néstor abad juegos
Néstor Abad en su ejercicio de barras paralelas en los Mundiales de Glasgow

Néstor Abad afirma que los Juegos son muy bonitos pero que él va a competir

El gimnasta Néstor Abad (Alcoy, 1993) está convencido de que el entorno de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro será espectacular, de hecho  confesó haber estado enganchado como espectador a la cita olímpica en anteriores ediciones, aunque ahora, recalcó, lo que le importa de verdad es la competición.

“Yo voy a lo que voy, que es a competir”, insistió el gimnasta alcoyano en una entrevista con Efe.

Objetivo, llegar a la final

El gimnasta afirmó que regresará contento si completa una competición con la que se sienta satisfecho. “Eso supondrá estar en la final y entre los ocho mejores en el concurso general”, puntualizó.

Su objetivo es acabar entre los ocho mejores en el concurso general

Por aparatos, cree que en la barra fija y en las paralelas es donde tiene opciones de conseguir mejores resultados y que la clave estará “en la cabeza, en estar centrado el día de la competición y tener la convicción de que va a salir bien”.

En cualquier caso, con su presencia en Brasil cumplirá la premonición que tuvo cuando vio sus primeros Juegos por la televisión.

“Me acuerdo de estar siempre enganchado viendo los Juegos. De los primeros que me acuerdo es de los de Sídney y de que, con la inocencia de un niño, le dije a mi padre que yo quería estar ahí”, apuntó.

Londres 2012

Hace cuatro años tuvo opciones de acudir a Londres, pero la primera de las dos lesiones que ha sufrido en la rodilla derecha le apartó de una competición para la que, por otra parte, creía que no estaba listo.

“No me lo tomé como una decepción porque creo que no estaba preparado para los Juegos. Era muy joven y no me sentía capaz aunque ahora lo veo y puede que hubiera ido y hubiera competido”, apuntó.

Tras esa primera lesión, sufrió otra en 2015, pero Abad cree que ambas le han ayudado a ser más duro mentalmente. “Cuantos más malos momentos pasas, más aprendes y sabes lo que quieres y eso hace que tengas las ideas más claras y te esfuerces más”, aseguró.

Néstor cree que las dos lesiones graves que tuvo le han ayudado y ha hecho que tenga “las ideas más claras”

Las largas recuperaciones que tuvo que realizar le enseñaron también a tener paciencia. “Es un proceso duro pero si tienes paciencia y no te ansias por estar bien de repente, se pasa. Tienes que ir día a día y te vas animando, pero si intentas estar bien pronto acabas frustradísimo”, confesó.

Este año la frustración llegó en la propia competición, al no ser España capaz de clasificarse por equipos para estos Juegos. “Éramos conscientes de que era difícil, pero habíamos trabajado mucho. Es una pena porque no tiene nada que ver ir como equipo que ir sólo dos porque una ilusión conjunta vale mucho más que la de uno solo”, afirmó.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

gimnasia despedida río

La gimnasia española deja los nervios en casa y se lleva la ilusión y confianza hasta Río 2016

Los gimnastas españoles que participarán en los Juegos de Río 2016 tienen claro que si quieren volver con alguna medalla, lo primero es dejar en España los nervios típicos de una gran competición y solo llevarse la confianza del trabajo realizado y la ilusión de poder hacer algo grande para el deporte y la gimnasia española.