Fútbol China
Influencia del fútbol español en China

Cómo el fútbol español entra en China a través del deporte de base

Traer entrenadores españoles profesionales para enseñar en escuelas de ciudades de China es una de las apuestas de LaLiga para entrar en el país a través del fútbol base, un deporte minoritario pero cada vez más popular entre los chinos.

La penetración del fútbol español en este país asiático también se fomenta a través de giras de los equipos de la Liga Española o mediante la presencia de jugadores o entrenadores relevantes, ya sea trabajando en el país -como el técnico Gregorio Manzano, actualmente en el Shanghái Shenhua tras entrenar al Beijing Guoan- o con visitas puntuales -como la de los exjugadores Fernando Morientes y Frédéric Kanouté, hace una semana.

Los grandes duelos del fútbol español (como el pasado Barça-Madrid) se promocionan en China con grandes eventos y a veces hasta se juegan más pronto (con un mejor horario para el espectador asiático), e incluso el Real Madrid ha abierto una oficina de promoción en Pekín.

Pero una de las estrategias menos conocidas con un impacto más duradero a largo plazo es el despliegue de entrenadores españoles: por ejemplo, La Liga tiene a 37 enseñando en escuelas de nueve ciudades chinas para formar a los niños desde edades tempranas con métodos de entrenamiento españoles.

Las ciudades elegidas no son las más famosas del país, sino que varias de ellas están en zonas rurales con menos medios: sólo tendrán tres entrenadores en Pekín (que -según el coordinador de Proyectos deportivos de La Liga, Hugo Blanco– se incorporarán en breve) y ninguno en Shanghái, Cantón o Hong Kong.

Para algunos de los entrenadores españoles recién llegados (los entrevistados por Efe llegaron hace unos seis meses) ésta es su primera oportunidad de poder trabajar como entrenadores a tiempo completo, aunque todos tienen títulos formativos de alto nivel y años de experiencia en clubes españoles (o extranjeros) importantes.

La distinta mentalidad -en China los deportes populares siempre han sido individuales- es una reto con el que suelen encontrarse al entrenar.

“La mayor dificultad es el cambio de paradigma. Se les ha enseñado que hay que sumar individualidades, pero eso es un error: hay que hacer un juego global”, explica a Efe Álvaro García, almeriense destinado en Xian (provincia de Shaanxi, en pleno centro de China).

García explica que no se trata de “egoísmo“, sino que todos quieren hacer “muy bien” los aspectos técnicos individuales del juego y no se mentalizan como equipo, aunque -destaca como los mejores valores de sus jugadores- tienen una “increíble predisposición” y mucha disciplina.

Es algo con lo que coincide David Campaña, malagueño en Hefei (provincia de Anhui, al este del país), que asegura que no ha escuchado “ni una protesta” en el tiempo que lleva entrenando, aunque echa en falta en la actitud de los jóvenes más “iniciativa y creatividad”.

Para otros entrenadores, como Gillermo Oriol, entrenador en Lanzhou (Gansu, en el centro de China) el gran cambio lo supone el idioma: los entrenadores aprenden términos futbolísticos en mandarín pero deben hacer el resto mediante traductores o incluso señales.

Además, “el nivel de competencia inicial es menor que el de un niño español”, apunta José Ángel García, que lleva el grupo de Chongming (isla cercana a Shánghai).

Empresas españolas también han entrado en el fútbol base chino: es el caso de Soxna, que creó la mayor escuela de fútbol del mundo en Qingyuan (provincia de Cantón, al sur de China) bajo la marca del Real Madrid y la propiedad del equipo chino Guangzhou Evergrande, en la que trabajan 22 entrenadores españoles y estudian más de 2.000 niños chinos.

Según explica a Efe el vicepresidente de la empresa, David López, llevan cuatro años en China y realizan formación de entrenadores, programas de fútbol para gobiernos locales y escuelas privadas, y ahora están preparando manuales de estudio sobre fútbol para los colegios, en colaboración con editoriales estatales.

El reconocimiento del fútbol español a nivel mundial ha ayudado a esta entrada en China, que busca buena formación de base para cumplir su objetivo -aún lejano- de ser también una potencia futbolística. EFE

practicodeporte@efe.es

 

Te puede interesar

sub-20 femenina mundial francia

La Sub-20 femenina, a preparar el próximo Mundial de Francia

Las 21 jugadoras convocadas se concentrarán desde el 16 al 29 de julio en la localidad navarra de Tafalla para preparar el próximo Mundial Sub-20 femenino de Francia, que tendrá lugar en la región conocida como Bretaña francesa, entre el 5 y el 24 de agosto.