Josef Ajram libro superación
Ajram, deportista y broker, espera que este libro sirva para que los lectores reflexiones sobre cuestiones vitales del día a día. Foto: portada libro

Josef Ajram regresa con ‘El pequeño libro de la superación 2’

Tras vender más de 40.000 ejemplares de la primera entrega, Josef Ajram regresa con ‘El pequeño libro de la superación personal: 2‘ (Editorial Planeta), en el que ofrece otros cien consejos para conseguir todo lo que te propongas.

El libro recoge, explica el autor, “cien pequeñas tormentas de verano y cien frases reunidas durante estos dos últimos años que han actuado como pequeños detonadores que hacen estallar el pensamiento”.

Después de cada frase se encuentra un texto explicativo con una reflexión particular que pretende hacer que el lector también reflexione acerca de si ese concepto es útil para él o por el contrario es diferente a su pensamiento.

Josef Ajram es conocido por intentar llevar al máximo exponente retos deportivos que van desde los Ironman hasta carreras de ultradistancia.

¿Dónde está el límite? Pienso que todo el mundo debería tener objetivos constantemente y de esta manera poder decir que jamás encontraremos el límite. Hay que agotar todos los recursos para hacer realidad los sueños antes de decir que no podemos lograrlo. El conformismo es una trampa en la que no hay que caer. Mi filosofía no es ganar sino sentir que he dado el cien por cien de mis posibilidades”, confiesa Josef.

Citas del libro

“Cada día, desde hace años, dedico un mínimo de un cuarto de hora al día a reflexionar a partir de los muchos inputs que voy encontrando por ahí. A veces son citas breves de escritores o pensadores; otras, frases sueltas que me encuentro por internet o ideas que me transmiten las personas con las que tengo la suerte de compartir mi día a día”.

“En vez de pasarte un viaje en metro deslizando fotos de Instagram, piérdete en la ventana y haz un repaso a todo lo que tienes por delante ese día. Está claro que tendrás unas cuantas obligaciones que seguramente te ocuparán un mínimo de ocho horas del día. Pero ¿qué haces con las ocho horas libres restantes, las que no te pasas durmiendo? ¿Las aprovechas o sólo las quemas? Reconozco que no siempre es fácil tomar el control sobre esas ocho horas. Porque el ruido que nos rebota dentro de la cabeza nos impide centrarnos en las cosas que de verdad importan”.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

Josef Ajram Deliveroo

Josef Ajram, un maratoniano en bicicleta para Deliveroo