medallas mundiales piraguismo junior sub-23
Pablo Graña y el K4 femenino en el pdio. Foro RFEPiragüismo

España suma 5 medallas en Mundiales Piragüismo junior y sub-23

Dos medallas de oro y tres de plata ha sumado la representación española en los Campeonatos del Mundo de Piragüismo Sprint, categoría sub-23 y junior disputados en Rumanía.

Las medallas de oro fueron para el k4 500 metros, sub-23, compuesto por Pelayo Roza, Albert Marti, Juan Oriyés y Pedro Vázquez, que marcó en meta un tiempo de 01:20.656. La segunda plaza fue para Bielorrusia en un apretado final, que acabó a solo 56 milésimas.

La otra medalla dorada se la colgó Pablo Graña en C1 200 metros, junior. Empleó un tiempo de 42.316. La plata fue para el ucraniano Denys Filatov, a seis centésimas.

Platas femeninas

Si las dos medallas de oro fueron en categoría masculina, las tres de plata fueron en la femenina. Así Camila Morison y Laia Pelach acabaron segundas en los 500 metros K2, categoría sub-23. La pareja española llegó a meta tras las Justyna Iskrzycka y Paulina Paszek, que marcaron un tiempo de 01:42.316. Morison y Pelach entraron a solo 204 milésimas.

La segunda plata obtenida en esta última jornada, fue para María Pérez y Antía Jacome, en los 500 metros sub-23 C2. Las españolas entraron con un tiempo de 46.544, a poco más de medio segundo de las ganadoras, las serbias Nikolina Mijuskovic y Nikolina Milic.

El sábado, se consiguió la primera medalla en el K4 junior 500 metros, compuesto por  Carolina García, Barbara Pardo, Carla Sieiro y Aida Bauza. La embarcación española marcó un tiempo de 01:49.980, a menos de medio segundo de las ganadoras, el cuarteto húngaro.

 

Además, pudo haber aumentado el número de medallas, debido a los cuatro cuartos puestos de la jornada del sábado.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

promesas futbol femenino espanol

Las alegrías que quedan por llegar del fútbol femenino español

Las nuevas generaciones del fútbol femenino español no dejan de dar alegrías. La última la de la sub-17 que se hizo con el título continental, en una temporada en la que también se aspira a mucho con el Europeo sub-19 y los Mundiales sub-20, en agosto en Francia, y sub-17, a finales de año en Uruguay.