Martín Puente Juegos Paralímpicos tenis silla Tokio
Martín de la Puente ha ganado tres veces el Máster Nacional de tenis en silla de ruedas. Foto: Luis Ros

Martín de la Puente: “Quiero acercarme al top-10 y llegar bien a los Juegos de Tokio”

David Ramiro

El tenista paralímpico Martín de la Puente, recientemente campeón del Máster Nacional de silla de ruedas por tercera vez, hizo un repaso con PracticoDeporte a su trayectoria, habló sobre sus próximos objetivos, como acercarse al top-10 y llegar en buenas condiciones a los Juegos de Tokio, y declaró que su deporte se encuentra “en un momento muy bueno”.

Martín de la Puente (Vigo, 1999) es un talento precoz del tenis en silla. En 2013 fue a la primera Copa del Mundo júnior, en 2015 acudió por primera vez con la selección española absoluta y en 2016 disputó en Río de Janeiro los Juegos Paralímpicos. Este 2018, aparte de revalidar el Máster Nacional, ha sido finalista de seis torneos internacionales en individual y ha ganado dos títulos de dobles en Preston (Gran Bretaña) y Barcelona.

P: ¿Cómo empieza su relación con el tenis?
R: Mi familia siempre ha sido muy deportista. Mi hermano mediano era el que jugaba y yo iba cuando la enfermedad que tengo no estaba muy desarrollada. Iba a divertirme y a pasar el rato, pero a medida que fui creciendo la enfermedad me fue afectando los huesos y ya no pude.

Martín de la Puente Rio
El gallego disputó en Río de Janeiro sus primeros Juegos Paralímpicos. Foto: twitter

P: ¿En qué consiste el Síndrome de Proteus?
R: Hace crecer los huesos muchísimo. En mi caso empezaron las intervenciones pronto y con siete años me apuntaron el pie izquierdo porque lo tenia extremadamente grande. El medico me dijo que iba arrastrando el pie y que lo mejor iba a ser quitármelo. No sabia con siete años que iba a ser un cambio tan brutal.

P: ¿Y ahí surgió el deporte en su vida?
R: Cuando me amputaron estaba buscando nuevos deportes. Como el tenis no podía mucho probé la natación, el waterpolo o el baloncesto en silla. No me acabaron de convencer hasta que Álvaro Illobre, un jugador de tenis gallego, me dijo de probar el tenis en silla. Estaba muy entusiasmado, me dijo de ir a Pontevedra un fin de semana a probar y vi un sofá con ruedas, un armatoste. No quise, pero me convencieron para sentarme, probé y me encantó. Me fui formando, me enteré que había un circuito profesional, y a partir de ahí los entrenamientos se fueron intensificando y así empecé.

Nueva vida

P: ¿Cómo asume un chico joven la amputación de un pie?
R: Era pequeño y no me di cuenta del gran cambio que iba a suponer. Por un lado doy las gracias que fuera en esa época, porque con diez años tienes más complejos ya que la gente te mira. Creo que no le di tanta importancia como era la situación y eso fue clave para mi, el apoyo de la familia.

P: Con 15 años debuta en la selección
R: Viajé pronto con la selección, fue todo genial. El tenis comenzó a ser mi pasión y viajaba con mi madre a la mayoría de torneos. Veía que estaba todo bien, que disfrutaba y era importante. En 2014 fuimos subcampeones del mundo sub-18.

P: Siendo tan joven, ¿cómo compaginó estudios y tenis?
R: Era difícil. Había que poner mucho tiempo de por medio para estudiar. Llevaba los libros a los torneos. Mi familia me ayudó. Fueron muy sacrificados los horarios, el ritmo de viajes y de asistir a clases.

P: Ha dejado Vigo y ahora vive en Barcelona. ¿Cómo es su nueva vida?
R: Estudio Administración y Dirección de Empresas en la Universidad Oberta de Cataluña. Me considero bastante social, siempre me ha gustado la economía y sobre todo la dirección. Viajo mucho, conozco bastantes personas y organizaciones y esta carrera me puede abrir muchas puertas por los contactos que puedo llegar a tener.

P: ¿Cuanto lleva en el Centro de Alto Rendimiento de Barcelona?
R. Año y medio y he notado mucha mejora. Los entrenamientos son excelentes. Ha sido un gran paso adelante hacía el profesionalismo. Estoy muy contento rodeado de deportistas. Es dura la convivencia sin la familia, pero a veces hay que sacrificar algunas cosas y el tenis es algo que me ha traído aquí, porque yo vivo en el CAR y soy el único tenista en silla.

Relación con Caverzaschi

Caverzaschi De la Puente
Dani Caverzaschi (izqda) y Martín de la Puente tras un partido de dobles en Río. Foto: CPE

P: ¿Cómo es su relación con Dani Caverzaschi?
R: Muy buena. Lo conozco desde que empecé, desde 2012 o 2013. Tenemos una gran amistad. A veces nos toca jugar en contra y en pista los amigos no existen, pero lo llevamos muy bien. Los dos intentamos empujar arriba el tenis paralímpico español y ojalá juntos hagamos grandes cosas.

P: ¿Qué tenista le gusta?
R: Rafa Nadal es un icono del tenis español, un ídolo. También tengo la suerte de conocer a Pablo Carreño y Roberto Carballés. Son muy majos y simpáticos. Los veo entrenar como bestias y siempre que necesito algo ellos me dicen. Son unos referentes en el tenis español.

P: ¿Un tenista en silla se fija en otro que va en silla o en alguien que no tiene discapacidad?
R: Me fijo en todos, porque el tenis en silla es parecido al de pie. Mi ídolo es Gustavo Fernández (tenista argentino en silla), que ha sido número uno. Muchas veces que viene a Barcelona entrenamos juntos. Es un gran amigo y le tengo mucho aprecio.

P: Como es su silla de competición?
R: La silla es mía, no es prestada. Es una RGK, bastante rápida. Lo que tienen las sillas de competición es que son muy ligeras, con el giro ágil y lo que tenemos que hacer es protegerlas para que no la destrocen en aviones. Nos hace correr en la pista.

P: ¿Cuantas tiene?
R: Tengo dos. Hace poco me llegó la nueva. Antes tenia una, pero ahora tengo una de repuesto y estoy feliz de tener ese recambio.

Balance de 2018

P: ¿Que balance hace de 2018?
R: Ha sido un año muy positivo por los resultados y por cómo venimos trabajando. Han merecido los días de sacrificio. Estoy muy contento porque las cosas salen cada vez mejor, me siento bien dentro de la pista y ojalá poco a poco me acerque al top 10.

P: ¿A los Reyes Magos que les pide?
R: Seguir mejorando, que me den fuerzas y a seguir a por todas.

P: ¿El top 10 es un reto para 2019?
R: El ránking no lo tengo muy en cuenta, aunque forma parte del trabajo, pero me encantaría este año o el siguiente acercarme porque creo que es donde podemos estar y el nivel lo estamos alcanzando. Si es en 2019 bien y si no después. Lo conseguiré con trabajo.

P: En año y medio son los Juegos de Tokio, ¿le ilusionan?
R: Están a la vista y poco a poco los empiezo a ver. Aún no está el nerviosismo total, pero me gustaría llegar de la mejor manera posible física y mental. Ojalá pueda conseguir cosas bonitas en individuales y dobles con Dani Caverzaschi.

P: ¿Qué recuerdo guarda de los Juegos de Río?
R: Fueron una experiencia única. Jugué dos partidos en la pista central. Frente a un brasileño con el público en contra y al día siguiente contra Gustavo Fernández. Esa semana fue única, me ha marcado desde entonces. Conseguir el diploma en dobles con Dani fue único. Creo que igual era un poco joven, pero estaba contento por clasificarme.

P: ¿En qué momento se encuentra el tenis paralímpico español?, ¿cuál es su diagnostico?
R: Está viviendo una época muy buena. Dani y yo tiramos hacia arriba, pero hace falta algo de promoción. No veo a chicos jóvenes en silla y eso me parte el corazón. Yo cuando empecé tenia diez u once años y querría ver gente nueva. Está muy bien apoyado y ojalá todos juntos podamos llevarlo a lo más alto.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

Resultados Nacional Tenis Silla

De La Puente derrota a Caverzaschi en el Nacional de Tenis en Silla

Martín de la Puente ha derrotado a su compañero y amigo Dani Caverzaschi en la gran final del Masters Nacional de Tenis en Silla por un marcador de 6-2 y 7-5 tras un gran torneo disputado en el Real Club de Tenis Polo de Barcelona.