Diego López aguas heladas
Diego López nadando en las aguas heladas del Antártico en 2018. Foto: archivo del autor

Diego López: nadando a cero grados en el Círculo Polar Ártico

David Ramiro

Diego López (Las Palmas de Gran Canaria, 1981) es uno de los españoles junto con Mario Fernández (Navia, 1979) que estará en los Mundiales de natación de aguas heladas en la ciudad de Musmansk (Rusia) dentro del Círculo Polar Ártico, del 14 al 17 de marzo.

Son los terceros mundiales que se celebran, después de Murmansk 2015 y Burghausen 2017, y tendrán especial importancia ya que el Comité Olímpico Internacional valorará la inclusión de esta modalidad deportiva en los Juegos de Invierno de Pekín 2022.

España compite por primera vez con dos deportistas, que se clasificaron al nadar el kilómetro helado en pruebas oficiales en Eslovenia y la Antártida. Ambos esperan hacer un buen papel frente a competidores más experimentados rusos, búlgaros, holandeses, polacos y sudafricanos, entre otras nacionalidades.

Diego y Mario competirán en los 500 metros libres (viernes 15), 1.000 libres o kilómetro helado (sábado 16) y en los 50 libres (domingo 17). Se compite en una piscina excavada en un lago helado, por lo que el agua se espera a 0 grados.

Retos extremos

Diego López atiende a PracticoDeporte desde Nueva York, ciudad en la que reside. Se le conoce como ‘Global Swimmer’ y hace poco estableció el récord del mundo al ser la primera persona en completar la travesía de mayor dificultad en cada uno de los siete continentes, incluida la Antártida, en el mismo año (2018).

Diego López nadador 1
Diego López (dcha) tras ser el primer español en nadar al menos un kilómetro en las aguas bajo cero de la Antártida, sin neopreno. Foto: archivo autor

Nadó en el canal de Rottnest (Australia), la isla de Robben (Sudáfrica) , el Lago Titicaca (Bolivia), el Canal de la Mancha (Inglaterra-Francia), el Canal de Catalina (California, USA) , el Clean Half (Hong Kong) y el kilómetro helado (Antártida). Con el último nado se convirtió en la vigésima persona y primer español en nadar al menos un kilómetro en las aguas bajo cero de la Antártida, siempre sin neopreno.

– ¿Qué le lleva a afrontar este tipo de desafíos tan extremos?
El por qué es algo que me cuesta responder siempre. Por un lado, está la pasión por las aguas abiertas (y heladas), el espíritu de superación y la satisfacción de cumplir las metas que me propongo. Por otro lado, colaboro con una ONG que lucha contra los residuos plásticos en el océano y estos retos son un vehículo muy potente para difundir el mensaje.

– ¿Cómo se prepara uno para estas competiciones?
La natación de aguas heladas se entrena de manera peculiar, pues al margen de estar en forma y bien de salud, se debe entrenar el frío, y la capacidad del cuerpo de rendir al máximo nivel pese al shock y el “adormilamiento” de las extremidades.
Para hacerse una idea, yo entreno todos los días en piscina la natación y los fines de semana en la playa el frío. Y por supuesto, la capacidad mental que es clave.

– ¿Qué se le pasa por la cabeza minutos antes de tirarte al agua helada?
– Antes de tirarte al agua helada, tu cuerpo sube entre uno y dos grados tu temperatura corporal inconscientemente como mecanismo de defensa. Tu adrenalina se sube por las nubes y necesitas haber visualizado la prueba y tener una concentración absoluta antes y durante toda la prueba.

– ¿Desde cuando le llaman la atención estos retos?
Llevo nadando en las aguas abiertas de manera regular desde 2011, y en las aguas heladas desde 2017.

Triple Corona

– ¿Qué otros retos o en qué sitios más ha competido?
He competido en travesías de más de veinte países. Soy el único español que ha completado la Triple Corona de Aguas Abiertas (Vuelta a Manhattan, Canal de la Mancha y Canal de Catalina) en menos de un año, y en 2018 me convertí en la primera persona del mundo en completar la travesía más difícil de cada uno de los siete continentes en un mismo año.

La última prueba, de un kilómetro en aguas a -1.4 grados en la Antártida en medio de pingüinos e icebergs, fue especialmente épica.

– ¿La familia qué opina de estos retos?
Tengo la suerte de que mi mujer me acompaña a todas las pruebas importantes, y a veces lo pasa mal, pero siempre está ahí para mí. Mis padres creo que lo pasan un poco peor desde la distancia.

practicodeporte@efe.com

Te puede interesar

cruzar río praga

El raro encanto de cruzar a nado el río de Praga casi helado

Un total de 366 nadadores de ocho países, desafiaron este lunes el invierno europeo para competir en la 70 edición de la tradicional carrera "Alfred Nikodém" en las heladas aguas del río Moldava a su paso por Praga.