Senderismo Córdoba
Cabra, Doña Mencía, La Carlota, Lucena, Luque, Puente Genil y Zuheros son estos municipios cordobeses con vías verdes para senderismo. Fotos Junta Andalucía

Senderismo en Córdoba por vías verdes accesibles

Antiguas vías del ferrocarril se han reconvertido en vías verdes accesibles para todo tipo de senderismo en varias localidades de la provincia de Córdoba.

Cabra, Doña Mencía, La Carlota, Lucena, Luque, Puente Genil y Zuheros son estos municipios cordobeses en los que lo que un día fue camino para trenes, hoy es una ruta de senderismo.

Vías verdes que tienen, además, accesibilidad para personas con movilidad reducida o discapacidad auditiva/sensorial, según explica un reportaje de la Junta de Andalucía que se ilustra con un vídeo.

444 km de vías verdes en Andalucía

El ferrocarril está íntimamente ligado al concepto de vías verdes. Son los antiguos trazados ferroviarios, ya en desuso, los que dieron lugar a senderos que, en el caso de las vías verdes de Andalucía, superan la veintena (juntas, éstas suman 444 kilómetros).

La Fundación de los Ferrocarriles Españoles, en funcionamiento desde 1985, ha sido la encargada de coordinar unas rutas caracterizadas por cualidades que van de la facilidad y seguridad a la máxima accesibilidad (así lo explica María Cruz Pena Castro, de la Universidad de Almería, en su “Estudio sobre turismo rural sostenible y su aplicación docente”).

Cinco vías verdes en Córdoba

Cinco son los itinerarios catalogados como vías verdes en Córdoba, si bien el nivel de accesibilidad varía en función de unos y otros. Son lugares de tránsito no motorizados y, por lo tanto, que promueven la movilidad sostenible, así como la práctica del paseo y del turismo en bici.

image_270589_jpeg_800x600_q85
Vía Verde Subbética

También de caminos como la Vía Verde del Aceite, que tiene su fin de trayecto en Puente Genil, y que surca previamente hasta 13 viaductos por los que discurrían los trenes del siglo XIX.

Estas propuestas de senderismo no solamente dan a conocer el entorno rural, la economía local: también son altamente accesibles al público general.

Esto incluye, claro está, a las personas con movilidad reducida: niños y niñas, gente mayor y senderistas con algún tipo de discapacidad.

Gratamente transitables

Al tratarse de trazados por donde pasaban los trenes, las vías verdes se caracterizan por la suavidad en sus pendientes y la amplitud de sus curvas, lo que hace que sean gratamente transitables.

Por otro lado, puentes y viaductos, amén de magníficos miradores, facilitan aún más si cabe la accesibilidad (así como los túneles que atraviesan montañas).

Al pasado ferrocarril se unen otros itinerarios correspondientes a vetustos trazados mineros y caminos públicos que nos retrotraen a tiempos en los que la subsistencia de quienes allí vivían dependían de estas industrias. En este sentido, el valor antropológico y etnográfico de estas rutas es muy destacable.

La Vía Verde de la Subbética, por ejemplo, pasa por pueblos como Luque, Zuheros, Doña Mencía, Cabra y Lucena, siguiendo el curso del antiguo Tren del Aceite, impulsado por Jorge Loring (conocido como Marqués de Loring a posteriori) en 1875.

Los paisajes del Parque Natural de la Sierra Subbética y la rica fauna aviar de la Laguna del Conde o Salobral -Reserva Natural en plena campiña cordobesa y refugio de especies ornitológicas en invierno- son lo más destacado..

Las Personas de Movilidad Reducida (PMR) podrán disfrutar de cinco de sus tramos, mientras que los visitantes con discapacidad intelectual no tendrán problema alguno con los puntos de decisión (cruces de caminos donde existen señalizaciones que indican las direcciones).

Espectacular vista en Zuheros

Las panorámicas que ofrecen viaductos como el de Zuheros, elevado a 104 metros, son espectaculares.

Destaca, dentro de las vías verdes accesibles en territorio cordobés, el sendero que va de la capital califal a la ciudad de Marchena: la Vía Verde de la Campiña Cordobesa y Sevillana. El camino puede iniciarse desde varios accesos recomendables para quienes se desplacen en coche pero vayan a realizar la ruta en silla de ruedas.

Cuatro son los tramos de la vía verde accesibles en general, lo que no quita que Personas de Movilidad Reducida (PMR) se encuentren con notoria dificultad en algunos puntos. Uno de los grandes atractivos de esta vía es el urbanismo barroco de La Carlota, muy representativo del estilo arquitectónico en la provincia.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

Hoz del Huécar

La 'Hoz del Huécar' celebra su trigésimo aniversario

La popular carrera conquense Hoz del Huécar, que tuvo su origen en 1987, llega el 21 de mayo a la estimable cifra de 30 ediciones.