Carlos Soria catorce ochomiles
Carlos Soria se encuentra a solo dos cumbres, Dhaulagiri y Sisha Pangma, de completar los catorce ochomiles. Foto: Correos.

Carlos Soria quiere completar los catorce ochomiles en 2018

David Ramiro

Carlos Soria, el único alpinista que ha logrado coronar doce cumbres de más de 8.000 metros después de cumplir los sesenta años, ha declarado a EFE que espera cumplir en 2018 su objetivo de subir el Dhaulagiri y el Sisha Pangma para completar su reto de ascensión a las catorce montañas más altas del mundo.

Soria (Ávila, 1939), al frente de la Expedición Correos junto a Sito Carcavilla y Luis Miguel López, acaba de regresar a Madrid después de un mes y medio en el Himalaya, acometiendo su segundo intento de alcanzar la cumbre del Dhaulagiri (8.167 metros), el que habría sido su decimotercer ochomil.

P: ¿Cómo ha ido esta última expedición al Dhaulagiri? 

R: Esta vez ha sido demasiado porque hemos estado tocando la cumbre. Llegamos a los 8.050 metros. No se puede echar la culpa a nadie porque arriba todo es demasiado complicado y el tiempo se complicó y no había visibilidad perfecta. Es terrible bajarte de arriba porque estábamos ahí. Yo subo maravillosamente, pero bajo fatal por la rodilla izquierda.

Próximos objetivos

P: ¿Qué planes tiene para 2018? 

R: La vuelta al Dhaulagiri dependerá mucho de cómo tengamos organizada la expedición, por si hacemos un trekking antes o no. Lo lógico es que a finales de marzo estemos en Katmandú por lo menos, pero aún no sé cómo será esta expedición en cuanto a patrocinio y si contamos con un poco más o menos de ayuda. Nos adaptaremos a eso.

P: Si se corona el Dhaulagiri, ¿el Sisha Pangma para cuando sería? 

R: Lo antes posible. Iríamos en otoño de 2018, aunque el otro día lo hablaba con Sito y me decía que estaría bien dejarlo para 2019, que cumplo 80 años. Pero vamos, cuanto antes mejor.

P: ¿Cómo se prepara una expedición de esta magnitud? 

R: Las expediciones hoy en día se preparan muy fácilmente, no como antes que podías estar dos años con reuniones cada poco tiempo. Ahora con un mensaje de móvil y un correo electrónico preparas una expedición en poco tiempo. Lo importante es saber como la puedes preparar y si cuentas con más o menos medios.

No he terminado de conseguir todo lo que quiero. No sé si terminaré alguna vez

P: ¿Cómo es un día normal en la vida de Carlos Soria? 

R: Mi día a día se centra en el entrenamiento. La mañana la utilizo para entrenar, estirar, hacer condición física, salir en bicicleta, subir cuestas en la sierra o en un monte al lado de casa de Moralzarzal. Cuando puedo intento dormir siesta porque madrugo mucho y desayuno bastante. Por la tarde estoy con la familia, salgo a dar una vuelta, hablo por teléfono…esas cosas normales. Por la mañana me gusta salir pronto porque nadie te llama antes de las once. La gente es muy educada.

La expedición Correos la forman Carlos Soria, Sito Carcavilla y Luis Miguel López

P: En su mirada se desprende ilusión. ¿Cómo se mantiene con todo lo que ha logrado? 

R: No he terminado de conseguir todo lo que quiero. No sé si terminaré alguna vez. Si tengo ese entusiasmo es porque hago lo que quiero y tengo la suerte de tener unos amigos con los que lo paso fantástico, nos divertimos y hacemos un maravilloso esfuerzo. La convivencia en un campo base, que no es fácil, es fantástica. El año pasado estuvimos 82 días en un campo base en primavera. Para eso necesitas estar rodeado de gente estupenda y yo lo estoy.

P: Como voz autorizada del alpinismo español, ¿qué le parece todo lo que empieza a rodear a grandes cumbres con expediciones comerciales? 

R: Sería ideal que no fuera tanta gente a la montaña, sobre todo al Everest y el Manaslu, que se llena en otoño. El ir a la montaña no se puede parar y todo el mundo tiene derecho. No creo que esas expediciones sean de un rico tonto, gilipollas, que se gasta el dinero. Normalmente es gente que tiene una ilusión y que no puede hacerla porque no tiene compañeros ni suficiente experiencia y hace muy bien en subir con gente que le va a ayudar. Eso no es malo. En el Himalaya tiene muy mala prensa y lo peor es la cantidad de gente que va, pero eso el Gobierno no lo quiere parar porque es un ingreso importante.

Lo que sí es terrible de que haya tanta gente es la cantidad de porquería que se está generando. Nosotros hemos grabado y lo vamos a publicar que no hay derecho a hacer lo que se hace. La culpa la tiene el Gobierno porque tu cuando montas una expedición contratas un oficial de enlace que va contigo para que cuide estas cosas y si hay algún problema se resuelva. También para que diga aquí no se va nadie hasta que no esté limpio esto.

Nosotros sabemos que en este deporte hay cierto riesgo y todos somos conscientes de que corremos algún peligro, aunque no tanto como parece

Killian Jornet

P: Nuevas generaciones se están enganchando a la montaña por deportistas como Kilian Jornet, que este año subió dos veces el Everest en una semana. ¿Qué opinión le merece? 

R: Kilian me da envidia con esas condiciones tan fabulosas que tiene. En cuanto a lo del Everest -subió dos veces en una semana en mayo de 2017- no lo ha hecho muy bien, esa es la verdad, para mi gusto. Primero decía que iba a ir por una cara, luego que otra, pero al final ha ido por la ruta normal. Luego él a lo mejor no ha usado las cuerdas, pero ahí estaban.

No es lo mismo subir a un sitio que tienes las cuerdas puestas a otro que no las tienes. Aún así creo que es un atleta fantástico y muy listo. Esperemos que siga siendo listo y no haga ninguna tontería que le cueste muy caro. Hasta ahora lo que he visto de él me parece impresionante. Creo que se irá pasando cada vez más al alpinismo, porque en la competición pura de las carreras saldrá un chaval que igual le supera. En general me cae bien.

P: El montañismo de alto nivel tiene un componente de riesgo. ¿Cómo se convive con el peligro?

R: Nosotros sabemos que en este deporte hay cierto riesgo y todos somos conscientes de que corremos algún peligro, aunque no tanto como parece. Llevo toda mi vida haciendo alpinismo, he hecho muchos ochomiles y tengo todas mis manos y mis pies. Lo único que hay que saber es que además de subir hay que bajar y tienes que administrar las fuerzas porque pueden darse problemas. Además ahora se hace mucho tipo de montañas. A mi me dan miedo las avalanchas, los cambios de tiempo bruscos, pero para lo demás estamos preparados.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

Carlos Soria vuelve Dhaulagiri

Carlos Soria vuelve al Dhaulagiri con 78 años

El alpinista Carlos Soria y su equipo volverán a intentar la conquista del Dhaulagiri (8.167 metros), en la cordillera del Himalaya, y conseguir así su decimotercer ochomil, objetivo que no pudieron alcanzar por muy poco la pasada primavera.