Carlos Soria Dhaulagiri
Muchos familiares acudieron a Barajas a recibir a la expedición de Carlos Soria (Foto BBVA)

Carlos Soria regresa pero no se olvida del Dhaulagiri

El alpinista Carlos Soria, de 77 años, ha regresado a España después de casi tres meses en el Himalaya “con la satisfacción” de haber hecho historia tras hollar la cima del Annapurna (8.091 m) y sin olvidarse del Dhaulagiri (8.167m.) su próximo gran reto.

Tras la gesta de coronar el Annapurna el pasado 1 de mayo, el montañero abulense y su compañero Luis Miguel López Soriano se dirigieron al campo base del Dhaulagiri pero las malas condiciones climatológicas y el hecho de que la cima estaba muy cargada de nieve les hicieron desisitir. No obstante, Soria ya piensa en volver a intentarlo la próxima primavera.

La Expedición BBVA llegó al aeropuerto de Madrid- Barajas en un vuelo desde Katmandú, con escala en Doha. En la terminal de llegadas, las familias aguardaban para reencontrarse con ellos tras 86 días en el Himalaya.

“De vez en cuando me pellizco y me lo recuerdo”

Carlos Soria se mostró emocionado y orgulloso de su hazaña: “La subida al Annapurna siempre es peligrosa pero la sensación de haber subido es algo especial. De vez en cuando me pellizco y me lo recuerdo”.

El veterano alpinista logró alcanzar la cima de la montaña más peligrosa del mundo. A pesar de que el viento fue más fuerte de lo previsto, Soria pisó la cima del coloso nepalí sobre las 5.15, hora española. “La ascensión fue muy bonita. Ha costado mucho pero sobre todo lo hemos disfrutado”, comentó.

A Soria tan solo le quedan el Dhaulagiri (8.167 m) y el Shisha Pangma (8.027 m) para convertirse en la persona con más edad de la historia en completar las 14 montañas más altas del mundo.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

Carlos Soria Annapurna

Nueva gesta de Carlos Soria, que corona el Annapurna

Carlos Soria sumó hoy una nueva gesta al coronar la cumbre del Annapurna, la décima montaña más alta del mundo y el duodécimo ochomil que supera el montañero, que a sus 77 años se convierte en el más longevo en hollar la "Diosa de la Abundancia", traducción de su nombre original en sánscrito.