españa mundial doha
Selección de España de gimnasia artística que competirá en el Mundial de Doha. Foto RFEG

España afronta en el Mundial de Doha un test hacia Tokio 2020

Los equipos de España de gimnasia artística afrontan desde este jueves en el Mundial de Doha 2018 un test que revelará su nivel a 21 meses de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Tras quedarse ambas selecciones fuera de Río 2016, los equipos deben terminar en Doha entre los 24 mejores, un objetivo totalmente a su alcance, para tener plaza en los Mundiales de 2019 en Stuttgart (Alemania), donde solo los 12 mejores obtendrán el pasaporte para Tokio 2020. Esta meta no será tan fácil.

“Estamos bastante mejor que cuando preparamos el preolímpico de Río“, aseguró a Efe el seleccionador masculino, Fernando Siscar, que se lleva a Doha a los experimentados Ray Zapata, Rubén López y Néstor Abad y a los aún júnior Thierno Boubacar y Nicolau Mir, con Alberto Tallón como suplente.

“Me ha costado elegir porque hay bastante similitud entre algunos gimnastas y todos estaban bien. He aguantado al final para ver si todos los operados estaban a la altura y por eso descarté a Joel Plata“, dijo sobre el gimnasta operado en febrero del hombro derecho.

La decisión de Siscar es que Ray Zapata actúe en suelo, anillas y salto, Thierno Boubacar en caballo con arcos, paralelas y barra y que Abad, López y Mir hagan los seis aparatos.

“Salvo desastre total, no tendremos ningún problema para estar entre los 24 mejores. Estamos mejor que hace cuatro años. Tenemos más gimnastas, con más experiencia, y hemos incorporado a dos júnior de mucha calidad. El equipo es muy competitivo”, aseguró el técnico.

Abad y Zapata, bazas españolas

Las opciones más claras para Doha son la de Néstor Abad como candidato a la final del concurso completo y la de Ray Zapata a finalista en suelo, aparato en el que fue bronce en el Mundial de 2015.

zapata final suelo europeo
Ray Zapata acabó séptimo en la final de suelo del Europeo. Foto Archivo EFE

“Ray está muy bien, ya en el Europeo fue finalista, ganó los Juegos Mediterráneos y en la Copa del Mundo de París fue tercero. Se ha recuperado muy bien en un año y poco”, dijo sobre la rotura del tendón de Aquiles que sufrió el gimnasta el año pasado.

“Yo espero que esté en la final”, añadió Siscar. “Parte con una nota de 6,40 que, seguramente, es la tercera mejor nota del mundo. El japonés”, comentó en alusión al doble campeón mundial Kenzo Shirai, “estará por encima de 7 y alguno habrá en torno a 6,6. Pero Ray tiene un ejercicio competitivo de verdad”.

¿Tanto como para subir al podio? “Podría ser”, afirmó el seleccionador, a quien le satisface la mezcla de veteranos y jóvenes de su equipo.

“Me gusta porque tenemos relevo. Thierno y Nicolau son júnior, pero llevan tiempo trabajando con los sénior porque lo importante no es este mundial, sino el próximo. Los júnior hacen ocho elementos, los sénior diez, es diferente, y así el año que viene estarán ya a tope”, explicó.

“Vamos a Doha confiados, seguros, con ambición y con ganas. Hace tiempo que no veía un equipo tan bien amueblado de cabeza como este”, aseguró Siscar.

Selección femenina

El mismo optimismo sobre el recorrido de su equipo comparte la seleccionadora femenina, Lucía Guisado, que ha convocado a Ana Pérez, Cintia Rodríguez, Laura Bechdejú, Helena Bonilla y Paula Raya, con Andrea Carmona como suplente.

Ana Pérez Mundiales Doha
Ana Pérez llega recuperada de la lesión y con la idea de ayudar lo máximo posible al equipo. Foto EFE.

“En los peores momentos hemos quedado entre los 24 mejores. El corte de los 12 del año que viene es muy exigente, nos hemos quedado fuera en los últimos ciclos, pero parece que España es otra vez visible. Antes estábamos aquí, en estas cuatro paredes”, dijo mirando su sala de entrenamiento, “pero parece que nadie nos veía”.

“Tenemos buenos resultados, finalistas, medallas en Copa del Mundo. Ha vuelto a brotar lo que había aquí”, afirmó Guisado. “Ese puesto 12 fácil no es, pero no se lo vamos a poner sencillo a nadie. Vamos a trabajar no para el 12, sino para el 8”, añadió.

El equipo español fue séptimo en el Europeo de este año pese a hacer “una pésima final” y la seleccionadora cree que aprendieron la lección.

“Pusimos unas pizarras y marcamos cada ejercicio con un palito, y con palito y puntito si se había fallado. Hemos tratado de que no hubiera puntos y lo hemos conseguido. Hemos apretado un poco la tuerca y parece que ha dado resultado”, comentó, satisfecha.

Ana Pérez, líder

Ana Pérez, “la líder del equipo”, tiene para la seleccionadora “la virtud de lo trabajadora que es y las ganas que le echa” y “cuenta con un plus: que ha estado en unos Juegos (Río) y lucha por repetir esa vivencia, pero no la quiere vivir sola, con lo cual arrastra a sus compañeras”.

“Hay otras gimnastas que pueden aportar, cada una en un aparato. Si vas sumando sus notas, el resultado del equipo es bueno”, apuntó.

practicodeporte@efe.es

 

Te puede interesar

Zapata tendón Aquiles

Zapata, "más fuerte que antes" de la rotura del tendón de Aquiles

Rayderley Zapata habla de Aquiles con la familiaridad de quien se refiere a un viejo amigo. Ese trato cercano le da el gimnasta español al tendón que se rompió hace trece meses y que ahora siente "incluso más fuerte que antes", en plenas condiciones para encarar desde el jueves los Campeonatos del Mundo de Doha.