Practico Deporte
georgina tenis copa federacion
Georgina García Pérez mostró en Japón todas sus virtudes tenísticas. Foto EFE

El Huracán Georgina pasó por Japón

Jose Castán

El tenis femenino español estará este martes en el sorteo para volver al Grupo Mundial de la Copa Federación, y todo ello gracias a una tenista, desconocida para la gran mayoría, llamada Georgina García-Pérez y que es un reflejo de ese mundo del tenis más desconocido, que forma la inmensa mayoría, compuesta por jugadores por detrás de las cien mejores.

Ese es el caso de esta tenista, nacida hace 26 años en Barcelona, apodada Huracán Georgi, y que volvía a una convocatoria de la competición por equipos del tenis femenino, gracias a las ausencias de las principales raquetas españolas, como Garbiñe Muguruza y Carla Suárez. Ahora ella es la séptima española en el ranking WTA.

Ella fue la protagonista de la victoria de España sobre Japón (3-2) en la primera ronda del Grupo Mundial II de la Copa Federación.

Pista rápida

Cuando Anabel Medina, capitana del equipo, vio la superficie superrápida que habían preparado los japoneses en el Gimnasio Municipal de Kita-kyushu, sudoeste de Japón, para la eliminatoria, pensó como respuesta dar su confianza en la barcelonesa, como número dos.

La derrota en el primer individual de Sara Sorribes, puso todavía más presión a García-Pérez, una jugadora acostumbrada a torneos de segunda categoría y que no fue hasta el pasado año cuando consiguió debutar en un cuadro final de un Gram Slam, en Roland Garros.

Pero no hubo tal presión o por lo menos no pareció. La catalana salió a por todas, y eso que su inicio de temporada no está siendo el deseado, llegó a Japón con más derrotas, cuatro, que victorias, tres. Enfrente tenía a Misaki Doi, jugadora con mejor clasificación en el circuito, la 121, mientras que Georgina, ahora ocupa el puesto 170.

Una diferencia que no se vio sino todo lo contrario. La española salió a por todas, con ese ímpetu que le hace ganar partidos, aunque otras veces le hace perderlos. Y se impuso, no sin mucho esfuerzo por 6-2, 4-6 y 7-6 (2), en un desempate en el que supo mantener sus nervios y el juego de la rival a raya.

La igualdad tras esa primera jornada provocó que Medina se decidiera por la experiencia de Silvia Soler-Espinosa en lugar de por la número uno Sorribes. Lo normal hubiera sido la victoria de ésta y la derrota de Georgina, pero no, el Huracán llegó a tiempo a Japón.

Eliminatoria salvada

Volvió a jugar otra vez, con España por detrás en el marcador, tras la derrota de Soler, pero con más presión porque perder hubiera significado el adiós de España a sus aspiraciones a volver al Grupo Mundial. Y lo hizo con esa energía que le caracteriza, desarboló en muchos momentos a Nao Hibino, que venía de superar a Sorribes, y que estaba a un paso de convertirse en la heroína de la eliminatoria.

García-Pérez impuso en el último tercio de la primera manga su juego agresivo para llevarse el set (6-4), de la misma manera que su afán por acabar cuanto antes le llevó a perder el segundo (1-6). La capitana Medina paró las acometidas de Georgina en el descanso antes de la manga decisiva, atemperó su ansia de triunfo y la barcelonesa volvió a su mejor tenis (6-1) y así abrió el camino para ganar la eliminatoria.

Pero todavía quedaba el doble definitivo. El estado de gracia de Georgina fue aprovechado por Anabel Medina para cambiar de planes. El dobles lo integraría ella, junto a la gran veterana María José Martínez. El resultado fue contundente 6-1 y 6-3 y la victoria camino de España.

Todo ello gracias a una tenista que regresó a este deporte tras dejarlo porque no tenía muy claro que es lo que quería, y que ronda y sueña por entrar en el club de las cien mejores, algo que en Japón demostró, que por juego, trabajo y coraje es más que posible.

georgina tenis copa federacion
Georgina García Pérez junto a María José Martínez, durante el doble definitivo. Foto EFE

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

España Inglaterra golf

Llega la III edición del Inglaterra – España en Formby Golf

El ya tradicional encuentro bienal entre España e Inglaterra, uno de los grandes duelos de la Europa golfística, llega este próximo fin de semana del 27 y el 28 de abril y lo hace celebrando su tercera edición en el Formby Golf Club de Liverpool.