Gómez Noya preparado volver
Gómez Noya

Gómez Noya, preparado para volver

Javi Gómez Noya, cinco veces campeón del mundo de triatlón y plata en los Juegos de Londres 2012, ha afirmado que la lesión que le impidió estar en la cita olímpica de Río de Janeiro le ha permitido oxigenar el cuerpo y afrontar el futuro con ánimo renovado.

El triatleta ferrolano ha visitado el Colegio Franciscanos de A Coruña para participar en un acto solidario, pocos días antes de recibir el Premio Princesa de Asturias del Deporte por su “por su brillante palmarés y espíritu de superación”.

Gómez Noya presidió la entrega del dinero que recaudaron los alumnos del centro en una carrera solidaria (cerca de 2.000 euros) a favor de la asociación BoanoiTe, una entidad sin ánimo de lucro que se dedica a la atención de personas sin hogar.

Vuelta la normalidad

Antes del acto que compartió con los alumnos, Gómez Noya explicó a los periodistas que su vida “va volviendo a la normalidad“, ya con “entrenamientos y marcando nuevos objetivos para 2017” después de que en julio se quedara sin opciones de acudir a los Juegos Olímpicos al fracturarse el codo en un caída con la bicicleta.

“Estoy con ilusión porque después de tanto tiempo parado tengo ganas de volver a competir, de volver a disfrutar del deporte, de volver a entrenar bien. Afortunadamente el codo va mejorando mucho y estoy listo para volver al trabajo”, comentó tres meses después del desgraciado suceso que le apartó de la cita olímpica.

El triatleta gallego anunció que su objetivo es estar en la primera prueba del mundial, en marzo, y que probablemente reaparezca antes para preparar esa cita.

Disputar un Ironman

Así abrirá una temporada en la que quiere centrarse en el “Mundial ITU”, que este año ha conquistado el español Mario Mola, e incluso no ha descartado “hacer un Ironman”.

Gómez Noya afirmó que “prácticamente desde el día siguiente a la operación” empezó con la “rehabilitación” de la lesión y paulatinamente ha ido introduciendo “más elementos” en el día a día.

Recordó también, que el accidente con la bicicleta “fue un momento duro” porque había “dejado muchas cosas de lado” para centrarse en el objetivo de Río.

“Psicológicamente fue complicado, pero superé ese contratiempo mentalmente, me marqué nuevos objetivos, traté de sacar la parte positiva de la desgracia y ahora estoy ilusionado y motivado”, dijo.

El accidente con la bicicleta “fue un momento duro” porque había “dejado muchas cosas de lado” para centrarse en Río 2016

En este sentido, concretó que “la parte positiva es que después de muchos años, muchos entrenamientos muy intensos, muchas competiciones, enlazando una temporada tras otra, hacer un parón más grande que otras veces” le ha podido “venir bien” a su “cuerpo para afrontar los próximos años más recuperado y con nueva ilusión y motivación”.

“Fue algo positivo dar un respiro a mi cuerpo”, aseguró el triatleta, que tuvo que ver como espectador los Juegos y la última prueba del Mundial.

La prueba de Río 2016

“Pensaba que iba a ser duro, pero soy un apasionado de mi deporte, me gusta verlo si no compito y fue un gran espectáculo. La prueba de los Juegos siguió el guión, los Brownlee la hicieron cómo a ellos les interesaba, disfruté como un espectador más, aunque es inevitable pensar dónde podría estar, pero al final solo compiten los que están allí”, dijo.

Respecto a lo que sucedió en el Mundial, cuando Alistair Brownlee ayudó en los últimos metros a su hermano Jonathan, que se jugaba el título, Gómez Noya afirmó que es algo que “no debe servir de precedente”.

“Cuando un atleta está en esas condiciones, lo más seguro y lógico es retirarlo de la carrera, no porque le ayuden a continuar o no sino porque hay un riesgo importante de que puede pasar algo y no debe servir de ejemplo para carreras populares, nadie debe empujar a otro cuando no puede seguir”, apuntó.

gomez noya preparado volver
Javier Gómez Noya

No obstante, puntualizó: “Yo entiendo la reacción de Alistair con la meta tan cerca y su hermano jugándose el Mundial, pero creo que es mejor que el médico de la carrera pare al atleta y lo atienda”.

“Entiendo la reacción de Alistair con la meta tan cerca y su hermano jugándose el Mundial, pero creo que es mejor que el médico de la carrera pare al atleta y lo atienda”, afirma Gómez Noya

Esta semana Gómez Noya recibirá un “premio de una importancia tremenda”, el Princesa de Asturias, que es “especial” para él y para su “deporte”.

Premio Príncisa de Asturias

“Mañana estaré en Oviedo con diferentes actos y muy ilusionado y feliz con vivir esa experiencia. Es una sensación rara. Como deportista estás acostumbrado a hacer una competición y que te premien por ello. Ahora no estoy haciendo nada y me van a dar un premio importantísimo por mi trayectoria”, reconoció.

Gómez Noya afirmó que el hecho de no haber ganado antes el Princesa de Asturias tampoco le preocupaba en “exceso” porque es “consciente” del nivel de los aspirantes a llevárselo.

“Hay muchísimos deportistas con méritos como los míos y superiores para ganarlo. Depende de un jurado que valora una serie de cosas. Este año me lo han otorgado y lo recibo con mucha alegría”, zanjó.

Entre los actos programados, se ha organizado una carrera popular en Avilés para festejar la concesión del premio al triatleta gallego (ver noticia).

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

Javier Gómez Noya

Carrera popular con Javier Gómez Noya en Avilés

Coincidiendo con la entrega a Javier Gómez Noya del Premio Princesa de Asturias de los Deportes el viernes 21 de octubre, al día siguiente se ha organizado una carrera popular en Avilés para festejarlo con el triatleta gallego.