Ferrero primer título Nápoles
Ferrero, junto a Pablo Andújar, el campeón de su torneo en las dos ediciones. Foto ATP Tour.

Se cumplen 20 años del primer título de Ferrero en Nápoles

Juan Carlos Ferrero es una de las leyendas del tenis español. Llegó a ganar Roland Garros y a ser número uno del mundo, pero esa historia tuvo un comienzo hace ahora 20 años, cuando consiguió su primer trofeo en el ATP Challenger de Nápoles, que marcó el inicio de sus muchas victorias.

El tenista valenciano tuvo un ascenso espectacular, al contrario de lo que suele suceder en otros casos donde el camino a la cima es más constante y más largo, el de Villena voló desde este triunfo en tierras napolitanas.

Roland Garros y número uno

Con una agilidad extraordinaria y una solidez impropia de alguien de su edad, ‘el mosquito’ fue creciendo en el circuito desde la potencia de su derecha. Cuatro años después de su triunfo en Nápoles, llegaba al trono de la ATP después de ganar en París, en Roland Garros.

Esa es una historia que todo el mundo conoce, sin embargo, pocos recordarán aquel éxito en territorio italiano que le sirvió de trampolín. En 1999 ascendió desde las catacumbas de la clasificación primero al Top 100 y más tarde al Top 50. Todo eso en apenas unos pocos meses.

“En ese momento estaba jugando muy bien. Había ganado cuatro torneos consecutivos de nivel inferior y me invitaron a jugar algunos Challengers. Nápoles fue el tercero. Era muy joven, pero estaba en gran forma y estaba motivado para competir. Recuerdo que la final fue muy difícil. Siempre bajo presión, pero logré ganar el segundo set en un tie-break y eso cambió todo. Después de eso, en el tercer set mi rival se derrumbó”, recuerda el actual Juan Carlos Ferrero, que dirige ahora los mandos del joven Carlos Alcáraz.

A esa final a la que hace referencia el tenista español fue ante su compatriota Juan Albert Viloca y que acabó resolviendo por 3-6, 7-6 y 6-1. Tan solo un par de meses después de ese primer triunfo, llegaría su segunda victoria en un Challenger, en Maia, en Portugal.

“Jugar solo tres Challengers y ganar uno ya me hizo darme cuenta de que podía estar allí, compitiendo con los mejores. Me animó a hacerlo aún mejor. Hay jugadores que tardan varios años en saltar a los torneos más grandes. Tuve suerte de pasar rápido, jugando solo seis o siete Challengers antes de competir en el ATP Tour”, explica.

Director de un Challenger

Veinte años después de aquello, Ferrero sigue muy ligado al mundo del tenis. Además de ejercer como preparador de Alcáraz, es director del torneo Ferrero Challenger Open, que se celebra en su Villena natal y que ha tenido a Pablo Andújar como único campeón ya que se ha llevado las dos ediciones disputadas hasta el momento.

“Siempre estamos organizando muchos torneos en la academia, pero tener uno a este nivel me hace sentir muy orgulloso”, ha contado el valenciano.

practicodeporte@efe.com

Te puede interesar

Carlos Alcáraz futuro tenis español

Carlos Alcáraz, el nuevo diamante en bruto del tenis español

A sus 15 años, Carlos Alcáraz ha irrumpido en el panorama del tenis nacional con fuerza, ganando júnior y cosechando sus primeros triunfos en sus dos primeros Challengers, en Alicante y en Murcia y ya empieza a sentirse con "un buen nivel" ante Top-200.