Carreras de montaña
Hay más de cien mil federados en España. Foto Salomon Ultra Pirineu

Se dispara el boom de las carreras de montaña en España

Víctor Martí

Con la llegada del buen tiempo el número de carreras de montaña se multiplica cada fin de semana en España, una disciplina que en menos de una década ha crecido en el número de adeptos captando la atención de organizadores de pruebas, atletas de élite y marcas deportivas.

La crisis económica y el agotamiento del asfalto por parte de los corredores urbanos son dos de los múltiples motivos que explican el auge de esta modalidad, que en en diez años se ha dispara.

Según datos de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME) de los 76.800 federados del 2007, se pasó a los 108.145 del 2015, lo que significa un aumento de más del 40% de licencias en apenas 8 años.

En este sentido, la FEDME estima que un 20% de los federados practican la modalidad de carreras de montaña de manera relativamente frecuente. También el número de carreras ha notado un aumento considerable en los últimos años.

Salomon Ultra Pirineu

Una de las pruebas más celebres que se organizan en España es la Salomon Ultra Pirineu, que desde hace nueve años se celebra en Bagà, en el Pirineo Oriental.

Durante el tercer fin de semana de septiembre, atletas profesionales y aficionados corren algunas de sus tres carreras: Ultra (110 kilómetros), Maratón (45 kilómetros) y Nit Pirineu, una carrera vertical de 5 kilómetros.

De los algo menos de 300 corredores que participaron en la primera edición (2009), en la que solo se celebraba la Ultra, se pasó a más de 2.000 corredores en 2016.

Así ha sido como en los últimos años, los organizadores de eventos deportivos han visto en el ‘trail running‘ -anglicismo para referirse a las carreras de montaña- una oportunidad para crecer, especialmente en un momento de crisis económica.

Es el caso de Klassmark, una empresa gerundense que actualmente organiza, entre otros eventos deportivos, siete carreras de montaña en Cataluña.

“Llevamos siete años con las carreras de montaña. Antes, trabajábamos más con temas de patrocinio y cuando entró la crisis del 2007-08, los que hacíamos patrocinios tuvimos que trabajar en inscripciones y taquilla”, cuenta Gerard Freixes, responsable de Klassmark.

“El fenómeno llegó a raíz de la crisis. Se notó mucho que la gente dejó de hacer un tipo de actividad más cara y buscó hacer actividades más económicas”, añade.

Creciente interés de los fabricantes

Dicha eclosión también ha provocado un cambio dentro de la industria del deporte, donde cada vez son más las compañías interesadas en invertir en este sector.

Una circunstancia que se ha notado en el cuartel general de Salomon, una de las marcas pioneras en la creación de material para los practicantes de carreras de montaña.

“Estamos teniendo crecimientos de dos cifras, lo que demuestra que es un deporte que está al alza, pero al mismo tiempo también hay más gente que quiere participar en el pastel”, explica la responsable de marketing de Amer Sports en España, Marta Coll.

En este sentido, Coll resalta que la competencia cada vez es mayor, algo que se demuestra con el hecho de que “incluso marcas referentes del mundo de carreras por asfalto quieran entrar en el mercado” de las carreras de montaña.

El fenómeno también ha repercutido en la preparación de los atletas de élite. Uno de los que ha vivido en primera persona la evolución de la modalidad es Miguel Heras, del Salomon Team, que en el 2017 contará con un total de diez atletas para participar en las pruebas más prestigiosas del circuito mundial.

Corría el año 2007 cuando el atleta salmantino empezó a adentrarse en las carreras de montaña y no fue hasta 2009 que decidió dar el salto y cambiar los ‘raids’ -pruebas de resistencia por equipos- por el ‘trail running’.

Aburridos del asfalto

“En este mundo ha entrado mucha gente del asfalto, aunque también gente sedentaria. Los corredores de asfalto a lo mejor se han aburrido un poco de seguir siempre la misma rutina y por ello se han atrevido a descubrir la montaña”, señala.

Nacido en Béjar hace 41 años, Heras, especialista en carreras de resistencia de más de 100 kilómetros, comparte equipo con Jan Margarit, una joven promesa de 19 años llamada a luchar en las grandes pruebas del circuito mundial.

“Todo empezó hace muchos años, cuando yo todavía jugaba a hockey en mi pueblo (Matadepera, en Catalunya) y me enteré que hacían una carrera de montaña. Quise apuntarme y desde entonces entré poco a poco en el mundo de las carreras hasta que ahora me dedico más o menos a tiempo completo”, recuerda.

La explosión del ‘trail running’ también ha repercutido en la formación de los jóvenes, cada vez más interesados en practicar este deportes. Margarit, por ejemplo, formó parte del Centro de Tecnificación Deportiva de la Federació d’Entitats Excursionistes de Catalunya (FEEC).

“Es básico que haya centros de tecnificación, donde se trabaja para que los jóvenes se formen, que no se obsesionen en los resultados y aprendan más sobre este deporte”, reconoce.

La preparación es vital

En cualquier caso, tanto Jan como Miguel coinciden en asegurar que correr en la montaña es una disciplina apta para todos los públicos, si bien insisten en que la preparación es vital.

“Parece que ahora un maratón de montaña lo puede hacer todo el mundo y que sea una cosa normal y pienso que es necesario tener respeto a las distancias. Se puede hacer un maratón, pero es necesario hacerlo en condiciones”, avisa Margarit.

El futuro no está escrito, pero muchos apuntan que las carreras por montaña irán evolucionando hacia nuevos formatos como las carreras alpinas y pruebas de descenso vertical conocidas como ‘fly running‘.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

madrid juegos parainclusivos

La Comunidad de Madrid tendrá sus I Juegos Parainclusivos

La Comunidad de Madrid disfrutará el próximo mes de septiembre de la primera edición de los Juegos Parainclusivos, que se disputarán del 14 al 16 en la localidad madrileña de Las Rozas.