Practico Deporte
laia sanz nombre dakar
Laia Sanz, en el control previo a una de las etapas del Rally Dakar 2019. Foto EFE

Laia Sanz se hace un nombre en el Rally Dakar

Lucía Santiago

Entre la primavera y el otoño de 2018, los informes médicos de Laia Sanz invitaban al pesimismo: una mononucleosis infecciosa, la fiebre Q y una inoportuna y molesta neuropatía comprometieron su participación en el Rally Dakar.

De Perú, sin embargo, la catalana regresó victoriosa y admite que se ha hecho un nombre en el Dakar: “Yo creo que sí. Si te pones a mirar los 6 últimos años he estado entre la 9 y la 16 cada año. Es mucho. No lo hubiese imaginado nunca. Estar ahí delante regularmente me sorprende, pero me gusta mucho”.

Dominó la clasificación femenina de motos y se ubicó en la undécima plaza de la general. Es su segundo mejor resultado tras el noveno puesto de 2015.

“Iba con muchas dudas”, reconoció este jueves en una visita a la sede central de la Agencia EFE. “Pero ya probando la moto allí tuve unas sensaciones muy buenas y diferentes. Al estar bien he valorado todo mucho más y he disfrutado más”, aseguró Laia Sanz.

Undécima en la general

– Pregunta (P): Viajó a Perú asegurando que su triunfo era estar en la línea de salida. ¿Sigue pensado así a su regreso?

– Respuesta (R): Totalmente. Si me llegan a decir el resultado a principios de diciembre no me lo creo porque llegué realmente muy justa a este Dakar, con muchas dudas. Primero, si podría correr; después, cuando me encontré mejor y decidimos correr, si podría acabar. A medida que fueron pasando los días me fui encontrando mejor y la verdad es que tuve una progresión muy buena.

Laia Sanz Dakar 2019
Laia Sanz (KTM) celebra al final del Rally Dakar 2019. Foto EFE

– P: ¿El noveno puesto de 2015 y el undécimo puesto de 2019 pesan lo mismo en su balanza?

– R: Es diferente porque el noveno es un récord y es muy importante, pero quizás este año tiene un sabor especial por cómo ha ido el año, por las dudas que tenía, por lo mal que lo pasé en los últimos meses. Quizás lo valore diferente, pero lo valoro mucho.

Este año me daba igual ser la once o la catorce. Viendo lo bien que estaba yendo el Dakar el balance es superpositivo y si hubiese sido un quince o un diecisiete también. No puedo pedir más.

Es el segundo mejor resultado que he conseguido en un Dakar. El año pasado estando a tope quedé la 12. Este año me ha ayudado el hecho de no ponerme presión en cuanto a resultados. Los primeros días he ido quizás demasiado tranquila, pero llevando un ritmo adecuado en cada momento y alguna etapa que me gustaba más corriendo más. Al final esto me ha permitido no fallar, no cometer grandes errores y volver con un muy buen resultado.

Ilusión y motivación

– P: ¿Se había preparado para sufrir?

– R: No preparé nada porque en noviembre pensaba que no iría. Siempre me he preparado bien físicamente porque eso me hace llegar bien mentalmente, pero este año pasándolo tan mal no sabía cómo gestionaría la carrera mentalmente. Tenía dudas de si estaría fuerte y supongo que el hecho de haber sufrido tanto me hizo estar fuerte durante la carrera y valorar mucho el hecho de encontrarme bien. Eso me dio un plus de ilusión y de motivación. Al estar bien he valorado todo mucho más y he disfrutado más.

– P: ¿En qué momento de la carrera se para a pensar en lo mal que lo pasó los meses previos al Dakar?

– R: Sobre todo cuando cruzo el último día la línea de final de etapa se me viene todo a la cabeza. Durante la carrera al final estaba más concentrada pero me iba sorprendiendo de cómo estaba, de ir aguantando y de estar más fresca de lo que esperaba. Esperaba sufrir más durante la carrera.

Desafío Inca

final Dakar 2019
Laia Sanz acabó su noveno Dakar y no ha abandonado nunca. Foto EFE.

– P: ¿El Desafío Inca coincidió con el peor momento de su enfermedad?

– R: Hacía unos meses que no estaba fina, desde primavera, pero lo relacionaba con los problemas de alergia y con el asma. En agosto volviendo de vacaciones me mareaba entrenando, no estaba muy bien. Fui al médico un par de veces, me pincharon y me fui al Desafío Inca sin saber lo que tenía. Al volver me encontraba tan mal que sabía que algo tenía que tener. Cuando me dan el diagnóstico empiezo con reposo absoluto y el tratamiento con antibiótico.

Fue una recuperación larga. Me costó bastante. A mediados de diciembre empecé a recuperar la energía y a entrenar.

– P: ¿Se asustó con el diagnóstico?

– R: Lo agradecí porque no sabía lo que me pasaba y estás más asustado cuando no sabes lo que es. Es una bacteria un poco puñetera que puede dejar secuelas si no lo pillan a tiempo. Me tocó un poco el corazón, me preocupé por mi salud pero cuando eliminé al bicho volvió todo a la normalidad, aunque me quedaron secuelas.

Después tuve una neuropatía, tuve problemas de hormigueos, de falta de fuerza en las manos y la visión un poco rara. Esto hizo que sufriera un poco por estar en el Dakar. Ha costado, pero estoy agradecida ahora por encontrarme bien.

laia sanz nombre dakar
Laia Sanz en su visita a EFE.

Nueve de nueve

– P: ¿Eso le hace valorar más si cabe su nueve de nueve?

– R: A eso le doy mucho valor. En un Dakar es muy fácil que pasen cosas malas: una caída, una lesión, una avería… Acabar los nueve para mí tiene mucho valor.

– P: ¿Se ha hecho un nombre en el Dakar?

– R: Yo creo que sí. Si te pones a mirar los 6 últimos años he estado entre la 9 y la 16 cada año. Es mucho. No lo hubiese imaginado nunca. Estar ahí delante regularmente me sorprende, pero me gusta mucho.

– P: ¿La cuantía percibida por ganar en categoría femenina es justa?

– R: El premio es mucho más bajo que el que tienen los hombres, pero son subcategorías dentro de la general. Por ganar en amateur los premios no son iguales que por ganar la general y es normal. Ganar en la general tiene que estar bien pagado porque es ganar a todos. Lo que me gusta del Dakar es que hombres y mujeres hacemos lo mismo exactamente y es igual de duro para todos.

laia sanz gerard farres
La piloto española Laia Sanz (Red Bull KTM), durante una etapa del Rally Dakar 2019. Foto EFE

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

Laia Sanz Dakar 2019

Laia Sanz, "muy contenta" por su "sorprendente" resultado en el Dakar 2019

Laia Sanz (Soficat Xerox), que finalizó en undécima posición absoluta en la categoría de motos y primera mujer del pasado rally Dakar 2019, se mostró "muy contenta" a su llegada a Barcelona por lo conseguido y comentó que se trata de un resultado que le ha sorprendido mucho, después de muchos problemas físicos.