proyecto salvavidas
Demostración realizada durante la presentación de la campaña.

El Proyecto Salvavidas fomenta los desfibriladores contra la muerte súbita

El Proyecto Salvavidas ha presentado este miércoles una campaña para concienciar a la sociedad de la importancia de aprender técnicas de reanimación y primeros auxilios y lograr una mayor implantación de desfibriladores semiautomáticos, con el objetivo de reducir también la muerte súbita de deportistas.

El proyecto ha contado con la colaboración de futbolistas como Alex Fernández y Nacho Fernández (Real Madrid), que se han unido en esta lucha por la prevención contra la muerte súbita en un acto celebrado en la academia de fútbol NAF San Gabriel, en Alcalá de Henares.

El fundador del proyecto, Rubén Campos, ha explicado en la presentación que el objetivo de la campaña es conseguir que cualquier lugar público, empresa o club deportivo disponga de un desfibrilador y de la formación necesaria para poder usar en caso de necesidad.

Unas 4.500 vidas se salvarían si se actuara con un desfibrilador durante los primeros cinco minutos

El fundador ha indicado que son 30.000 las personas que fallecen al año en España por paradas cardiacas, y que cerca de 4.500 vidas se salvarían si se actuara con un desfibrilador durante los primeros cinco minutos.

Fáciles de usar

Campos ha asegurado que estos equipos son muy sencillos de utilizar y pueden instalarse en cualquier instalación con alquileres y precios muy bajos, o a través de campañas solidarias que se hacen anualmente para instalarlos en los centros que no pueden afrontar el pago.

En este sentido, ha explicado que la organización entrega pulseras solidarias que se venden de forma altruista y con cuyos fondos se pueden adquirir desfibriladores y la formación necesaria para usarlos.

El jugador del Real Madrid Nacho Fernández ha participado en una demostración sobre el uso del desfibrilador, tras lo que ha señalado que cualquiera puede aprender a usarlo y salvar vidas.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

Ricardo García tratando a una paciente en su clínica.

Los fisios preocupados por el instrusismo de los masajistas

El fisioterapeuta Ricardo García defendió la profesionalidad y preparación de sus compañeros, de titulación universitaria, frente al intrusismo de los centros de masaje en los que el tratamiento al paciente "no tiene las mínimas garantías y suele estar en manos de personas que ejercen con un diploma que se sacan en apenas tres meses".