Kuhn final júnior Roland Garros
Kuhn ya está en la final de Roland Garros. Davidovich podría acompañarle. Foto RFET.

Nicola Kuhn jugará la final júnior de Roland Garros ante australiano Popyrin

El júnior español Nicola Kuhn, después de superar al primer cabeza de serie, el serbio Niomir Kecmanovic, en una batalla que se ha prolongado hasta las casi dos horas y media, mañana sábado se medirá en   la gran final de Roland Garros al australiano Alexei Popyrin.

El oceánico, tercer favorito, impidió una final española al superar al malagueño Alejandro Davidovich por 6-4 y 6-2.

El partido de Kuhn, undécimo cabeza de serie, no ha dado un solo respiro al aficionado, desde el primer instante al último. Al final se ha llevado el español la batalla por un ajustadísimo 7-6, 2-6 y 7-6.

Mucha igualdad

Las rachas han sido las grandes protagonistas y los momentos de buen juego de uno y otro han dominado durante muchos tramos del partido. En el primer set ha reinado la igualdad y los servicios se han impuesto sobre los restos, hasta llegar a un desempate en el que el español se ha mostrado más sólido y más solvente.

Cuando la sensación después de una primera manga tan peleada era que el partido podía pasar a manos de Kuhn, Kecmanovic ha sacado las uñas. Durante treinta minutos el serbio ha zarandeado al español, hasta el punto de dejarlo casi noqueado.

El primer favorito del cuadro ha encadenado hasta siete juegos seguidos, ha ganado el segundo set y se ha puesto con ‘break’ arriba en el tercero. Lejos de doblar la rodilla y enseñar bandera blanca, Kuhn ha tomado la decisión de aceptar las cosas y remar.

Así se ha forjado una remontada inolvidable que lo ha puesto en la gran final. De hecho, aunque se ha decidido el partido en otra muerte súbita, el tenista español ha podido resolverlo antes. Ha pasado, en apenas un suspiro, de estar ‘break’ abajo a estarlo arriba.

Tercer set de infarto

Con 5-3 y el servicio en poder de su rival, Kuhn ha saboreado su primera bola de partido. No ha podido ser ahí. Ni tampoco en el juego siguiente, donde Kecmanovic ha roto y ha vuelto a encender todas las alarmas. El partido, más igualado que nunca, iba a decidirse en un agónico ‘tie break‘, con mucho miedo en las dos raquetas y con la gloria a escasos centímetros de los dos.

No fueron unos puntos de vino y rosas, tampoco de poesía y cuento. Hubo que mancharse las manos, dejar escapar el sudor y contener la respiración hasta alzar los brazos al cielo y disfrutar del momento, de ser finalista júnior de Roland Garros, en la tierra prometida que tantas alegrías ha dado al tenis español.

practicodeporte@efe.es 

Te puede interesar

Kuhn júnior Roland Garros

Idilio de Kuhn y Davidovich en Roland Garros, ya en semifinales

Los juniors españoles Nicola Kuhn y Alejandro Davidovich siguen con paso firme en su aventura en Roland Garros y ambos se han impuesto con gran solvencia a sus rivales de cuartos y jugarán cada uno una semifinal.