organización competiciones coi
Inauguración de los pasados Juegos Olímpicos en Río de Janeiro. Foto archivo EFE

La organización de competiciones, ¿gasto o inversión?

Natalia Arriaga

La dificultad del COI para encontrar ciudades dispuestas a ser sede de los Juegos Olímpicos y las pérdidas millonarias generadas por algunas competiciones deportivas contrastan con los beneficios arrojados por otros torneos y el creciente interés por disciplinas como el triatlón, y alimentan una duda: el dinero que va al deporte ¿es un gasto o una inversión?.

La cancelación esta semana del próximo Tour de Catar, por falta de financiación y a solo un mes de que los ciclistas tomaran la salida, es el último ejemplo de las dificultades para sacar adelante algunas pruebas deportivas. Incluso en Oriente Medio.

¿Quien quiere unos Juegos?

Solo tres ciudades –París, Budapest y Los Ángeles– aspiran a organizar los Juegos Olímpicos de 2024, después de que los ayuntamientos o los ciudadanos en referéndum decidieran retirar las candidaturas de Hamburgo y de Roma.

El 13 de septiembre se elegirá la sede de los Juegos Olímpicos de 2024

La crisis económica de los últimos años y el impacto que causó en los corrillos olímpicos saber que Rusia se había gastado en los Juegos de Invierno de 2014 unos 50.000 millones de dólares asustaron a otras aspirantes interesadas en futuras sedes.

jjoo24
Budapest, Los Ángeles y París, candidatas a organizar los JJOO2024

Cuando el próximo 13 de septiembre los miembros del COI se reúnan en Lima para elegir la sede de 2024, las votaciones quedarán reducidas a la mínima expresión, con solo tres ciudades en liza. Lo peor para el COI es que esta escasez puede convertirse en tendencia: la última elección, la de los Juegos de Invierno de 2022, fue un mano a mano entre Almaty y la ganadora Pekín.

Hay que adaptar los Juegos al modelo de ciudad que ya existe

Juan Antonio Samaranch, vicepresidente del COI, opina que la solución para que la organización de competiciones deportivas sea rentable pasa por hacer de ello “un medio, en lugar de un fin”.

“La primera pregunta que debe hacerse todo municipio, ciudad o país que quiere organizar algo es para qué. Si encuentra la respuesta correcta, la competición no será ni un gasto ni una inversión, sino un catalizador de inversiones. Este es el modelo. Pero aplicarlo no es fácil”, admite Samaranch.

“Hay muchas respuestas a ese para qué, todas muy nobles: para fomentar el deporte, para aprovechar unas instalaciones, para satisfacer a una afición muy fiel a un deporte en una zona, para acelerar la inversión en infraestructuras…”, enumera el dirigente español.

Agenda 2020

Samaranch estima imprescindible “encajar la competición en el desarrollo sostenible y financiero de la zona geográfica” y en esta dirección apunta, asegura, la Agenda 2020 del COI. “Hay que dejar de adaptar la ciudad a un modelo de Juegos Olímpicos y adaptar los Juegos al modelo de ciudad que ya existe”.

“Si para una competición hay que hacer cuatro pistas de entrenamiento, que se hagan en cuatro barrios distintos que estén necesitados de infraestructuras”, pone como ejemplo.

“Hay que revisar el sistema de asignación”

En la elección de Lima, dice, tiene que verse cómo se prima esta filosofía. “Es muy satisfactorio ver cómo Los Ángeles, Budapest y París se han enganchado a la idea. Sus primeras presentaciones rezuman agenda 2020 por todos los lados”, asegura.

“Creo que el COI tiene que hacer una reflexión muy seria. En este ambiente social, hay que revisar el sistema de asignación de los Juegos. El proceso busca la mejor alternativa, pero hoy es una máquina de generar perdedores. Sé el problema, pero no sé la solución”, apunta el vicepresidente del organismo olímpico.

Organización fallida

También ha generado frustración, entre ciudadanos y partidos, el resultado de la comisión de investigación abierta en el Ayuntamiento de Ponferrada para examinar los Mundiales de Ciclismo disputados en esta localidad en 2014 y que, según las primeras conclusiones, tuvieron un coste de 11 millones de euros.

Mundial de Ponferrada. Foto archivo EFE
Mundial de Ponferrada. Foto archivo EFE

Con los Mundiales, que estuvieron hasta última hora en peligro de ser retirados a Ponferrada precisamente por los problemas financieros, “el ayuntamiento se metió en una deuda que sigue arrastrando, sobre todo por algún crédito o por cantidades con una empresa concesionaria del propio ayuntamiento, que a lo mejor es legal, pero racional no es”, dijo Miguel Ángel Fernández, presidente de la comisión de investigación.

Los once millones destinados a los Mundiales pudieron dedicarse en su lugar, según Miguel Ángel, “a una inversión popular muy importante”.

Los Mundiales de Ciclismo de Ponferrada tuvieron un coste de 11 millones de euros

“Cada institución debe asumir las inversiones de las que sea capaz”, afirmó. “Desde el propio estado tampoco hubo la ayuda esperada y los patrocinadores no llegaron pese a que el entonces alcalde y el concejal de Hacienda presumían de tenerlos ya asegurados”.

Deportes rentables

La organización el pasado noviembre en Bilbao de los Mundiales júnior de bádminton tuvo, en cambio, un impacto económico que, a falta de cerrar los últimos datos, se calcula como mínimo en dos millones de euros.

El surf, el bádminton o las actividades de montaña son deportes que  todos quieren acoger

Triatlon
XXIX Congreso de la Unión Internacional de Triatlón celebrada en Madrid.

La Federación Española no descarta que esa cifra pueda llegar a doblarse, y eso sin contar la visibilidad dada a la ciudad de Bilbao en Asia, donde el bádminton cuenta con millones de seguidores. De hecho, China y Japón acapararon todos los títulos en la pista.

El triatlón es otro ejemplo de deporte que todos quieren acoger. La Unión Internacional tenía tantas peticiones para organizar pruebas de la Copa del Mundo que tuvo que ampliar el circuito de 10 a 17 citas para dar opción a más candidatas.

Incluso el surf, revitalizador de zonas turísticas que tenían escaso público fuera de la temporada de verano, o las actividades de montaña y al aire libre participan también del cupo de deportes que, con una inversión ajustada a su potencial, han demostrado que son capaces de cambiar el gasto por la rentabilidad.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

Mujer dirección deportiva

La mujer en la dirección deportiva, una asignatura pendiente

Nueve de las diecisiete medallas que España se trajo de Río, cuatro de ellas de oro, las ganaron mujeres en clara demostración del crecimiento del deporte femenino, que ya se colgó en Londres 11 de los 17 metales, aunque dorados fueron dos menos.