raul torras mossos circuito
Raül Torras en acción. Foto Chris Usal

Raül Torras, de la moto de Tráfico de los Mossos a la adrenalina del circuito

Sagrario Ortega

“Caerse es parte de correr, hay que levantarse, recuperarse y volver a luchar”. Lo dice Raül Torras, un mosso d’Esquadra que de vez en cuando cambia la moto de Tráfico por su Yamaha R1 para probar la adrenalina de los circuitos urbanos de velocidad del mundo, las road races.

Una caída ayer mismo en los entrenamientos le ha fracturado la clavícula y le ha fisurado varias costillas, además de los daños irreparables que ha sufrido su moto.

Torras no podrá correr el domingo en la 52 edición de Grand Prix de Macao, en China, donde se encontraba ya desde hace días con su mecánico Carlos Ateca. “”Gajes del oficio”, dice resignado el policía autonómico en contacto telefónico con Efe.

Circuito urbano

Se trata de una de las road races más importantes y peligrosas del calendario anual, que se desarrolla en un circuito urbano de poco más de seis kilómetros y a la que acuden cada edición miles de aficionados.

Antes del percance, Torras habló con Efe de su pasión por las motos, tanta que cuando ingresó en los Mossos en 1998 enseguida quiso opositar para la unidad de Tráfico, en la que lleva trabajando desde 2000, cuando Cataluña recibió las transferencias en esa materia.

Destinado en el sector de Vic, al norte de la provincia de Barcelona, Torras intenta sacar tiempo de esa su otra pasión, la de la función pública para contribuir a que la sociedad viva mejor, para entrenar y participar en todas las competiciones de velocidad que pueda.

La primera moto

Fue en 1996 cuando empezó en el mundillo. Había terminado COU y se puso a trabajar. Pudo comprarse su primera moto de carreras, de motocross. “Era lo más barato y tenía un circuito cerca de casa. Lo más fácil para empezar”, relata Torras.

raul torras mossos circuito
Raül Torras durante la presentación del Gran Premio de Macao.

En el año 2000 ya ganó sus primeros campeonatos de motocross y de carreras americanas. Luego dio el salto a la velocidad y participó en los Yamaha GP Challenge, en campeonatos de España y hasta quince veces en las 24 horas de Catalunya, una carrera de resistencia que se celebra en Montmeló.

Pero Torras hace tiempo que optó por las road races, carreras urbanas prohibidas en España, que se celebran en circuitos peligrosos. “Te dan una sensación que no se dan otras”, comenta este agente.

Y es que, según explica el piloto, se alcanzan “los 300 kilómetros por hora en carreteras viejas, con muchos baches, con una anchura que no llega a los seis metros”. “Te sientes vivo, por definirlo de alguna forma”.

No tiene fácil compaginar el trabajo en su unidad de Tráfico con los entrenamientos, aunque Torras reconoce que sus compañeros le cambian el turno, un favor que luego les devuelve.

Las road races son una carreras urbanas, que están prohibidas en España, y que se disputan en circuitos peligrosos

Con semanas de trabajo policial con turnos diferentes, que incluyen festivos, y con operaciones y dispositivos especiales a lo largo del año, encontrar tiempo libre para ir al gimnasio, montar en bicicleta y entrenar, además de preparar la moto, no resulta fácil.

A veces, para poder asistir a un campeonato, Raül Torras ejerce de policía de Tráfico hasta 15 días seguidos sin descanso. “Es duro, pero si te gusta algo, algo te cuesta”, enfatiza.

En los últimos años ha participado en las carreras más importantes del mundo de esta especialidad y necesita cogerse las vacaciones para ello, porque tiene que estar fuera de su casa tres semanas.

Para prepararse para las road races, y ante la dificultad de hacerlo en el lugar donde va a competir, las nuevas tecnologías le ayudan a conocer, a través por ejemplo de la visualización de vídeos, todos los detalles del circuito.

Entreno con videojuego

Cómo son las curvas, dónde pueden estar los puntos de frenada y de aceleración, los de adelantamiento….son detalles de los que Torras se empapa antes de conocer in situ el circuito. Incluso, hace uso de videojuegos, muy avanzados en la actualidad.

A Macao llegó invitado -solo se puede participar así- gracias a los buenos resultados que ha obtenido, con su equipo Martimotos, en otras carreras internacionales, como la TT de la Isla de Man o la de Ulster, en Irlanda, una de las más importantes, donde quedó en el puesto 14 entre 40 participantes.

En los entrenamientos de Macao, Torras había hecho el quinto mejor tiempo del día, pero la caída frustró sus esperanzas para el domingo. Gaje de un “oficio” de 20 años que piensa seguir ejerciendo.

raul torras mossos circuito
Raül Torras en la presentación del Gran Premio de Macao.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

Ibiza Marathon récord

El Ibiza Marathon, camino de récord ya con dos mil inscritos

El Ibiza Marathon, que también incluye una carrera de 12K y la nueva modalidad de medio maratón por relevos (21K + 21K), se acerca camino de récord a su fecha de celebración, que tendrá lugar el sábado 6 de abril.