Usain Bolt
El jamaicano gana su tercer oro consecutivo en 100 metros. Foto: EFE

Estratosférico Usain Bolt, la leyenda que no cesa

El jamaicano Usain Bolt ha agrandado su leyenda en los Juegos de Río 2016 al marcar el hito de ganar por tercera vez en la historia tres oros olímpicos consecutivos en los 100 metros.

El Relámpago nacido en Sherwood Content hace 29 años acumula once títulos mundiales y siete medallas olímpicas, que seguro se verán incrementadas con los 200 metros y el relevo 4×100 para rematar su triple-triple. Sería el perfecto colofón a su despedida por todo lo grande en Río, sus últimos Juegos como ya anunció en una multitudinaria rueda de prensa que terminó con unos pasos de samba rodeado de bailarinas brasileñas. 

Usain Bolt logró llenar el estadio olímpico

El estadio Olímpico registró por primera vez un lleno con 56.000 espectadores para ver al estratosférico Usain Bolt, ídolo  del público brasileño, y que no encontró mucha oposición en sus rivales. El jamaicano marcó 9.81 segundos seguido a distancia del veterano estadounidense Justin Gatlin, plata con 9.89, y el canadiense Andre de Grasse que completó el podio con 9.91.

Hora y media antes, el ciclón caribeño ya había sembrado el pánico entre sus adversarios, a los que infligió una primera derrota psicológica. Ganó la segunda semifinal con una marca de 9.86 -su mejor registro del año- pese a ser el más lento en la salida y bajar los brazos en los últimos metros al comprobar que nadie venía por los flancos.

JJOO300. RÍO DE JANEIRO (BRASIL), 14/08/2016.- Usain Bolt de Jamaica celebra su victoria hoy, domingo 14 de agosto de 2016, en la final de 100 m masculino de la competencia de atletismo en los Juegos Olímpicos Río 2016, en el Estadio Olímpico de Río de Janeiro (Brasil). EFE/FERNANDO BIZERRA JR
Usain Bolt saluda victorioso al entregado público brasileño

Bolt llegó a Río en el cuarto puesto del ránking mundial de 100 metros con 9.88, a ocho centésimas de su eterno rival, Justin Gatlin, que fue campeón olímpico hace ya doce años en Atenas, escenario de una amarga experiencia para un Bolt adolescente (17 años) que fue eliminado en la primera ronda de 200.

Ninguno de los dos conocía la derrota este año, de modo que al menos uno de los dos iba a perder el invicto en la final olímpica. Gatlin, cinco años mayor que el jamaicano, llevaba siete victorias esta temporada pero, como el año pasado en los Mundiales, fue a perder en el peor momento.

La escuela estadounidense contaba, para batir a Bolt, con un esprinter experimentado -Gatlin- y un Trayvon Bromell trece años más joven que ya fue medallista de bronce el año pasado en la final mundialista de Pekín y en marzo pasado se coronó rey de la velocidad bajo techo, aunque una tendinitis le ha molestado durante la campaña al aire libre.

Todavía quedan los 200 y el relevo 4×100

Aclamado por el público, Bolt ejecutó una salida pareja a la de Gatlin (155 frente a 152 milésimas) y, como el año pasado en la final mundialista de Pekín, estuvo por detrás del estadounidense hasta mitad de recta. A partir de ahí impuso su poderosa zancada para acabar con las remotas esperanzas de Gatlin, el malo de la película para el público brasileño  que no le perdona su pasado (cuatro años suspendido por dopaje).

El mejor velocista de la historia, en posesión de los récords mundiales de 100 metros (9.58) y 200 (19.19), ambos conseguidos en los Mundiales de Berlín 2009, no ha vuelto a batir sus plusmarcas y es probable que, a punto de cumplir 30 años, ya nunca lo haga, salvo, tal vez, en 200, su prueba preferida que se disputará a partir del martes. La leyenda continúa…

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

bolt favela río

Usain Bolt se reúne con un grupo de niños de una favela de Río

El velocista jamaicano Usain Bolt, que tratará de conquistar el oro en las pruebas de 100, 200 y 4x100 de los Juegos, recibió este martes la visita de un grupo de niños de las favelas del barrio de la Penha de Río de Janeiro