Miguel lópez corona
Miguel Ángel López entra victorioso en la prueba de 20Km Marcha de los Mundiales de Pekín 20015.

Miguel Ángel López, en busca de su corona olímpica

Todos le dan a Miguel Ángel López como el gran favorito en los 20km Marcha de los Juegos Olímpicos de Río 2016, pero este murciano sabe lo que le ha costado llegar hasta aquí y el trecho que todavía le queda para subir a lo más alto del podio.

Precisamente una de las cualidades de este marchador, de 28 años, es saber llegar y comportarse ante las grandes competiciones.

Campeón del Mundo y de Europa, Miguel Ángel López llega a la cita olímpica, la segunda en su carrera tras el quinto puesto en Londres 2012, conocedor de sus opciones y con el trabajo bien hecho, pero con mucho respeto a sus rivales.

Trabajo bien hecho

“Me encuentro con buenas sensaciones, el trabajo está hecho, bien hecho. Las sensaciones aquí en Río han sido muy buenas, ahora falta esperar estos días, cuidarse lo máximo posible, seguir descansando y a ver qué pasa el viernes. Espero tener buen día y encontrarme bien”, afirma el marchador.

Miguel lópez corona
Besa la medalla de Pekín 2015

Y es que el murciano sabe que todo tiene que salir bien para optar a medalla. “Espero estar en la lucha por las medallas. Ojalá que tenga un buen día y pueda conseguirlo”.

Sobre la carrera que espera, afirma que “hay que tratar de ir lo más adelante posible por los ataques que pueda haber”, al tiempo que destaca que la humedad y el posible viento pueden ser factores a tener en cuenta.

López asegura que no siente presión ante el escaso botín en el medallero conseguido hasta ahora por la delegación española, ya que solo piensa en preparar la competición.

“Si vienen más medallas al final hace que todo el mundo se venga arriba y nos animemos más. Espero que venga una el viernes por parte de la marcha”, deseó.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

figueroa garrigos

Figueroa y Garrigós, cerca de luchar por las medallas en el Mundial

Los españoles Julia Figueroa, que cayó en la repesca de -48 kilos, y Francisco Garrigós, que hizo lo propio en cuarta ronda de -60, se quedaron cerca de luchar por las medallas en los dos primeros pesos disputados en los Mundiales de judo de Bakú.