Practico Deporte
Carolina Marín Mundial bádminton
La onubense no quiere volver a las pistas hasta que no se sienta al doscientos por cien. Foto: Archivo EFE.

Carolina Marín sólo irá al Mundial si está al cien por cien

Carolina Marín, quien se rompió el pasado mes de enero el ligamento cruzado anterior cuando disputaba el en Yakarta la final del Masters de Indonesia, continúa con su recuperación y supedita su participación en el Mundial al tener como objetivo claro llegar en perfectas condiciones a Tokio 2020.

Antes de la cita olímpica, el mundo del bádminton tiene otra fecha marcada en rojo en el calendario, el Mundial del Basilea del próximo mes de agosto. Sin embargo, aunque que esta grave lesión tiene un periodo de recuperación estimado de seis meses, la onubense no quiere presiones y sólo se plantearía ir a la cita mundialista si se encuentra al cien por cien. 

“La verdad es que no me marco un tiempo o una fecha para volver. Lo primero que dije a mi entrenador es que quería volver cuando me encontrara al doscientos por cien segura, cuando supiera que esa rodilla iba a estar en las perfectas condiciones que estaba la otra. Si llegamos al Mundial será una buena noticia pero no quiero llegar para ver qué tal estoy, quiero hacerlo con opción de conseguir otra medalla de oro. Si no, prepararemos el siguiente torneo. No tenemos ninguna prisa. El principal objetivo son los Juegos Olímpicos de Tokio“, asegura Carolina en una entrevista concedida a EFE.

Tras mes y medio trabajando en su puesta a punto, la tricampeona del mundo se muestra feliz por cómo va evolucionando su rodilla. “Me encuentro bastante contenta dentro de lo malo que es estar parada por una lesión. Contenta sobre todo por cómo llevo la recuperación. Ha sido la sexta semana desde que me operaron y todo va bastante rápido dentro de lo que es esta lesión, que es bastante lenta y lleva muchos meses”, afirma Carolina.

Sacar el lado positivo

La campeona olímpica no esconde lo mal que lo pasó cuando conoció la noticia de que debía ser operada. “Cuando caí lesionada lo pasé muy mal. No me esperaba lo peor, no esperaba pasar por quirófano ni que nada estuviera roto. Cuando llegué a España el doctor me lo dijo y fue como un jarro de agua encima”. Sin embargo, reconoce estar aprendiendo de la lesión. “Lo pasé mal porque sabía lo que era pasar por quirófano, que eran muchos meses sin competir. Sabía que dentro de lo competitiva que soy me iba a costar. He desarrollado esa paciencia que no tengo. En otros aspectos estoy sacando cosas positivas”, indica.

Lesión de Carolina en Indonesia.

“Está siendo duro sobre todo por el hecho de estar parada sin competir. Y también por no venirme abajo. Desde el minuto uno en que supe que tuve el cruzado roto empecé a llorar y, en cuanto salí del hospital, me dije que esto es lo que había, que me tocaba parar porque creo que mi cuerpo también lo necesitaba. Hay que sacar cosas positivas. Ahora, toca mejorar esos mínimos detalles que nunca hemos tenido tiempo de mejorar”, añade.

Cuando ve a sus rivales competir, Carolina siente rabia por no poder estar presente en las pistas, pero a su vez está analizando cómo se desenvuelve la competición sin ella. “Lo primero que siento sobre todo es rabia. La semana pasada por ejemplo fue el All England, que para mí era uno de los principales objetivos de este año. Llegaba en muy buenas condiciones, me estaba encontrando con mucha confianza, se estaba viendo que los resultados estaban siendo muy buenos. Pero a la vez estoy aprendiendo un poco de cómo se está desarrollando ahora mismo el juego sin que yo esté” asegura.

El apoyo de la gente

Desde el momento en el que cayó lesionada, Carolina no dejó de recibir mensajes de apoyo. Algo que le ha dado un plus de energía para afrontar este duro proceso de recuperación. “Estoy inmensamente agradecida a cada una de las personas que desde el minuto cero que vieron mi caída en Indonesia me han mandado muestras de apoyo y de mucho cariño. Eso me llena de energía y me da ese pequeño empujón cuando hay días complicados en la pista”, reconoce la campeona de bádminton.

A partir del curso 2019-2020, la onubense comenzará un Ciclo Formativo de Grado Superior en Dietética en la Universidad Alfonso X el Sabio, ya que considera que la alimentación es un ámbito fundamental en el mundo del deporte. “Más que nada porque en mi deporte y en cualquiera tienes que cuidar mucho la alimentación. Creo que puedo ayudar en un futuro a las demás personas y ahora en el presente a mi misma“, concluye.

practicodeporte@efe.com

Te puede interesar

Carolina Marín recuperación lesión

Carolina Marín, sin prisa en la recuperación, y con el oro de Tokio 2020 como reto

La actual campeona olímpica, del mundo y de Europa de bádminton, Carolina Marín, ha explicado este lunes sus primeras impresiones desde que se rompiera el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha y ha aclarado que no va a tener prisas con la recuperación y que el objetivo es el de "conseguir una medalla" en Tokio 2020.