maraton europeo atletismo glasgow
Torrijos llegó a ir segundo, pero no pudo dar una nueva medalla. Foto EFE.

Pablo Torrijos, quinto, acarició una última medalla que no llegó

El castellonense Pablo Torrijos se quedó a cuatro centímetros de dar a España la undécima medalla en los Europeos de atletismo de Berlín, pero finalmente se tuvo que conformar con un quinto puesto que le supo a poco.

Durante unos minutos llegó a ir en segunda posición gracias a un salto de 16.74, sin embargo, no pudo mejorar en sus últimos saltos y acabó cayendo hasta la quinta posición. El concurso lo ganó el portugués Nelson Evora con 17.10, al tiempo que el sueco Duplantis se convertía en el protagonista de la jornada batiendo su propio récord del mundo de pértiga llegando hasta los 6.05 y logrando el oro.

En esa misma final de triple salto, otro español, Marcos Ruíz, no pudo pasar a la mejora. Cometió dos nulos en sus dos primeros saltos y en el tercero se quedó en 16.44 en décima posición.

Guerreras en el 1.500

En el 1.500 femenino, Marta Pérez y Esther Guerrero hicieron lo que pudieron en una final muy cara. Se dejaron ver al principio, se colocaron bien, pero el ritmo salvaje de Laura Muir, la ganadora, acabó reventando a las dos, que solamente pudieron ser novena y undécima respectivamente.

Las cosas en el estadio olímpico de Berlín empezaron bien para la delegación española. El relevo 4×100 femenino formado por Cristina Lara, Estela García, Maribel Pérez y Paula Sevilla estuvo cerca de batir el récord de España y las chicas se quedaron en 43.38, una marca que les sirvió para pasar por puestos a la gran final, aunque ahí no tuvieron opciones y acabaron en octava posición

El relevo 4×100 masculino, como era de esperar, no pudo meterse en la final a pesar de hacer la mejor carrera del año. El equipo capitaneado por el gran Ángel David Rodríguez, además, se vio perjudicado por la caída de los alemanes que obligó al ‘Pájaro’ a invadir otra calle y dejarse unas décimas.

Tampoco tuvo opciones de pisar el podio Irene Sánchez Escribano en los 3.000 metros obstáculos. En una carrera rota desde los primeros metros, la española acabó yendo más y consiguió una meritoria octava plaza, con el diploma de medallista correspondiente y marca personal. Un buen botín para ella.

Maratones intensos

En la matinal de este domingo, Javi Guerra acabó cuarto, a tan sólo trece segundos del bronce, en la prueba de Maratón en los Europeos de atletismo de Berlín, en una prueba ganada por el belga Koen Naert, en categoría masculina, y la bielorrusa Volha Mazuronak, en la femenina.

España acabó segundo en la clasificación por equipos masculino, y tercera en la femenina. Dos nuevos medallas para la delegación española en este Europeo.

Guerra fue el mejor español, como hace cuatro años en Zúrich, con un tiempo de 2:12:22, en los 42.195 metros que se disputaron en un circuito de 10 kilómetros por la Puerta de Brandenbrgo, el Reichstag o la Columna de la Victoria. Jesús España, en su supuesta última gran competición, también hizo una gran carrera, siempre entre los mejores y que acabó sexto en 2:12:58. Trihas Gebre fue la mejor española en la carrera femenina, novena, con 2:32:13.

Guerra y España

maraton europeo atletismo glasgow
Javi Guerra no se quedó del todo satisfecho con su cuarta plaza. Foto EFE.

En el maratón masculino, el grupo delantero, incluido Guerra y España, pasó por los diez kilómetros, con 30:55, y los quince, ya con sólo diecinueve atletas, en 46:39. Las hostilidades no se rompieron hasta el 20, que se pasó con 1:02:38. Fue el suizo Tadesse Abraham, el primero que probó con un cambio de ritmo que seleccionó mucho al grupo.

En un principio se quedó un grupo con sólo nueve atletas, entre ellos, Javi Guerra, que pasó la media maratón en 1:05:54. Pero hubo reagrupamiento. De nuevo, la cabeza estaba integrada por más de diez atletas, trece, con Guerra y España, entre ellos.

Un nuevo tirón provocó que quedaran tres atletas por delante, Abraham, Yassine Rachik y el belga Koen Naert, quien antes de cumplirse el 30 lanzó un ataque, que le dejó en cabeza en solitario. Pasó ese kilómetro con 1:33:35 y ya nadie le pudo parar.

Por detrás, los españoles lo intentaron para acabar en el podio. Guerra pasó el kilómetro 35, quinto,  con 1:49:07, y España, sexto, con 1:49:17. El segoviano puso todo para acercarse al italiano Rachik, tercero, en los últimos kilómetros, pero se quedó a tan sólo trece segundos de la medalla de bronce.  Por detrás, España realizó otra gran carrera, su última con la élite posiblemente, y llegó en un gran sexto puesto.

Camilo José Santiago fue a más tras salir muy conservador. Él sabía que tenía que ser importante para conseguir medalla por equipos y compitió muy regular. Al final acabó decimosexto, con 2:17:24.
Por su parte, Pedro Nimo fue vigésimo segundo, con 2:18:43, mientras que Araitz Arrospide terminó con 2:19:49, en el puesto 34.

Gebre, entre las mejores

En la prueba femenina, Trihas Gebre salió con las mejores, en un grupo que con el paso de los kilómetros se fue seleccionando. A un ritmo regular, las favoritas pasaron los cinco kilómetros con 17:31, y los diez -ya con sólo ocho corredoras en cabeza- con 35:12.

Por el kilómetro 20, poco cambió. El grupo delantero seguía unido, con un tiempo de 1:10:09, que fue de 1:14:00 en el ecuador de la misma. Pasada esa distancia fue cuando la bielorrusa Volha Mazuronak, que había sufrido una hemorragia nasal en el primer tercio de la prueba, lanzó un primer ataque. Sólo pudo ser respondido por la francesa Clemence Calvin y la checa Eva Vrabcova-Nyvltova.

Los últimos kilómetros fue un duelo entre las tres, donde la checa, tuvo que desistir en los dos mil últimos metros. Al final, se decidió en un esprint que se llevó la bielorrusa, con un tiempo de 2:26:22.

Gebre empezó a quedarse respecto al resto de atletas con el tirón de las tres mejores, sobre el kilómetro 27. Pasó por el 30, octava, con 1:45:21, a 46 segundos de la cabeza. Sufrió mucho en los últimos diez kilómetros, aunque acabó entre las diez mejores, novena con 2:32:13.

El resto de españolas, Azucena Díaz intentó estar con las mejores, lo que consiguió en la primera cuarta parte de la carrera, luego supo regular y esperar su momento. Y es que la madrileña, empezó a recuperar posiciones en los últimos diez kilómetros. Por el 31 pasó en el puesto 16, y por el 35 ya era décima. No obstante, pinchó al final, y acabó decimotercera, con 2:34:00.

También Elena Loyo hizo una carrera muy inteligente, recuperando posición con el paso de los kilómetros. La atleta vizcaína acabó en el puesto 23, con 2:37:54, y justo después Marta Galimany, con 2:38:25. Clara Simal tuvo que abandonar, debido a problemas físicos, después de aguantar muchos kilómetros sufriendo e intentando llegar a meta.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

alvaro martin maria perez diego garcia

El 4x400 español soñó con el oro y se quedó con el bronce

El relevo 4x400 español dio a España la octava medalla en Berlín 2018, sin embargo, es la que tuvo un sabor más amargo, pues durante 1.500 de los 1.600 metros, se rozó el oro. La última recta condenó a Hortelano.