Judo español objetivo Tokio 2020
Desde los Juegos de Sídney 2000, el judo español no ha vuelto a colgarse una medalla olímpica. Fotos: RFEJYDA / Gabi Juan

El judo español tiene un objetivo claro: Tokio 2020

Laura Calvo

Con la mira puesta en el Grand Slam de Bakú, que se celebrará del 10 al 12 de mayo, el judo español ya se prepara para seguir colgándose medallas esta temporada y cosechando puntos que les permitan afianzarse en el Ranking IJF de cara a la clasificación final de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Nikoloz Sherazadishvili, María Bernabéu, Julia Figueroa o Fran Garrigós serán algunos de los judokas que estén presentes en la capital de Azerbaiyán, lugar que el primero de ellos conoce muy bien tras hacer historia allí el pasado mes de septiembre y proclamarse campeón del mundo en la categoría -90 kg.

Todos estos nombres son garantía de éxito, como así lo vienen demostrando desde que arrancó la temporada, y desde la federación se muestran positivos con la idea de realizar un gran papel y regresar de Bakú con más de una presea.

“Espero que volvamos con medallas porque todos los mejores van a estar allí. Va a ser el primer Grand Slam de esta temporada en el que estén todos los españoles de primer nivel. Estarán todos los deportistas que previamente han conseguido medalla en un Grand Slam y eso ya es una referencia. Además, también estarán algunos que la han logrado en Grand Prix, así que espero volver de Bakú con buenas sensaciones”, afirma Sara Álvarez, directora deportiva de la Real Federación Española de Judo.

Objetivo: Tokio 2020

La exjudoka atendió a practicodeporte.com en una entrevista en la que no dudó en asegurar que el objetivo principal del judo español es acudir a Tokio con un gran número de deportistas. Sin embargo, no se conforman solo con eso, sino que desean acabar con la sequía de medallas en unos juegos y que más de uno de sus deportistas logre subirse al cajón en la capital nipona.

“Espero que haya más judokas en Tokio de los que hubo en Río, pero no solo espero que haya más sino que nos volvamos con una medalla. María Bernabéu, en Brasil, estuvo lo más cerca que se puede estar de conseguir una medalla, pero sin conseguirla. Y seguramente esté ahí para volver a intentarlo, como estarán Niko, Fran y muchos otros que están en liza”, dijo optimista.

Sara Álvarez, directora deportiva de la RFEJYDA. Foto: RFEJYDA/Gabi Juan

Sin embargo, no quiso precipitarse con respecto a la clasificación final, pues todavía queda mucho para que se defina qué judokas estarán en Tokio: “El judo no es matemático porque pasan muchas cosas y muy rápido. Esto hace que sea un deporte muy atractivo y emocionante, pero que tiene el inconveniente de que el mejor de la competición puede caer incluso en las primeras rondas por un accidente. Es por eso que no hay nada seguro, pero tenemos que confiar en la gente que está ahí“.

“A María Bernabéu, que ha sido dos veces medallista mundial y ha disputado un bronce en los Juegos Olímpicos, esperamos verla en el podio en el Mundial y en los Juegos Olímpicos, lo esperamos, lo queremos y estamos convencidos, pero como no es matemática no te puedo asegurar que ella va a estar ahí, que Garrigós va a estar ahí, que Julia Figueroa va a estar ahí. Pero lo que sí te puedo decir es que están en una buena posición para lograrlo”, añade.

Niko Sherazadishvili, la gran baza

Con seis medallas olímpicas en el palmarés particular del judo español y tras el oro de Isabel Fernández en Sídney 2000 en la categoría -57kg, este deporte no ha vuelto a colgarse ninguna medalla en unos juegos. Es por esto que ahora todos los focos apuntan a Niko Sherazadishvili como la gran baza para acabar con dicha sequía.

Niko Sherazadishvili. Foto: RFEJYDA/Gabi Juan

“Ahora mismo, el que más posibilidades tiene de ir a los Juegos y que está número uno en el ránking mundial y que es campeón del mundo y campeón del Máster  es Niko.  Es incuestionable no sólo porque sea el primero del ránking y campeón mundial, sino porque creo que es un deportista joven y que es el mejor de su categoría de peso. Él sabe que tiene un coco que le va a salir en los Juegos Olímpicos. Niko no es solo el número uno, sino que es el mejor”, asegura Sara Álvarez.

La directora deportiva sabe que es el gran candidato para devolver al judo español a lo más alto del podio olímpico. Sin embargo, también es consciente de que no deben cargarle con todo el peso. “¿Qué podemos esperar de él?, pues todo. Pero tampoco podemos hacer que recaiga sobre él la losa de todo. Tenemos que pensar que el judo es muy abierto y que pueden pasar muchas cosas, lo que hace que nos guste tanto y nos enganche tanto, pero tiene el lado negativo de que no hay nada seguro”, reconoce.

Gran temporada

Para poder ir a los Juegos de Tokio los judokas españoles necesitan realizar una buena temporada para situarse entre los mejores de la clasificación mundial y obtener la plaza que les permita estar en Japón en 2020. De momento, el primer paso lo están cumpliendo.

Con tres Grand Slams y cuatro Grand Prixs disputados en lo que va de 2019, y nueve medallas conseguidas, la valoración del papel que están realizando los españoles, es muy positiva por parte de Sara Álvarez: “Está siendo una buena temporada, en la medida en que estamos sacando muy buenos resultados y además los están sacando gente muy diversa. En el último Gran Slam lo han hecho Ana Pérez Box y Julia Figueroa, en Dusseldorf lo hizo María Bernabéu“.

Foto: RFEJYDA/Gabi Juan

“En esa medida es positivo porque no estamos con los de siempre. Que es bueno que sigan sacando resultados, pero hemos visto que en estos meses que llevamos desde finales de septiembre que se inició la temporada, estamos consiguiendo un abanico amplio de resultados, algo que es positivo porque indica salud del equipo en general”, añade.

Además, las nuevas generaciones también llegan pisando fuerte. “Hay medallistas en Gran Prix que son de nueva generación, como Daniel Pérez, que nunca antes había conseguido un resultado internacional y ha subido dos escalones de golpe, ha conseguido medallas en Torneos Open y Grand Prix. Tenemos mucha gente joven que lo está haciendo bien en Grand Prix e incluso que se están iniciando en Grand Slam“, concluye.

El judo español sigue creciendo y no cabe duda de que con el potencial que tienen sus deportistas y los grandes resultados que están obteniendo, los deseos de su directora deportiva están cada vez más cerca de hacerse realidad.

practicodeporte@efe.com

Te puede interesar

Niko Shera

Niko Sherazadishvili sueña con el oro en los Juegos de Tokio 2020

Niko Sherazadishvili, campeón del mundo de judo en Baku (Azerbaiyán) en 2018, es la gran esperanza española en este deporte para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.