Practico Deporte
carrera mujer madrid
Este domingo las calles de Madrid volverán a disfrutar con la fiesta rosa de la Carrera de la Mujer. Foto Archivo EFE

Deporte y solidaridad unidos en la Carrera de la Mujer de Madrid

Ya van 13 años del circuito nacional de la Carrera de la Mujer Central Lechera Asturiana que nació para potenciar la baja participación femenina en el deporte y se ha posicionado como uno de los mayores eventos para mujeres de Europa. Este domingo recala en Madrid.

Con toda clase de dudas sobre las posibilidades de éxito, la primera Carrera de la Mujer se celebró en mayo de 2004 en Madrid. Casi 5.000 mujeres llegaron a meta. El año pasado, casi 120.000 mujeres corrieron en total por Valencia, Madrid, Vitoria, Gijón, A Coruña, Sevilla, Zaragoza y Barcelona.

Con estas cifras, la carrera de la mujer se ha posicionado como uno de los mayores eventos deportivos de participación femenina de Europa, lo que supone una evolución muy importante, puesto que el porcentaje de mujeres que participan en carreras populares en general ha subido del 7% al 30%.

Visibilidad de la mujer deportista

La carrera de la mujer se ha convertido en una cita clave para la visibilidad, la igualdad y la defensa de los derechos de la mujer.

La denuncia contra la violencia de género, la punta del iceberg de la desigualdad de género, cada vez está cobrando más protagonismo en la carrera.

Las 130.000 participantes que se esperan en las ocho citas de la Carrera de la Mujer 2017 lucirán el número 016 en su dorsal con el objetivo de ayudar en la difusión del número de atención a las víctimas de la violencia de género para concienciar sobre la importancia de denunciar.

El pasado 9 de abril, en Valencia, se rindió homenaje a Krisztina Szabo, residente en Benicasim, que participó en la Carrera de la Mujer de la ciudad y que fue asesinada por su pareja el pasado mes de julio.

Todas las participantes llevarán el número 016 en su dorsal, el teléfono de atención a las víctimas de la violencia de género 

En todo el circuito está presente desde 2015 la Asociación sin ánimo de lucro Clara Campoamor, que lleva más de 30 años centrada en la lucha contra la violencia de género, ofreciendo apoyo integral a la víctima. La carrera entrega 5.000 euros anuales directos para impulsar su actividad.

La colección #masqueunamuñeca hace un homenaje a millones de mujeres que día a día luchan por sus derechos.
Colección #masqueunamuñeca

La Mutilación Genital Femenina (MGF), una de las prácticas más radicales de la violencia de género, también es protagonista en la carrera. La MGF afecta al menos a 200 millones de niñas y mujeres en el mundo, en más de 30 países. En España existen 24.000 niñas en riesgo.

La ONG Mundo Cooperante recoge fondos en la carrera para luchar contra esta lacra a través de la venta de la pulsera masai. Estas pulseras están hechas a mano por mujeres masai en situación de vulnerabilidad en Kenia y Tanzania. Muchas de ellas trabajaban anteriormente como mutiladoras. Al abandonar esta profesión, se evita que cientos de niñas sean mutiladas. Mundo Cooperante también recibe 5.000 euros anuales para apoyar su labor.

#MASQUEUNAMUÑECA

La colección #masqueunamuñeca hace un homenaje a las mujeres que participan en la carrera y a millones de mujeres que día a día luchan por sus derechos y por impulsar a los suyos.

Estas pulseras se pueden adquirir en la Feria Sport Woman, que comienza este viernes en IFEMA.

Mujeres, en ocasiones invisibles que, con su fuerza y en conjunto, consiguen mover el mundo, como la “marea rosa”. Están llenas de mensajes, reconocimiento y solidaridad. Lo realiza la carrera en colaboración con la organización sin ánimo de lucro Wanawake Mujer, que trabaja por la igualdad de género, fomentando oportunidades para niñas y mujeres.

Mujer deportista

En lo deportivo ha habido un gran nivel con presencia de atletas muy reconocidas, algunas ilustres veteranas y otras jóvenes de enorme proyección. Se unieron a la marea rosa en las salidas las integrantes del equipo Nacional de gimnasia rítmica, ganadoras de la medalla de plata en los pasados Juegos Olímpicos de Río 2016: Alejandra Quereda, Lourdes Mohedano, Sandra Aguilar, Elena Lopez y Artemi Gavezou.

También la escaladora asturiana Rosa Fernández Rubio, que ha hecho cumbre en seis de las catorce montañas de más de 8.000 metros y que ha superado un cáncer de mama, o la jugadora de baloncesto Sara Ortega.

Mónica Batán, de la ONG Mundo Cooperante, con la deportista Gema Hassen Bey, que intentará subir el Kilimanjaro en silla de ruedas. Foto: archivo Mónica Batán.
Mónica Batán, de la ONG Mundo Cooperante, con la deportista Gema Hassen Bey. Foto: archivo Mónica Batán.

En 2016 tres embajadoras de estos proyectos vinculados con la mujer se animaron a completar las 8 pruebas del circuito en las 8 ciudades.

La corredora valenciana Natacha representó la lucha contra el cáncer y la superación. Mónica Batán representó por todo el país a la ONG Mundo Cooperante y la lucha contra la mutilación genital femenina y la periodista Yolanda Vázquez lució el dorsal 016 contra la violencia de género en todas las ciudades.

Además, otras cuatro mujeres comprometidas han estado en las ocho pruebas: las hermanas Miriam y Mónica López, y Aunai y Paloma González del Castillo.

Gema Hassen Bey

Este año 2017, la marea rosa se ha planteado un sueño muy grande, ayudar a Gema Hassen Bey a ser la primera mujer de la historia en subir al Kilimanjaro en silla de ruedas. De este modo, hubo una apertura de inscripciones previa a la carrera de Madrid 100% solidaria. Las 100 primeras inscripciones para la prueba de Madrid al 7 de mayo con un coste de 30 euros fueron íntegras a ayudar al sueño de Gema.

Además, un numeroso grupo de mujeres supervivientes de la trata con fines de explotación bajo la protección de Proyecto Esperanza, realizarán los 6,3km de la Carrera de Madrid. Ellas ya son superviviente, ahora quieren sentirse como ciudadanas de pleno derecho.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

madrid carrera la mujer

Madrid se prepara para la gran marea rosa de la Carrera de la Mujer

La Carrera de la Mujer llega a Madrid. Será este domingo, 7 de mayo, cuando el centro de la capital se llene de rosa. Un color que caracteriza a esta carrera reivindicativa y solidaria, que recorre ocho ciudades españolas, de abril a noviembre.