Europeo baloncesto silla ruedas Tenerife
Los chicos derrotaron a Polonia por 85-70 en el encuentro entre los dos mejores equipos que cayeron en los cuartos de final, mientras que las féminas apabullaron a Turquía por 94-29. Fotos FEDDF

Quinto puesto y billete para el Mundial de las selecciones #BSR

Tanto la selección masculina como femenina han logrado este jueves en Adeje (Tenerife) el quinto puesto del Campeonato de Europa de baloncesto en silla de ruedas que les asegura el billete para estar en sus respectivos mundiales.

Los chicos derrotaron a Polonia por 85-70 en el encuentro entre los dos mejores equipos que cayeron en los cuartos de final, mientras que las féminas apabullaron a Turquía por 94-29 y lograron después de 24 años una clasificación histórica para el Mundial de Hamburgo 2018.

Los chicos repiten quinta plaza

De esta forma, la selección masculina repite la misma posición que en el Europeo de Worcester 2015. Hace dos años, el premio era la clasificación para los Juegos Paralímpicos de Río 2016 y esta vez, el billete para el Mundial de Hamburgo 2018, informa la Federación Española de Deportes con Personas De Discapacidad Física (FEDDF)

La selección masculina ha disputado 21 de los 22 Europeos celebrados hasta la fecha y ha subido al podio en tres ocasiones: plata en París 1995 y bronces en Nazaret 2011 y Fráncfort 2013.

En España sobresalió Jordi Ruiz, desatado en su mejor partido del torneo (30 puntos, 5 rebotes y 4 triples), así como Alejandro Zarzuela (12 puntos) y Pablo Zarzuela (10 puntos), al igual que Piotr Luszynski (18 puntos, 7 rebotes y 8 asistencias), Dominik Mosler (14 puntos y 8 rebotes) y Marcin Balcerowski (12 puntos) en Polonia.

Sabor agridulce

El seleccionador español, José Artacho, comentó que España tuvo “sensaciones mejores” en el encuentro de hoy. “Hemos corrido y jugado a ritmos altos, que es lo que le gusta al equipo. Al final, Polonia nos ha permitido estar cómodos en ritmos que tenemos que jugar para este tipo de torneos”, indicó.

En cuanto al torneo, Artacho recalcó que el quinto puesto “sabe a poco“. “Trabajamos con la ilusión de optar a la lucha por las medallas, pero no ha podido ser. tenemos que ser conscientes de que ha habido equipos que han llegado muy en forma. No fuimos capaces de ganar a Holanda y los cruces se complicaron, y tuvimos a una gran Alemania que supo competir muy bien en cuartos de final, mejor que nosotros”, añadió.

Ellas hacen historia

Al tiempo, España volverá a contar con selección femenina en un Mundial 24 años después porque la última presencia se remonta a la edición celebrada en Stoke Mandeville (Gran Bretaña) en 1994, donde el combinado nacional terminó en décima posición.

Además, el baloncesto español femenino en silla de ruedas competirá durante al menos cinco años seguidos, puesto que ha participado en el Europeo A de Worcester 2015 (quinta plaza), el Europeo B de Atri 2016 (medalla de oro) y el Europeo A de Adeje 2017 (quinta), y lo hará en el Mundial de Hamburgo 2018 y en el Europeo A de 2019, cuya sede está aún por decidir.

Hasta ahora, el mayor ciclo en competiciones oficiales se remonta a décadas atrás, cuando España encadenó seis campeonatos: el Europeo de Charleville-Meziers’89, el Mundial de Saint-Étienne’90, el Europeo de Ferrol’91, los Juegos Paralímpicos de Barcelona’92, el Europeo de Berlín’93 y el Mundial de Stoke Mandeville’94.

En España destacaron Vicky Pérez (31 puntos), Vicky Alonso (29 puntos y 13 rebotes), Beatriz Zudaire (9 puntos) y Sonia Ruiz (8 puntos), como Mine Ercan (15 puntos) y Büsra Ünal (7 puntos) en Turquía.

Nunca las españolas habían anotado tantos puntos en un partido oficial (lograron 82 en el primer encuentro de Adeje). Al final, todo el equipo se fundió en largos abrazos, junto con los integrantes de la selección masculina, que se sumaron a los festejos por la clasificación para el Mundial de Hamburgo 2018.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

espana mundial bsr

España estará en el Mundial de Hamburgo de #BSR

España logró su clasificación para el Mundial de 2018 de Hamburgo (Alemania), al derrotar a Italia en un partido que le permitirá pelear por el quinto puesto en el torneo continental.