Practico Deporte
cristina gutierrez dakar
Cristina Gutiérrez y Pedro López durante la presentación del proyecto Dakar Rally 2017.

Cristina Gutiérrez homenajea a las mujeres que nunca terminaron el Dakar

Gabriel de la Iglesia

La piloto burgalesa de rallies Cristina Gutiérrez, primera mujer española en culminar un Rally Dakar al volante de un coche, ha ofrecido su éxito a “todas las mujeres que lo habían intentado antes”.

La joven piloto ya está de regreso en España tras culminar la gesta a los mandos del Mitsubishi Montero, ha dejado atrás el ‘jet lag’ y trocado el mono de competición por la bata de la clínica odontológica en la que trabaja en Madrid, un cambio que reconoce haberla trastocado pero que acepta como es.

Eso sí, el recuerdo del Dakar permanece imborrable, ya que a medida que pasan los días ha ido creyéndoselo, ha afirmado hoy en una entrevista con la Agencia Efe.

Sueño cumplido

Y no es para menos, ya que al margen de un hito para el deporte femenino, culminar un Rally Dakar suponía un auténtico sueño para la joven burgalesa, cuya carrera avanza imparable a sus veinticinco años de edad.

En 2015, Gutiérrez se proclamó subcampeona absoluta de España de Rallys Todo Terreno, un título que refrendó la capacidad competitiva que ya había demostrado al proclamarse cuatro veces consecutivas campeona de España.

La idea era terminar y aunque me gusta mucho ir rápido, he preferido ser algo conservadora, asegura Cristina

Estimulada por esos resultados y apoyada por un grupo de patrocinadores locales e internacionales, partió a finales de diciembre de 2016 rumbo a Sudamérica para cumplir un sueño que ha acabado alcanzando a base de tesón y, sobre todo “sangre fría”.

Carrera de resistencia

La idea que tenía en la cabeza “era terminar y aunque me gusta mucho ir rápido, he preferido ser algo conservadora y levantar el pie del acelerador en algunos momentos”, ha reconocido al tiempo que insiste en que el Dakar “es una carrera de resistencia”.

mujeres dakar final
Cristina Gutiérrez

“Si corres mucho, puede ser una trampa”, reitera, máxime teniendo en cuenta que los camiones abrían la carrera y “dejan el terreno destrozado”.

Cristina reconoce que la experiencia de Pedro López, su copiloto, ha sido fundamental

Si a eso se le añaden las “exigentes condiciones meteorológicas” que ha registrado el Dakar este año, con anulación de etapas incluidas, el cóctel “puede ser mortal”.

Sin embargo, Gutiérrez ha echado mano de una serenidad impropia de su edad, apuntalada eso sí por la experiencia de su copiloto, Pedro López, cuya presencia ha sido fundamental.

Garantía y compenetración

“Tener a Pedro conmigo ha sido una garantía. Nos hemos compenetrado muy bien y me ha ayudado a mantener en todo momento la concentración y el rumbo”, ha afirmado antes de destacar el “buen comportamiento” de su Mitsubishi.

Es un coche que conocía a la perfección, pero que le ha sorprendido en algunos momentos: “es la mejor máquina que puedo tener”, ha subrayado.

Ahora, deberá descansar para empezar a preparar el Campeonato de España

Con todo, una vez superado el cansancio y la fatiga acumulados tras una prueba en la que ha habido “momentos muy complicados” y “exigentes”, Gutiérrez quiere más.

De momento, su próximo objetivo pasa por el Campeonato de España, pero espera seguir contando con sus patrocinadores para volver al Dakar en un futuro.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

cristina gutiérrez dakar final

Cristina Gutiérrez disfrutó de cada kilómetro del Dakar 2017

¡Ahora ya puedo respirar!” estas fueron algunas de las primeras palabras de Cristina Gutiérrez, tras cruzar la meta en Buenos Aires del rally Dakar 2017.