María Vicente Jael Bestué
María Vicente, en la foto, junto a Jaël Bestué son el futuro del atletismo español. Foto EFE

María Vicente y Jael Bestué, el atletismo español del futuro está aquí

Las jóvenes atletas españolas María Vicente y Jael Bestué se van confirmando como las atletas del futuro, algo que ya están refrendando en este inicio de temporada, donde ambas están ocupando un gran protagonismo y batiendo récords sin descanso.

Lo de la heptatleta es caso a parte. Conforme van pasando los meses se va confirmando que no solo es una atleta que aspira a todo a nivel nacional, sino que se puede convertir en un verdadero referente a nivel mundial, pues va quemando etapas a la velocidad de la luz.

Los combineros, en Cardiff

Este pasado fin de semana, en el encuentro de pruebas combinadas de Cardiff (Reino Unido), María Vicente batió los récords nacionales sub-20 y sub-23 de pentatlon, demostrando que el inicio de 2019 está siendo tan impresionante como fue todo su 2018, año en el que se ha instalado en la élite absoluta del atletismo español.

La barcelonesa acumuló un total de 4.216 puntos gracias a un fabuloso concurso. Hizo 9.49 en 60 metros, lo que fue marca personal; 1,75 en altura, también mejor marca, 12,03 en peso (mp), 6,15 en longitud y 2:27:69 en los 800 metros.

A sus 17 años, la atleta nacida en L’Hospitalet no deja de asombrar por su gran calidad. En su palmarés ya figura el título de Europa sub-18 de heptatlon y triple, así como el récord sub-20 que tenía Carmen Ramos con 5.075 puntos.

La velocista Jaël Bestué ha sido la otra gran protagonista del fin de semana gracias a su impresionante actuación en el Campeonato de Cataluña que se ha celebrado en Sabadell. La atleta española logró en menos de dos horas dos récords de España sub-20 de 200 metros.

En una prueba en la que es subcampeona del mundo sub-18 y actual campeona de España absoluta, ahora añade estos espectaculares registros.

Junto a la actuación de ambas, también ha habido otras cosas que destacar estos días. En la categoría sub-20 masculina de heptatlon, Eloi Santafé acabó segundo tras un gran competición. Empezó con marca personal en 60 metros, 7.03, continuó con 6,86 en longitud, la mejor marca de todos los participantes; luego hizo 12,46 en peso, también mejor marca, y cerró la primera jornada, con 1,79 en altura.

Ya en este domingo, el atleta catalán, de 17 años, continúo con su gran concurso, con otra mejor marca personal, en los 60 vallas, con 7,98; 4,45 en pértiga, también su mejor salto de siempre, y 2:55:97 en los 1.000 metros, para un total de  5.343 puntos.

Pol Oriach, brillante

También merece la pena destacar la brillante actuación del joven de 16 años Pol Oriach, que paró el crono en 8:19.33 en los 3.000 metros indoor de Zaragoza, un registro que supone la mejor marca española sub-18 de la historia.

Además, en el mencionado Campeonato de Cataluña también brilló con intensidad el mediofondista Llorenç Sales, que certificó su mínima europea para Glasgow en los 1.500 metros con un tiempo de 3:42.76.

Y es que además de la brillantez que están poniendo los jóvenes, el atletismo nacional ha arrancado con muy buena nota este 2019.

Líderes del ránking

En este momento, hay cinco atletas españoles liderando el ránking continental. Saúl Ordóñez manda en los 800 metros con 1.46.62, Jesús Gómez lidera los 1.500 con 3.40.22, Adel Mechaal encabeza la prueba de 3.000 metros gracias a sus 7.45.56, Orlando Ortega es el vallista más rápido con 7.61 y Jorge Ureña es el primero en el heptatlon gracias a los 6.124 puntos logrados este fin de semana en Cardiff.

Además, otros como Solange Pereira, Marta Pérez, Toni Abadía o Esther Guerrero son otros nombres propios que ya han brillado en esta recién estrenada temporada.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

Peleteiro final Zúrich

Peleteiro, enferma, no puede acabar la final del triple en Zúrich

El deporte individual tiene este tipo de cosas. A pesar de la ilusión y las ganas de Ana Peleteiro por competir en su primera final de la Diamond League, una intoxicación alimenticia la privó de estar a su máximo nivel y después de cuatro saltos tuvo que dejar la competición.