Ryan Sandes ultra-trail
Ryan Sandes ofrece en un libro ameno un recorrido por algunos de los trails más duros del mundo.

Ryan Sandes ‘abre caminos’ por el mundo a base de carreras

El campeón de ultra-trail Ryan Sandes presenta ‘Abriendo camino’ (Roca Editorial), un libro que trasciende lo deportivo para mostrar la formación de un ser humano física y mentalmente excepcional.

Sandes (Ciudad del Cabo, 1982) nos introduce en su desestructurada familia sudafricana -sus padres se divorciaron en un país donde no era común hacerlo-, y al síndrome de espina dorsal que le diagnosticaron con 16 años que le imposibilitó jugar al rugby, el autor reconoce una juventud alocada que incluyó desde alcohol a setas alucinógenas pasando por mezcal.

Esas fiestas las abandonaría prácticamente de golpe cuando un absurdo desafío le impulsó a correr varios kilómetros y descubrió que aquello se le daba bien y le gustaba. Hasta entonces, que su padre fuera un veterano corredor de ultramaratones no había sido más que una anécdota en el álbum familiar.

De pronto, Ryan comprendió algunas cosas y ante él se desplegó un mundo de aventura que le exigía llegar a límites inexplorados, a conocerse y conocer a otra gente interesada por lo extremo.

Primer reto por el desierto

Su primera carrera fue de 250 kilómetros por etapas en una de las competiciones más duras del mundo, la 4 Deserts. Empezó por el desierto de Gobi. Durante siete días, seis de ellos compitiendo, soportó temperaturas radicales durante la noche y el día.

Durante los dos años siguientes venció también en desiertos como el Sahara, Atacama y las glaciales llanuras de la Antártida, convirtiéndose en el único ser humano que ha ganado todas las carreras de la 4 Deserts. 1.000 kilómetros en total.

Con un estilo directo, amistoso y a menudo divertido, Sandes narra cuánto disfrutaba corriendo y cómo se las ingenió para vivir haciendo lo que le apasionaba. Además, el libro tiene su componente práctico al incluir un apartado de consejos al final de cada capítulo. Entre otras, y curiosas recomendaciones, Sandes enseña a orinar sin dejar de correr o a cómo mantener a un patrocinador.

Homenaje a figuras del trail

El libro también pretende rendir homenaje a varias leyendas de la ultrarresistencia como Dean Karnazes, uno de los prologuistas, o Kilian Jornet, cuya técnica ayuda a Sandes a distinguir la dificultad de los montañosos trazados europeos, donde corredores muy dotados para superficies más llanas lo pasan peor.

Sandes es un hombre capaz de correr durante 41 horas y 49 minutos en las Drakenseberg rebajando en 20 horas el anterior récord de la carrera.

El Monte Fuji, Madagascar, Australia, África… Ryan Sandes recorre el mundo con unos pies más duros de lo normal -porque con frecuencia entrena descalzo-, extrayendo de cada experiencia una lección mientras subraya la importancia de su mujer Vanessa (otra ultracorredora), su familia o su equipo para salir adelante.

Su lema: “Parece que los contratiempos me sientan bien y puedo utilizar la decepción para motivarme”.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

Iten, viajes y libros, el particular universo de la atleta Raquel Landín

Iten, una pequeña aldea de Kenia situada a 2.500 metros de altitud y conocida por ser la meca del atletismo africano, se ha convertido en el punto de referencia de la corredora valenciana Raquel Landín.