Practico Deporte
Natación sincronizada Glasgow
El dúo mixto español logró el bronce con bastante margen respecto a Grecia. Foto Instagram Berta Ferreras.

Berta Ferreras y Pau Ribes dan la primera medalla en Glasgow

Pau Ribes y Berta Ferreras han dado a España su primera medalla en estos Europeos de Glasgow 2018, al llevarse el bronce en la modalidad de rutina técnica mixta con una puntuación de 82.32.

Ambos realizaron una gran actuación en una coreografía diseñada por la eterna Gemma Mengual y que ha gustado muchísimo durante la temporada. De hecho, en este Europeo, el dúo español no ha alcanzado las puntuaciones que ha ido obteniendo durante la temporada.

En una final entre cuatro parejas, solamente Grecia se quedó sin premio. Rusia se llevó el oro con 89.58 e Italia la plata gracias a sus 88.69.

Por otra parte, Paula Ramírez y Sara Saldaña se han quedado a apenas unos pocos centímetros de la medalla de bronce en la final de dúo técnico de los Campeonatos de Europa de Glasgow 2018. 

Sin Ona Carbonell, descansando este año por su carga en las últimas temporadas, la pareja que se estrenaba internacionalmente ha brillado y se han quedado a las puertas de lograr una medalla que habría sido histórica.

Suele costar muchos años lograr una compenetración ideal en la piscina y Ramírez y Saldaña lo han logrado en apenas unos meses. Se han ido hasta los 89.52 puntos, a tan solo cuatro décimas de las italianas, que llegaron a los 89.75.

Ejercicio fantástico

Con la banda sonora de “Super bad“, de James Brown, las españolas emocionaron a la piscina con el ejercicio que ya que estrenaron en el Super Series de Japón. Compitieron realmente bien y realizaron un gran ejercicio. Solamente ellas saben lo que han trabajado durante todo 2018 y aunque faltaron algunos elementos por pulir, la carta de presentación fue fantástica.

Como siempre, Rusia no dio opción a nadie, fueron las mejores y se llevaron el oro. Ucrania se quedó la plata y las mencionadas transalpinas el bronce. Pero lo más importante es que España está ahí, en la pelea por las medallas y por los podios.

Glasgow 2018 ya ha empezado con fuerza, después de un primer día de aperitivo y España ya vislumbra una primera medalla en la natación artística, más concretamente en la rutina libre por equipos, en la que ha finalizado en tercera posición la ronda previa.

La final será este sábado, pero si repite actuación y ninguna de las que han quedado por detrás mejora ostensiblemente, la delegación de España se apuntará esa presea. Ojalá sea así porque el ejercicio de las chicas visto en la piscina en esta primera jornada ha sido realmente muy meritorio, merecedor de esa medalla a la que se aspiraba.

Las rusas, intocables

Con una coreografía basada en la vida laboral de una fábrica, el equipo español gustó a todo el mundo, hasta el punto de irse a los 91.33 puntos, una muy buena marca, que la situó en tercera posición final. Por delante solamente estuvieron las intocables rusas, que exhibieron todas sus cualidades y obtuvieron 95.50 y Ucrania, que terminó con 93.43.

Con mucho ruido de metales y simulando incluso una huelga en la parte final de la actuación, España bordó la parte acrobática, algo que seguramente le ayudó para superar la barrera de los 90 puntos, la que suele dar acceso a las medallas.

Por detrás, aunque nada lejos, se quedó Italia, con 90.83. Seguramente entre España y las transalpinas estará esa medalla de bronce si no ocurre nada fuera de lo habitual en la gran final.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

Europeo ausencias Belmonte Carbonell

España, huérfana de sus sirenas Belmonte y Carbonell

Entre Mireia Belmonte y Ona Carbonell suman 25 medallas en Campeonatos de Europa, sin embargo, este 2018 descansarán para preparar con mayores garantías el Campeonato del Mundo de Corea del próximo año. España está en su derecho de añorar a dos auténticas estrellas mundiales.