Dani Nafría titan
Dani Nafria durante la Titan Desert 2016. Foto Titan Desert

Dani Nafría o cómo vencer el Sahara con la fuerza de la cabeza y el corazón

“La fuerza está en tu corazón y en tu cabeza”, es el lema vital de Dani Nafría, un ciclista amputado que completó la pasada edición de la Titan Desert, una carrera que transcurre por el Sahara y cuya experiencia se retrata en un documental presentado este martes.

Como ocurre en muchas ocasiones, todo nace de un encuentro casual. Esta vez en medio de la Diagonal barcelonesa, cuando Alex Cabré, director de ‘Eyewear‘, una empresa de gafas, coincidió en el asfalto con Nafría.

“Iba en moto y me pasó un ciclista a toda velocidad. Me fijé que llevaba una prótesis en la pierna izquierda y la inscripción: ‘La fuerza está en tu corazón y en tu cabeza. Aceleré y en el primer semáforo me presenté”, recuerda Cabré.

Imagen de Slastik

La empresa que dirige, que comercializa la marca Slastik, buscaba un embajador. El ciclista era la imagen perfecta y el reto que eligió Nafría fue poder competir en la Titan Desert.

Nafría (Barcelona, 1988) sufrió con doce años la amputación de la pierna izquierda a causa de una neurofibramatosis ósea y desde entonces ha corrido triatlones y pruebas de ‘trailrunning‘.

El objetivo de Nafría era convertirse en el segundo corredor amputado que completa la prueba ciclista africana después de que en 2010 el tarraconense Rafael Llatser lo consiguiera.

Tras la primera etapa, pensó que sería imposible acabar la Titan Desert

“Estaba bien físicamente en Barcelona, pero tras la primera etapa pensé que no lo conseguiría. Conocía la experiencia de dos amputados en la Titan, uno lo había conseguido y el otro no”, relata Nafría en un documental realizado por Horacio Cabilla.

Y a las primeras de cambio, todo se pudo ir al traste. En la primera etapa sufrió dos caídas y le apareció una ampolla en la zona de la prótesis.

A mí me echan

“La Titan es un buen escenario para transmitir cosas. Mi lema fue: ‘Yo no me voy, a mi me echan‘”, asegura Nafría, que grabó a fuego en su cabeza este mensaje, sobre todo en los momentos más complicados de la aventura.

En la segunda etapa, la úlcera era aún más grande y en la cuarta, con problemas gastrointestinales, estuvo a punto de abandonar. “Teníamos el coche escoba a nuestro lado, la mitad del tiempo consumido y 80 kilómetros por delante”, recuerda el ‘ultraman’ Valentí Sanjuan, uno de los participantes que ayudó a Nafría en los momentos más complicados de la prueba.

El documental es un reflejo de la superación y del compañerismo que se vive en una carrera al límite. Especialmente emocionante es cuando Nafría y Mar Hernández, que ha superado dos cánceres de mama, están al borde de la descalificación y consiguen llegar a la meta sin ser descalificados.

Para completar la carrera, Nafría tuvo que entrenarse durante seis o siete meses. “No me gusta tirar la toalla. Todos podemos conseguir nuestros objetivos”, asegura.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

Valentí Sanjuan publica Vivir es la polla, una historia de superación y motivación

El periodista, youtuber y deportista Valentí Sanjuan ha publicado su nuevo libro Vivir es la polla, una historia de superación y motivación narrada con un estilo propio y diferente. Un «libro extremo», como lo han descrito ya, en el que relata