juan carlos navarro bomba leyenda
Celebrando el Mundial de Japón, el mayor éxito de la selección española. Fotos Archivo

Juan Carlos Navarro, siete momentos de una Bomba de leyenda

Este martes, Juan Carlos Navarro, sempiterno escolta de la selección española, superó a Epi como jugador con más partidos internacionales con La Roja. 240 veces ha saltado al parqué el de Sant Feliu de Llobregat con su inseparable 7 a la espalda, dejando momentos para el recuerdo como los que aquí se repasan.

Un júnior de oro

Con la compañía de otros ilustres de la canasta como Pau Gasol, Felipe, Calderón o Raúl López, Navarro comenzó a escribir la primera página de lustre en su historia con aquel título en Lisboa, allá por 1999. Entre aquel núcleo de imberbes, que luego liderarían a la selección absoluta, destacó el papel del tirador blaugrana, al que empezaron a apodar “La Bomba”.

Patente de tiro

2200821
Navarro ejecuta una de sus bombas.

Si ya es difícil destacar a nivel mundial dentro de un deporte practicado por millones de personas, aún lo es más que a uno le recuerden y le asocien a un determinado tipo de tiro. A Juan Carlos le salía natural aquel lanzamiento ahora familiar pero que entonces llamaba mucho la atención. Para sortear la diferencia de altura y la potencia de salto de los pívots rivales, Navarro bombeaba sus tiros al máximo, imposibilitando el tapón de la defensa. Nacía “La Bomba”.

Récord olímpico

En Sidney 2000, Navarro ya era un fijo en las convocatorias de la selección. Desde entonces, cinco olimpiadas adornan un palmarés en el que sobresalen las dos platas conseguidas tras perder ante Estados Unidos en Pekín y Londres, y el bronce cosechado el año pasado en Río tras un agónico encuentro contra Australia. Sólo Andrew Gaze, Teófilo Cruz y Oscar Schmidt pueden presumir de lo mismo, aunque ninguno subió al podio. Teresa Edwars, también consiguió idéntico logro con el equipo estadounidense, atrapando cuatro oros y un bronce.

Triplete

A nivel de club, destaca la temporada 2002/2003, cuando el Barça arrasó a nivel nacional y continental, conquistando la primera Euroliga de su historia. En aquel vestuario, Navarro compartió éxitos con jugadores de la talla de Jasikevicius o Bodiroga.

2 y 11

Su idilio con el triple se expande en todas las competiciones. Con el Barcelona se ha hartado de encestar desde el arco hasta coronarse como máximo artillero en Liga ACB (1014), Euroliga (478) y Copa del Rey (53), siempre con su inseparable 11 a la espalda.

En 2007, Navarro hizo su único paréntesis como blaugrana. La llamada al otro lado del charco de los Grizzlies de su amigo Pau Gasol, propiciaron su debut en la NBA. Estuvo sólo un curso, pero a punto estuvo de batir la marca de Kerry Kittles como mejor triplista novato. Le faltaron dos aciertos, precisamente el número que lució durante toda la campaña.

El 7 de España

Como no podía ser de otra manera, el escolta también ha destacado con la selección desde el perímetro. Hasta en 371 ocasiones ha levantado al público de sus asientos sumando tres puntos para España.

Retirada de la selección

Cuesta imaginar a la selección sin Navarro, artífice del inolvidable Mundial de 2006 en Saitama (Japón). Pero sí, el próximo Eurobasket será probablemente su última cita. La Bomba lo deja y España le echará de menos. Su nombre ya es leyenda del baloncesto.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

Sergio Llull lesión

El deporte español se vuelca con la lesión de Sergio Llull

Sergio Llull, escolta del Real Madrid que estaba con la selección española preparando el próximo Eurobasket, se rompió este miércoles el ligamento cruzado anterior, una lesión que lo apartará de las pistas entre seis y nueve meses.