futbolista profesion ilusionante
La profesión de futbolista, entre las más ilusionantes para los españoles.

Ser futbolista, entre las profesiones más ilusionantes de los españoles

Profesor, médico o enfermero, o empresario son las profesiones más ilusionantes para los españoles, que colocan a ser jugador de fútbol como la cuarta profesión preferida.

Así lo expresan los resultados del Barómetro Cofidis de la Ilusión, el primer estudio demoscópico elaborado por la empresa de investigación GFK y Cofidis, cuyo objetivo es cuantificar el índice de ilusión de los españoles.

La ‘ilusión’ por ser futbolista ha mejorado en cinco posiciones en este índice  de profesiones ilusionantes, con un 3%, superando a la profesión de policía que baja al quinto puesto.

Profesor ocupa el primer lugar, con un apoyo del 10%, seguido de médico o enfermero con un 9%, y empresario, con un 4%.

Sanidad y Educación

En lo que se refiere a sectores, vuelven a mostrarse con los más ilusionantes para los españoles tanto el sanitario, un 17%, como el educativo (11%). El deporte y la educación física también entra en el top-10, en concreto, en el octavo puesto de este ranking de los sectores laborales, con un 5%, por detrás del de la construcción.

Los hombres consideran ser futbolista o policía, las profesiones más ilusionantes

Si se divide el estudio por sexos, la profesión de futbolista no figura entre las más mencionadas entre las mujeres, algo que si ocurre entre los hombres. Y es que ser futbolista o policía son las dos profesiones que atraen más a ellos, con un 6 y un 4%, respectivamente, mientras que solo el 1% de las mujeres las menciona.

La edad también determina unos u otros gustos. Así, entre los de la franja que va de 15 a 34 años destaca entre las profesiones más ilusionantes, una muy relacionada con el deporte, como es la de fisioterapeuta.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

alex txikon iglu

Alex Txikon pasa su “mejor noche” en un iglú en su expedición al K2

Alex Txikon y su equipo superaron con éxito la construcción de un iglú, uno de los grandes descubrimiento de esta expedición al K2, donde el alpinista vizcaíno vivió "la mejor noche de descanso" en un campo base invernal.