Román Luna
Román Luna mantiene su compromiso de difundir esta dura enfermedad, la Esclerosis Múltiple, este año bajo el lema #EMenPrimeraPersona. Foto: archivo autor

Román Luna, el running como superación a la esclerosis múltiple

David Ramiro

Román Luna (Marcos Juárez, Argentina; 1974) lleva una vida que se podría considerar ‘normal’, dentro de las dificultades que supone convivir con la esclerosis múltiple, una enfermedad que le fue diagnosticada en 2012 con 38 años.

No siente sus extremidades pero ha conseguido volver a correr, aunque después de cada carrera tenga que someterse a baños de hielo. Duerme poco, un máximo de tres horas seguidas, ya que sufre de incontinencia urinaria.

Su mujer, Natalia, y sus dos hijas, son el mayor apoyo de este deportista que con catorce años apuntaba a gran jugador de fútbol al destacar en las categorías inferiores de Newell’s Old Boys, River Plate y hasta jugó un partido en Boca Juniors. Posteriormente, como licenciado en Periodismo, la vida le llevó por otros caminos.

P: ¿Cómo recuerda aquel 2012, con 38 años, cuando le diagnosticaron EM?

Shock, esa es la definición exacta, así recuerdo ese momento en el que mi neurólogo, Jorge Correale, me informa del diagnóstico. Fue un shock emocional que jamás voy a olvidar, porque de repente y para toda la vida iba a tener una compañera de ruta.

Agradezco que en ese momento estaba junto a mi compañera de vida Natalia, madre de mis dos bellos hijos, Valentina y Bautista, son mi sostén y además mi conexión. Con el tiempo, terapia psicológica y psiquiátrica de por medio, fui asimilando esta condición de salud con la que intento convivir de una manera no limitante ni de autodestrucción.

No es para nada fácil asumirla, tanto el paciente como el entorno familiar atraviesa por un estado de desconcierto, angustia y desazón que nos pone frente a frente con los miedos e inseguridades propias de cada ser humano. La negación está a la orden del día y para escaparnos de ella, les aseguro que la lucha es diaria, además de necesaria.

Román Luna
Román junto a su mujer y sus dos hijas. Foto: archivo autor

P: ¿Qué papel ha jugado en su recuperación física y anímica el deporte?

El deporte me salvó la vida y me saco del profundo pozo al que había caído a finales de 2017. La depresión visito mi geografía humana.

Por otro lado, y muy a pesar de todas las dificultades físicas que tengo en la actualidad, el deporte y la familia son pilares fundamentales para mantenerme en pie. El deporte me hizo reencontrarme con una etapa de mi vida hermosa, que fue cuando jugaba al fútbol. Además, la actividad física responsable es fundamental, siempre asesorados por profesionales.

Admirador de Serrat

P: ¿Qué es ‘Hoy puede ser un gran día’?

Es una herramienta para difundir y sensibilizar a la sociedad respecto a la esclerosis múltiple e intentar que la sociedad se ponga en el lugar del otro para comprender, por ejemplo, que siente un paciente que carga con la enorme tarea de visibilizar conductas y características que son en muchos casos invisibles para el entorno.

Inspirado en la letra del cantautor Joan Manuel Serrat, este proyecto solidario tiene como ejes fundamentales la motivación, el deporte, la salud y la comunicación. En este contexto además hacemos hincapié en la importancia de realizar actividad física para mejorar la calidad de vida, tanto de los pacientes como de los ciudadanos en general.

Siento que “Hoy puede ser un gran día” es un reto compartido porque surgió a partir de una realidad concreta, desde lo más íntimo de mi ser pensé, alguien tiene que hacer algo, no podemos quedarnos de brazos cruzados esperando ser comprendidos, contenidos o victimizados.

P: ¿Qué ha encontrado en el running que no encuentre en otro deporte?

El running para mí es un estilo de vida, un espacio de reflexión, de encontrarme conmigo mismo, de volar en el buen sentido de la palabra. A pesar de que es un deporte individual, especialmente lo hago con un grupo de entrenamiento de elite que se llama SportTream, espacio donde se genera un ámbito de camaradería y contención casi familiar.

Román Luna
Román Luna es admirador de Serrat, del que ha tomado prestado el título de una canción para su proyecto solidario. Foto: archivo autor

Quiero aclarar que esta actividad física es monitoreada constantemente por mi equipo médico. Opté por el running y no por otra disciplina porque para mí no tiene límite de edad, como la esclerosis está con vos donde vayas para toda la vida. A propósito de esta convicción muchas veces digo en mis redes sociales una frase que sintetiza esta idea “Mientras pueda correré”.

P: Ahora que ya han pasado años, ¿cómo se motiva a una persona que es diagnosticada con EM?

Es muy particular, porque cada caso de EM, como de cualquier otra patología es diferente en cada persona. En este sentido y teniendo en cuenta todos estos factores, que no son menores, y al ser un comunicador social y amante de la redes sociales trato de motivar desde mi historia verídica, sin guión, ni estridencias, ni relatos que plantean metas inalcanzables o estereotipos irreales.

Todo esto sumado a los canales de comunicación que tengo a disposición, mostrando a diario mi experiencia personal. Es así de simple y hermoso, se genera un feedback virtual realmente conmovedor. Un ida y vuelta, un circuito virtuoso donde quienes me siguen valoran el esfuerzo que realizo viéndolo como algo posible de hacer aun con todos los obstáculos que cada uno enfrenta, y por mi parte recibo la dosis de ánimo y fuerza desde distintas partes del mundo, que me hacen sentir que fue la decisión correcta. Quienes quieran sumarse a esta propuesta pueden seguirme en redes (runnerconem).

Fútbol argentino

P: Cuando se enteraron de su caso, compañeros de River, Newell’s o Boca le ayudaron o ha tenido contacto con ellos este tiempo.

En mi caso particular no fue necesario pedir ayuda a los compañeros del fútbol, pero si estoy en contacto con muchos de ellos, con quienes viví momentos inolvidables de mi vida. Tengo planeado en algún momento hacer una campaña por la Esclerosis Múltiple y ahí si me van a dar una mano seguramente. El jugador de fútbol es muy solidario de por sí.

Quiero aclarar que muchos de mis amigos del ambiente futbolero me han manifestado personalmente su solidaridad. La popularidad que tiene el fútbol en el mundo y especialmente en Argentina nos daría mucha visibilidad y eso a nosotros los pacientes nos ayudaría, indudablemente.

P: ¿Qué planes profesionales tiene actualmente?, ¿sigue trabajando en comunicación?

Mi objetivo para este año es correr en agosto los 21K de la tradicional Media Maratón de la Ciudad de Buenos Aires, y para llegar bien me estoy cuidando y entrenando a tope. Espero que la salud me lo permita, eso en materia deportiva, como también seguir apuntalando “Hoy puede ser un gran día”.

En lo profesional continuar trabajando como siempre, en las medidas de mis posibilidades, asesorando a diferentes empresas en materia de prensa y comunicación, dando charlas motivacionales y continuar como director del diario SaludNews24. 

practicodeporte@efe.com

Te puede interesar

Álvaro Arriba esclerosis múltiple

Álvaro de Arriba y su promesa de ayuda a la esclerosis múltiple

Es muy importante ser un campeón dentro de la pista, pero casi que lo es más serlo también fuera de ella. Y eso es lo que es el atleta salmantino Álvaro de Arriba, quien pondrá en marcha este jueves 21 de marzo el sorteo solidario de la indumentaria con la que se proclamó campeón de Europa de 800 metros lisos.