Portada del libro Prohibido Gritar
Portada del libro Prohibido Gritar

Del Bosque, Juanma Iturriaga y Silva apuestan por el valor educativo del deporte

El seleccionador español de fútbol, Vicente Del Bosque, el escritor Lorenzo Silva y el exjugador de baloncesto Juanma Iturriaga debatieron este lunes sobre el valor del deporte en la educación durante la presentación del libro ‘Prohibido gritar‘, en el que diez deportistas reflexionan sobre la influencia de su experiencia educativa para su formación como campeones.

El libro proclama la defensa del espíritu y los valores deportivos y rechaza la utilización del deporte, en la infancia y adolescencia, como una actividad meramente competitiva basada en el triunfo a toda costa.

“Hace unos días leí en un portal web una frase de un periodista que decía: ‘La selección está obligada a ganar la Eurocopa‘. Eso es una intoxicación muy mala porque creas expectativas”, dijo Del Bosque, que recordó las críticas que recibió la selección española tras caer en la primera fase del último Mundial de Brasil.

“Al volver de Brasil hubo críticas por la pronta eliminación y algunas dijeron que los jugadores tuvieron un comportamiento miserable. Eso no existe. El comportamiento puede ser bueno o malo, pero no miserable. Lo que pasó en Brasil es que hubo otros equipos que fueron mejores, solo eso. No todos los deportistas ganan siempre”, confesó el seleccionador.

Deporte e infancia

Otro de los asuntos que trata el libro es el del respaldo a la práctica del deporte en la niñez, siempre con el fin de educar a los chicos en su buen desarrollo como una asignatura más para la vida.

El escritor Lorenzo Silva, ganador del Premio Planeta 2012, destacó “los valores del aprendizaje en la disciplina, como una apuesta del esfuerzo sostenida en el tiempo, del aprendizaje en el trabajo de equipo y de la responsabilidad”.

El libro proclama la defensa del espíritu y los valores deportivos y rechaza la utilización del deporte, en la infancia y adolescencia

“Se ha perdido la práctica, la comunicación y la difusión. El deporte se ha convertido en negocio y los equipos en empresas y empresarios. La mercantilización desaforada del deporte ha alterado la ética y los chicos lo perciben. El triunfo se hace a costa de otro y a base de otro”, dijo el escritor madrileño.

En ese sentido, Del Bosque quiso intervenir para aportar su punto de vista en alusión a las palabras de Lorenzo Silva. “Todas las empresas deben ser rentables sin que se pierda la ética del vestuario. A través del deporte, los profesionales estamos obligados a dar una buena imagen y a tener un comportamiento intachable“, manifestó.

Para Juanma López Iturriaga, jugador de baloncesto profesional entre 1975 y 1990, en el deporte se ha perdido “el foco del objetivo” con la finalidad única de ganar.

Ganar no es lo importante

“Todo deportista quiere ganar, pero ganar no es lo más importante. La derrota se puede interiorizar y aceptar. Rafa Nadal es admirable, no por ser el número uno, sino por su carácter, porque sabe que una vez se gana y otra se pierde y la derrota es consustancial al deporte”, confesó Iturriaga.

Uno de los problemas del profesionalismo, y que se puede combatir con actuaciones en edades tempranas, es el individualismo que luego generan determinados egos en deportistas de elite.

“Lo más complicado es gestionar el ego de los jugadores”, confiesa Iturriaga

“Lo más complicado es gestionar el ego de los jugadores. Yo creo que hay dos tareas importantes. Una la de desarrollar relaciones personales convenientes en un vestuario y otras las deportivas para que se crean un equipo. El deporte es educación que se da para la vida”, apuntó Iturriaga.

El libro, escrito por Maira Cabrini y Juan José Mateo, pretende “divertir”, pero también reflexionar acerca de su origen, un torneo de tenis infantil en el que los chicos mostraron comportamientos similares a los de los profesionales y un partido de fútbol de niños en el que los padres no paraban de insultar y comportarse de manera poco educada.

“El deporte es una herramienta que da valores. Eso no solo se debe aplicar en la cancha, sino en todos los ámbitos de la vida”, confiesa Mateo.

El libro cuenta con testimonios de reconocidos protagonistas del mundo del deporte como Vicente Del Bosque (fútbol), Almudena Cid (gimnasia), Enhamed Enhamed (natación paralímpica), Pepu Hernández (baloncesto), Joan Lino (atletismo), Toni Nadal (tenis), Edurne Pasaban (alpinismo), Carlos Sainz (automovilismo), Theresa Zabell (vela) y Nina Zhivanevskaya (natación).

Te puede interesar

Fundación Anar violencia infancia

Deportistas se unen a Fundación ANAR contra la violencia a la infancia

La gimnasta Artemi Gavezou, la nadadora de sincronizada Clara Camacho y el atleta Lorenzo Albaladejo, entre otros, se han unido a la Fundación ANAR en su objetivo de luchar contra la violencia en la infancia en España.