Miguel Luque Sergi Mingote Estrecho
Miguel Luque y Sergi Mingote, protagonistas del reto de cruzar a nado el Estrecho de Gibraltar. Foto EFE

Miguel Luque y Sergi Mingote cruzan juntos a nado el Estrecho

Rafael Peña

Las costas de Tarifa y Marruecos están separadas por el Estrecho de Gibraltar, 16 kilómetros de agua que ejercen de barrera natural entre dos continentes. Esa es la distancia que han recorrido a nado el medallista paralímpico Miguel Luque y el alpinista Sergi Mingote.

Junto superaron un reto en el que contaron con el apoyo de la APINDEP, una asociación que lucha por los derechos y la inclusión de personas con diversidad funcional.

Menos de cinco horas

Ambos deportistas llegaron a tierras marroquíes después de 4 horas y 57 minutos y tras recorrer 17,2 km ya que las corrientes marinas provocan que nunca sea posible unir Europa y África en línea recta nadando, según ha informado a Efe la Asociación de Cruce a Nado del Estrecho de Gibraltar (ACNEG), que homologa oficialmente los registros.

Así, Luque, natural de Granollers, localidad en la que nació hace 40 años, añade un hito más a un excelso palmarés cuyo último éxito alcanzó con una plata en los 50 metros braza en los Juegos de Río.

Precisamente en esa prueba, el nadador catalán es uno de los referentes de la natación. No obstante, ha cosechado sucesivas medallas desde Sídney 2000 (en total: dos oros, dos platas y un bronce), además de subirse al podio de los Mundiales en varias ocasiones.

Luque, nadador paralímpico y Mingote, alpinista, afrontan juntos diferentes retos solidarios

Por su parte, Mingote ha coronado la cumbre más alta del mundo, el Everest, por ambas caras. Además, holló la cima de otros dos ochomiles, el Cho Oyu y el Shisha Pangma.

Igualmente ha realizado incursiones por terrenos hostiles como el hielo patagónico o el desierto libio de Djanet. Durante los últimos años, es un habitual en las competiciones de ultrarresistencia donde ha completado travesías en bicicleta por los Alpes, los Dolomitas y la Transpirenaica.

APINDEP

De esta manera, la pareja de deportistas continúa con su periplo por diferentes retos de superación personal en los que recaudan fondos para distintas causas solidarias.

En este caso, los beneficiados han sido los niños y jóvenes de la asociación APINDEP, algunos de cuyos miembros acompañaron a los nadadores a bordo de una embarcación desde la que ofrecieron todo su apoyo durante las cinco horas de esfuerzo en el mar.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

Eurafrica trail

Eurafrica Trail, un reto por las dos orillas del Estrecho

El desafío intercontinental que Eurafrica Trail planteará entre los días 11 y 15 de octubre un bonito reto deportivo para los amantes de las carreras de montaña por las dos orillas del Estrecho.