav Radulica quedarán en el recuerdo de un torneo en el dijo adiós una época: la de Tony Parker, Manu Ginobili, el Chapu Nocioni, Juan Carlos Navarro y José Manuel Calderón, entre otros.

Las estadounidenses, aún más superiores sobre el resto que el equipo masculino, contaron con las legendarias Diana Taurasi (cuatro oros) y Maya Moore para imponerse a una selección española que obtuvo una plata histórica, unida además al bronce del equipo masculino.

Andy Murray revalidó el título olímpico de tenis en una final memorable ante Juan Martín del Potro, que había eliminado a Novak Djokovic en primera ronda y a un gran Rafa Nadal en semifinales, que pese a no entrar en el podio de individuales, conquistó el oro en el torneo de dobles, junto con Marc López.

Con Mireia empezó todo

España sumó a su casillero, además del de tenis, seis oros más para llegar a las 17 medallas, número que estrenó en natación Mireia Belmonte, en la prueba de 200 metros mariposa, y que le siguió Maialen Chourraut, en slalom aguas bravas. Marcus Cooper Walz inauguró el gran papel del piragüismo venciendo en el K1 1.000 metros, y Saúl Craviotto y Cristian Toro lo refrendaron subiendo a lo más alto del podio también en K2 200.

Mireia conquistó dos medallas en Río para el #TeamESP.
Mireia conquistó dos medallas en Río para el #TeamESP.

Cerraron el medallero dorado dos mujeres, Carolina Marín y Ruth Beitia, que dominaron tanto el torneo de bádminton como las pruebas de salto de altura desde el comienzo hasta su final, confirmando el dominio de ambas en sus respectivas disciplinas.

La puertorriqueña Mónica Puig se ganó una candidatura a deportista sorpresa de los Juegos con su medalla de oro en el torneo femenino de tenis, la primera en la historia de su país.

Allistair Brownlee completó junto a su hermano Jonathan una auténtica exhibición en la prueba de triatlón, en la que se convirtió en el primero en repetir título en su deporte.

Rusia continuó al frente de la natación sincronizada y de la rítmica, los deportes en los que mantiene un reinado más prolongado. Precisamente en el segundo de ellos se impusieron a un equipo español que logró subir al podio veinte años después.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

carrera higo

Poyales del Hoyo celebra su ‘carrera del higo’ con dos distancias

El municipio abulense de Poyales del Hoyo tiene el honor de celebrar el próximo 4 de agosto la tercera edición de "La Carrera del Higo", una carrera popular con dos distancias, 4 y 8 kilómetros.